"Van a exhumar los restos de mi padre"

Desde 2006, cuando murió su mamá, Sandra Junior (cambió el apellido Borda por el de su madre) comenzó a buscar su identidad y a insistir en reclamar la paternidad del cantante Sandro. Ahora, está cerca de saber la verdad ya que se someterá a un nuevo análisis de ADN.

"La Justicia va a exhumar los restos de mi padre", explicó la mujer, de 44 años, al diario Muy, y aclaró que su búsqueda la inició tras la muerte de su madre porque fue ella quien le pidió que lo hiciera cuando no estuviera más. Además, contó que le advirtió que su padre no le iba a creer.

Finalmente, tras años de lucha en Tribunales, la Justicia impugnó su viejo apellido, Borda, y dio inicio al juicio de filiación: "Me sometí hace un año y medio a un ADN con mi supuesto tío para demostrar que no era hija de Carlos Borda, el hombre que me inscribió. Los resultados dieron negativos, de modo que ahora la Justicia tendrá que dar curso al segundo estudio genético para ver si soy o no la hija de Roberto".

Sandra reconoció que el fallecido cantante dejó una muestra de ADN "por si aparecían supuestos hijos", pero no se utilizará: "El juez no la va a tomar en cuenta, porque no sabemos de dónde salió. No hay forma de corroborar que la muestra no fue contaminada. Además, esta vez las cosas se van a hacer como corresponde".

Quien está muy en desacuerdo con todo esto es Olga Garaventa, la última mujer de Sandro. Ella aseguró que ya se hicieron un análisis en 2007, que dio negativo. Hace cuatro años, la mujer había dicho: "Si lo exhuman, me muero".

Enfrentada con Olga, Sandra dijo que a ella no le importa el dinero del artista: "A diferencia de Olga, no me importa lo económico. De hecho, ofrecí renunciar a mi herencia a cambio de que me dejaran de poner trabas. Lo único que quiero es cerrar mi historia y, si no soy su hija, irme a casa. Por las trabas que me pusieron, ahora voy a heredar el permiso para entrar a una tumba y visitar a un papá muerto. Me coartaron la posibilidad de abrazarlo y mirarlo a los ojos".

Sandro murió en enero de 2010 y sus restos descansan en el cementerio privado Glorian Memorial de Longchamps.