Check the new version here

Popular channels

Va ganando Trump: Se cae la página de inmigración de Canadá



La noche electoral ha comenzado tan bien para Donald Trump que se ha recuperado en redes una broma que cada vez está tomándose más en serio, la de "si gana Trump, me mudo a Canadá". Tanto es así, que la página de inmigración de este país se ha caído antes de las cinco de la mañana, hora española. Eso sí, aún no se ha confirmado que sea por las visitas de estadounidenses que querían consultar los requisitos para mudarse a este país, cuyo primer ministro, Justin Trudeau, es para muchos todo lo opuesto a Donald Trump.



No parece probable una huida en masa de Estados Unidos y es muy posible que todo sea consecuencia de los nervios, pero en Twitter la broma también se recuperaba durante la noche. Incluso por parte de los partidarios del candidato republicano: no son pocos quienes esperan que los simpatizantes de Clinton hagan las maletas. Qué mal ganar tienen algunos.

Ya en marzo, un empleado de Google aseguró en su cuenta de Twitter que el interés por las búsquedas relacionadas con mudarse a Canadá había experimentado un crecimiento del 350%, después de que Trump se perfilara como favorito en las primarias republicanas. La empresa confirmó que se trataba del mayor pico de su historia. Aún se puede apreciar este incremento en el gráfico de las tendencias del buscador, donde también se nota el recientemente recobrado interés al respecto, sobre todo cuando vemos el gráfico de la última hora.

Ya entonces fueron varios los medios que explicaron cómo puede un estadounidense mudarse a este país: Vogue, Vox, Mic, The Huffington Post y Mashable, que también recomendaba otros destinos, como Nueva Zelanda, Irlanda, Canadá, Svalbard (Noruega) y Suecia.



No es la primera vez que se sueltan amenazas similares. Ya se decía lo mismo con Bush en el año 2000, aunque en ese caso los simpatizantes de los demócratas querían mudarse a Londres. El director Robert Altman y el actor Alec Baldwin, entre otros, hicieron esta amenaza, sin cumplirla. Cuando se repitió el ultimátum en 2004, el escritor Tom Wolfe, próximo a los republicanos, se ofreció a ir al aeropuerto a desearles buen viaje a todos los demócratas que aseguraban que querían marcharse.



En unos dias la frontera entre Canadá y EEUU

0
0
0
0
0No comments yet