Canales populares

Uruguay quiere reducir jornada laboral a 6 horas

La FOEB, que ayer ocupó Coca-Cola, es uno de los tres gremios que consiguieron rebajar la carga horaria sin perder salario. Siguiendo sus pasos, el Pit anuncia que será su prioridad para la próxima década. Los privados temen que ahuyente inversores.



El vicepresidente de la Cámara de Comercio, Gustavo Licandro, expresó que reducir la jornada laboral de 8 a 6 horas, y sin modificar el salario de los trabajadores -tal como así lo propuso el PIT-CNT-, generaría “un encarecimiento de la mano de obra, salarios más caros y menor competitividad.




Desde el sector empresarial la iniciativa del PIT-CNT fue rechazada de plano.

En los últimos días, el Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT propuso reducir la carga horaria de los trabajadores, sin afectar el salario.

La iniciativa se encuentra en una plataforma de la central sindical, junto con otras propuestas tales como: Diversificar la matriz productiva, mantener la tendencia alcista de los salarios, apostar a puestos de trabajo de calidad, mejoras en la seguridad social y educación, y más tributos a los sectores con ganancias extraordinarias para financiar la educación, salud y vivienda.

Desde los diferentes sectores políticos, la propuesta de los trabajadores generó reacciones dispares.

El candidato a la presidencia por el Frente Amplio, Tabaré Vázquez, dijo que “no es una idea descabellada”.



Agregó que “se trata de una tendencia mundial que se está siguiendo en muchos países desarrollados”.

Vázquez se comprometió a estudiarla en caso de que acceda a la máxima magistratura.

Por su parte, el candidato nacionalista, Luis Lacalle Pou, dijo que esperará a recibir la iniciativa de manos de la central sindical.

Desde el Partido Colorado, el candidato Pedro Bordaberry, aseguró que la estudiará y que está dispuesto a hablar de “derechos y obligaciones”.

Rechazo empresarial

Sin embargo, desde el sector empresarial, la iniciativa del PIT-CNT fue rechazada de plano.

El vicepresidente de la Cámara de Comercio, Gustavo Licandro, expresó que la reducción de la jornada laboral de 8 a 6 horas, sin modificar el salario, generaría “un encarecimiento de la mano de obra, y el país perdería competitividad”.

“Implicaría más desempleo, salarios caros, con un nivel de productividad menor, y más problemas para las familias para mantener su nivel de bienestar”, dijo Licandro en declaraciones a Subrayado.
0No hay comentarios