Uruguay no pudo contra la toda poderosa Costa Rica


Promocionado como 'El partido del reencuentro', por aquello de la vuelta de la selección uruguaya al Estadio Centenario luego de varios meses, Uruguay y Costa Rica jugaron un partido amistoso en fecha FIFA donde nuevamente la atención estuvo centrada en Luis Suárez. Y en Keylor Navas.

El delantero de Barcelona y el portero de Real Madrid fueron el objeto de seguimiento de todas las miradas, y los jugadores pareciera que entendieron el mensaje pues cumplieron un mano a mano en más de una oportunidad, en partido que terminó igualado 3-3 y se definió en los penales.

Revancha de aquella victoria del combinado tico en el Mundial 2014, o ajuste de cuentas de la clasificatoria para Sudáfrica 2010. Uruguay y Costa Rica sumaron un nuevo capítulo a su reciente historial de compromisos trascendentes, ahora en el marco de la Copa Antel.

A estadio casi lleno, la salida al campo de Luis Suárez marcó la mayor ovación del público uruguayo, acaso correspondida luego ante cada embestida de Cristian Rodríguez, la explosión de Cavani o las situaciones que generó Suárez frente al arco del madridista.

De los jugadores que iniciaron el partido mundialista del mes de junio, nueve de Costa Rica desplegó sobre el campo su entrenador Paulo Wanchope. De Uruguay apenas tres repitieron: Muslera, Godín y Lodeiro, obedeciendo a un proceso de renovación que ha iniciado Tabárez con la inclusión de nuevas figuras.

Mientras el Presidente de la República observaba desde el palco "el último partido de la celeste bajo mi mandato" –al decir de José Mujica–, a los 12' comenzó Suárez a buscar el arco de Navas, con un disparo desde fuera del área.

A los 27’, nuevamente se enfrentaron los protagonistas del fútbol español. Una falta sobre la medialuna generada por el propio Suárez, y éste que ejecuta. El balón se fue apenas sobre el ángulo izquierdo del portero 'tico', anticipando otra jugada peligrosa que luego tendría a Diego Godín como ejecutante de un centro bien servido desde la izquierda, que controló Navas en dos tiempos.

En cuatro minutos –desde los 37' a los 41'– Costa Rica desplegó algo de su fútbol. Balón al pie, cambios de frente, y el gol que llega tras un rápido contraataque llevado por Campbell en base a velocidad. Desde allí, el centro al corazón del área de Bryan Ruiz y el golpe de cabeza de Saborío que dejó a Muslera como un simple espectador.

Excesivo premio para un seleccionado visitante que apenas contó con dos ocasiones claras, y el 50% de estas la aprovechó en gol.

El comienzo del segundo tiempo fue a puro gol. A los 4', Luis Suárez capitalizó un centro del 'Cebolla' y fusiló a Navas en el centro del área.

Pero el empate, la dedicatoria del 'Pistolero' a su gente y el festejo duró apenas 40 segundos. Fue Bryan Ruiz quien enmudeció al Centenario con un tiro rasante, de primera, sobre el vertical de Muslera. El 2-1 era nuevamente demasiado premio para un seleccionado que poco y nada ofrecía en ataque.

El entretenimiento de la noche uruguaya seguía siendo patrimonio de los delanteros celestes. Primero Suárez, a quien le cometen penal no advertido por el árbitro argentino. Luego Cavani tras pase de 'Lucho', quien remata a un metro de la portería de Navas sin dirección, ahogando el grito de gol de las 50 mil personas.

A los 63' vino la igualdad y con ello la justicia que habló de la realidad del partido. Apenas 19 años y un festejo emocionado para Josema Giménez, con golpe de cabeza, ante una floja resistencia de Navas. El central del Atlético de Madrid capitalizó una segunda pelota en el aire del área, y puso el 2 a 2.

Y el show de goles continuó a los 66’. Cavani golpeó la pelota de cabeza, pero parecía que lo hubiera hecho con el pie. Fue tal la justeza del frentazo que hizo estéril el vuelo de Navas, e hizo aplaudir el centro del debutante ‘Pato’ Sánchez.

Aplacado el ritmo de goles y el vértigo del encuentro, Tabárez apostó por más renovación –Yonathan Rodríguez, Guzmán Pereira, Mathías Corujo– para la recta final del cotejo. Fue el momento de las ovaciones, para uno de los mejores jugadores del compromiso como Carlos Sánchez y para el de mayor entrega de los 80', Cristian 'Cebolla' Rodríguez.

En los últimos minutos quedaría tiempo para un vuelo espectacular de Muslera ante un disparo lejano que se le colaba al ángulo, una búsqueda del gol del partido por parte de Suárez, una asistencia del delantero de Barcelona hacia su compañero de ataque y el empate final que llevó a los penales, hacia el cierre del juego por parte de Venegas en un nuevo error de la última línea.

En un trámite donde todos esperaban el cuarto gol uruguayo, la sorpresa la puso el tercer gol 'tico' que sentenció el juego.

Ya en los anecdóticos penales, anotó Luis Suárez (U), Yonathan Rodríguez (U), Bryan Ruiz (CR), Gastón Ramírez (U), Saborío (CR), Mathías Corujo (U), Giancarlo González (CR), Oscar Duarte (CR), 'Palito' Pereira (U), Junior Díaz (CR), Maxi Pereira (U), Bustos (CR) y Gamboa (CR) colocó el 7 a 6 definitivo de la III Copa Antel.

Egidio Arévalo Ríos (U) no pudo vencer a Navas, mientras que Celso Borges (CR) estrelló su tiro en el travesaño. Guzmán Pereira (U) la mandó por fuera del arco.

Cerca de la medianoche del jueves, una comunión muy sentida entre los jugadores de la blusa color cielo y su público, ese que aguardaba el reencuentro como una fiesta absoluta por fin vivida

.