Check the new version here

Popular channels

Vecinos de Pompeya reclamaron seguridad tras un asalto viole

Aseguran que los delitos son cosa de “todos los días”Cortaron avenida Del Barco Centenera al 2400. El viernes un hombre fue herido durante un robo a un súper chino.
El corte. Los vecinos quemaron gomas en la esquina de Del Barco Centenera y Barros Pazos. / LEANDRO MONACHESI.

TAGSEdición Impresa
0opiná1shares 1 0

Alrededor de cien de vecinos del barrio porteño de Pompeya cortaron ayer la avenida Del Barco Centenera al 2400, en la esquina con Barros Pazos, para pedir mayor seguridad en la zona y reclamar justicia por un robo que terminó con uno de los vecinos internado y gravemente herido de un balazo.
El episodio que desencadenó la protesta ocurrió el viernes cerca de las 19 cuando Cristian Barjacoba, de 59 años, fue víctima de un disparo en la cabeza cuando dos asaltantes intentaban robar en un supermercado chino del barrio, a metros de donde se organizó el corte.
El hombre había ido al mercado con su esposa, su nuera, su nieta y un amigo. Según contaron los testigos, estaban conversando con la verdulera en el momento que dos ladrones entraron y mandaron a los clientes al fondo del lugar. Pero él y su amigo, de nombre Luis, quedaron allí. Los asaltantes abordaron a Luis y le empezaron a pedir el dinero y el teléfono celular. Uno de ellos tenía una pistola 9 milímetros con la que tenía amenazado tanto a Barjacoba como a su amigo.
“Se ve que Cristian cometió el error de querer reducir al delincuente”, contó a Clarín el vecino Osvaldo Mari. Fue entonces cuando Barjacoba e mpezó a forcejear con el ladrón, quien finalmente concluyó la pelea al dispararle de cerca un tiro en la parte izquierda de la cabeza.
En el video de la cámara de seguridad del local se observa cuando el hombre intenta sacarle el arma al ladrón y empieza el forcejeo.
Barjacoba, quien tiene un puesto de artesanías campestres en la feria de Mataderos, cayó al suelo. Rápidamente fue trasladado por la camioneta de un vecino (que en el camino chocó con otro auto, sin heridos) y pudo llegar con vida al Hospital Piñero, en Flores. Barjacoba está internado en una clínica privada en grave estado.
“ Todos los días en este barrio hay algún robo. Se escuchan tiros, no se puede vivir así”, comentó uno de los vecinos que prefirió no dar su nombre. “Queremos que haya más seguridad y vigilancia. Es cosa de todos los días. Sacaron la Gendarmería y la Metropolitana no existe. Se convirtió en tierra de nadie”, comentó Mari.
0
0
0
0
0No comments yet