Check the new version here

Popular channels

Usurpan terrenos durante años y la justicia se los cederia

Usurparon terreno fiscal, pero como en 20 años el Estado no reclamó, la Justicia podría fallar a su favor


Usucapión: Es la figura legal por la que el juez Enrique Arenillas deberá emitir un fallo que determine si el terreno que se le usurpó a la provincia debe quedar en manos de los ocupas ante ausencia del reclamo del Estado para recuperarlo.



Se trata del terreno ubicado en calle Marambio de Rio Gallegos, identificado catastralmente como sección B, manzana 334, parcela 4 y cuya matrícula de registro de la propiedad es la número 1159, perteneciente al Gobierno de la provincia de Santa Cruz.
Quienes pretenden quedarse con el terreno, sería un matrimonio de jubilados estatales que ya no reside en Santa Cruz. El es un ex empleado público y su esposa una jubilada del Poder Judicial, quienes habrían ocupado ilegalmente el terreno en el año 1994.
La vivienda que poseen linda con el terreno en disputa y ese año la familia construyó un garaje cerrando el frente del predio vecino. 15 años más tarde, en 2009 intentan realizar una construcción clandestina que fue denunciada por los vecinos ante la comuna, a cargo entonces de Héctor Roquel, informándose además al Gobierno de Daniel Peralta y a la Fiscalía de Estado y esto motivó que desde la Municipalidad ordenasen la clausura de la obra.

Tiempo después, el matrimonio inició ante el Juzgado de Instrucción Nº 1, a cargo del juez Arenillas, un juicio por “usucapión”, la figura legal que les permitiría quedarse con un terreno ajeno que, con el correr de los años no fue reclamado por sus legítimos dueños.
Según pudo saber este diario, que tuvo acceso a la certificación de tres fojas que acredita la situación jurídica registral del inmueble, el terreno mide unos 10 x 50 metros y su valor rondaría los 500 mil pesos.
Usucapión es la institución del derecho civil por la que quien poseyó un terreno, una casa o un departamento durante cierto tiempo establecido por la ley, se le premia haciéndolo dueño de ésta.
No será el caso del usurpador, sino de quien luego de haber tenido “ánimo de poseer” ese bien que originalmente no es suyo, demuestra haberlo cuidado y tratado como propio a través del tiempo.
El juicio de usucapión analiza qué hicieron en este caso el matrimonio que ocupó el terreno provincial, para merecer que se le otorgue el carácter de propietarios y no sólo alcanza con la presentación de testigos, sino que en estos casos es clave que demuestren que durante estos años han pagado todos los impuestos correspondientes al bien.
Otro punto clave a probar es que debieron transcurrir dos décadas de esta familia poseyendo el terreno sin que nadie -con legitimación- reclame la propiedad, es decir el Estado provincial. En definitiva y a los ojos de la Justicia, si el usucapión saliera favorable a este matrimonio de empleados públicos, éstos serán incluso así considerados “poseedores de mala fe” porque no cuentan con la documentación ni titularidad del terreno.


0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New