Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
Finanzas


Martes 18 de Noviembre de 2014 14:07:00


Vanoli suma a las reservas los u$s1.500 millones que obtuvo Fábrega de Francia


18-11-2014 Este monto se suma a los dos tramos del swap que se acordó con el banco central chino. El objetivo es mantener el saldo en los actuales niveles




La baja permanente de las reservas obliga al Banco Central a utilizar a fondo las pocas ventanillas que quedaron abiertas para conseguir financiamiento en el exterior y tratar de reforzarls.

El objetivo es terminar el año por lo menos con u$s 28.000 millones, una cifra muy parecida a la actual. En tal sentido, la estrategia oficial es continuar exprimiendo dos acuerdos ya alcanzados: los préstamos del Banco de Francia y el swap de monedas con China. Aunque son distintos, ambos permiten "maquillar" las reservas con dinero prestado.

Según el balance del Central al 7 de noviembre, última fecha disponible, el monto que el BCRA había recibido a través de distintos préstamos sumaba u$s 1.500 millones, a los que ahora se agregan otros u$s 500 millones adicionales.

Se estima que de esa primera cifra corresponden u$s 800 millones del primer tramo del swap con China, mientras que otros u$s 700 millones provinieron de préstamos del Banco de Francia. Ambos programas fueron acordados por ya extitular del Banco Central Juan Carlos Fábrega.

Según consigna Ambito, para la gestión que arrancó Alejandro Vanoli es clave no mostrar un declive en el nivel de reservas, con el objetivo de evitar un mayor salto del tipo de cambio en el mercado paralelo.

De hecho, ante la fuerte emisión de pesos que se espera hasta fin de año, no es un dato intrascendente para las expectativas del mercado la evolución que muestren las reservas.

En el viaje que realizó a Francia a mediados de año, según se conoció en las últimas horas, Fábrega acordó un paquete total de u$s 1.600 millones hasta fin de 2014. Se trata de una línea que se viene activando en los últimos años y siempre en el segundo semestre para compensar la caída en el nivel de liquidación de divisas proveniente de la cosecha gruesa.