Check the new version here

Popular channels

Uruguay - Publicidad estatal para campaña politica





Lacalle Pou se quejó de publicidad estatal en medio de la campaña

El presidenciable dijo a los salteños que no deja promesas sino compromisos




En el segundo día de recorrida por el litoral oeste del país, los candidatos blancos tuvieron que responder una y otra vez las mismas preguntas de toda la semana. Esas que surgen de las críticas de frenteamplistas y colorados, y que en algunos casos parten de interpretaciones sesgadas con intención política. Ocho horas del peón rural, que los consejos de salarios o las políticas sociales. Pero una y otra vez, también, las respuestas de Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga fueron para explicar sus posiciones sin ataques al gobierno.




“Cuando lidiamos con la mentira, el invento, y sobre todo con la gran cantidad de recursos que está poniendo el Estado, que son de la gente, para hacer publicidad oficial, para incidir en una campaña, obviamente que es muy complejo. Es muy complejo”, dijo Lacalle Pou en Salto ante la prensa y militantes, después de desayunar y hacer ejercicio. “Todo termina en mirarnos a los ojos y confiar o no confiar. Obviamente, o el gobierno no confía o no le conviene que la gente confíe, porque quizá no le interesa la alternancia en el poder”, agregó. A su lado, Larrañaga tomó la palabra y aseguró que no pueden “someterlos” a la “prueba de lo imposible”.

También tuvieron palabras para la central sindical PIT-CNT. Lacalle Pou dijo que respeta su representatividad, pero planteó que tiene “objetivos electorales” y recordó que sus principales dirigentes son candidatos del Frente Amplio.

Cuando terminó ese acto en la capital salteña, ambos salieron a pueblos del interior del departamento. Allí, y en casi todas las visitas, Lacalle Pou transmitió ser un candidato “raro”, porque no descalifica a sus rivales pero tampoco deja promesas. Según él, plantea “compromisos”. Eso, confesó, le da “serena tranquilidad” para la tarea que le puede tocar.



Obras
A Lacalle Pou le presentaron, en 2010, en Salto un proyecto logístico que lo entusiasmó. Se trata de construir esclusas sobre la laguna artificial San Antonio (al norte de ese departamento), para generar una especie de by pass en la zona y que, con ello, barcazas de Brasil y el norte de Argentina puedan navegar por el río Uruguay hasta Nueva Palmira (Colonia) para sacar su producción al Atlántico, fundamentalmente madera, azúcar, arroz y la producción de ALUR. El candidato blanco en ese momento estaba en la Cámara de Diputados y al otro año organizó un seminario, siendo presidente de ese cuerpo parlamentario, para intentar apoyos del gobierno. Según contó ayer a El Observador pudo atraer la atención de la Administración Nacional de Puertos y la petrolera ANCAP. Hasta ahora se realizaron estudios de factibilidad.

Es uno de los proyectos que tendrá prioridad en un gobierno del Partido Nacional, dijo a El Observador el diputado Álvaro Delgado.

Ayer en Belén, Lacalle Pou se comprometió a destinar fondos del Poder Ejecutivo para realizar una obra por cada alcaldía del país si gana la elección, la cual será decidida por los pobladores. Explicada de esa forma se parece al plan Realizar, que llevó adelante el Ministerio de Transporte en el actual período. Sin embargo, Delgado explicó a El Observador que ese proyecto tiene financiación nacional y municipal, lo cual genera en ocasiones atrasos e incumplimientos.

Asado y cuchillos
“Ah, ¿pero sos chiquito?”, le dijo una señora al candidato Lacalle Pou ayer en Villa Constitución (Salto). “¿Y Aparicio (Saravia) cómo era? ¿Viste lo que se dice de los envases?”, le respondió en broma.

A mediodía, en Belén (Salto), los esperaron con asado. Ni bien llegaron, Lacalle Pou y Larrañaga sacaron sus cuchillos y chairas (afiladoras) para empezar a cortar las tiras de carne y los chorizos. El candidato a presidente eligió su trozo y le encargó al asador que se lo cuidara, mientras Larrañaga –que jugó de local en toda la gira por el litoral– ya daba una mano a picar para llevar a las mesas. Ambos hablaron de sus cuchillos personales. Lacalle Pou mostró el suyo y dijo que lo acompaña desde hace 40 años, porque se lo regalaron en su bautismo. Larrañaga también enseñó el que lleva a todos lados, y cuando divisó al diputado Delgado en el lugar, empezó a bromearlo. “El tuyo es de lata”, dijo, y provocó la carcajada de varios. El ambiente en esa parada de la recorrida fue muy distendido. Incluso en un momento, junto al parrillero, Larrañaga se puso a hacer lagartijas (flexiones de brazos) en el piso.
0
0
0
0
0No comments yet