1. Noticias y actualidad
  2. »
  3. Otros países

Venden monedas en combo con alfajor y Prestobarba

La promoción más extendida en paradas de colectivos y trenes es una bolsa con $8 en monedas más 2 alfajores por $10



La escasez de monedas ha mejorado respecto al año pasado pero su mercado negro continúa: para conseguirlas los consumidores del segundo cordón del conurbano deben acudir a combos que incluyen desde golosinas hasta artículos de librería. La promoción más extendida en paradas de colectivos y trenes es una bolsa con $8 en monedas más 2 alfajores por $10.

Las estaciones de tren bonaerenses con más afluencia de pasajeros son las más fértiles para la venta de monedas al menudeo. Según pudo constatar Perfil.com, en la localidad de San Miguel hay numerosos puestos en la estación Lemos (ferrocarril Urquiza) y San Miguel (ferrocarril San Martín). En José C. Paz se repite la historia; en los alrededores de la estación se cuentan fácilmente más de 10 puestos.

En todas hay en su entorno un intenso tráfico de colectivos. La venta puede presentarse disimulada en kioscos que la anuncian con carteles o bien, en puestos ambulantes dotados de una mesa pequeña donde se exhibe las mercadería en bolsas.



El Banco Central (BCRA) destinó al mercado 491,3 millones de monedas en los primeros 7 meses del año para abastecer al mercado, casi el doble respecto al mismo período del año pasado, y estableció una red de 40 sucursales bancarias con atención preferencial para otorgar cambio. “La situación de escasez mejoró mucho respecto al año anterior”, dicen voceros del Central consultados.

En las terminales porteñas la obtención de cambió mejoró. Durante el primer sementre, el BCRA repartió monedas en los tres puntos de mayor circulación: Constitución, Once y Retiro, donde en conjunto se entregaron más de 43,3 millones de monedas.

Sin embargo, el problema se encuentra en el segundo cordón del conurbano. Allí los mercados negros se encuentran instalados como un intermediario habitual que, al mismo tiempo aporta ingresos a comercios.



Graciela, una vendedora de la estación Lemos, contó a este medio que en una semana regular vende entre 15 y 20 paquetes. “La ganancia está en vender los alfajores y la comisión que le saques a las monedas, yo les saco el 5% más o menos”, dice.

La reventa funciona centralmente acompañada de alfajores, aunque algunos puestos grandes las combinan con gomitas, máquinas de afeitar, turrones y hasta chipá, para este último se cobra un peso de recargo.

Vendedores consultados concuerdan que la comisión de venta al público es del 10%, mientras que los “distribuidores” se las venden a ellos al 5%. La mayoría de los puestos se nutre comprando a líneas de colectivos.

Prohibición. El Gobierno de la provincia de Buenos Aires ha prohibido desde el 8 de octubre de 2008 a las líneas de colectivos la venta y acopio de monedas. La medida fue tomada por la Dirección de Transporte bajo el apercibimiento de multas para quienes violen esta norma.

Según afirma el BCRA, existe una suerte de vacío legal en la venta de monedas, aunque la entidad la considera ilegal tampoco existe ninguna ley que tipifique esta actividad ambulante como un delito. Hasta ahora la única norma es la prohibición provincial a empresas de micros.


FUENTE: http://www.perfil.com/contenidos/2009/08/19/noticia_0018.html
0
0
0
0No hay comentarios