Venezuela López fue víctima de sanguinarios

Leopoldo López: "Fui víctima de requisas violentas por parte de encapuchados y armados"

En entrevista exclusiva con la señal de televisión NTN24, el dirigente opositor venezolano denunció que es víctima de violencia en el penal de Ramo Verde, donde permanece recluido hace un año. Detalló el último ataque.














La señal NTN24 recibió una carta de Leopoldo López en la que narra cómo ha sido sometido a toda clase de vejámenes y trato discriminatorio; "pero en la que a la vez ratifica su compromiso con Venezuela y la defensa de los derechos humanos de los venezolanos".

"Hemos tenido momentos de mucha tensión. En una oportunidad, el director de la cárcel ordenó que nos lanzaran excremento humano por la ventana", afirma Leopoldo López en la misiva, que según dijo, escribió en una estrecha celda de castigo de tan solo 2 metros por 2 metros. El líder opositor describe también cómo fue violentada su celda el pasado 12 de febrero, a lo que se refirió como una respuesta a las reuniones de su esposa con Amnistía Internacional, la OEA y el vicepresidente de los Estados Unidos.

El dirigente opositor venezolano se ha transformado en el símbolo de la lucha contra el gobierno de Nicolás Maduro. Su protagonismo en las espontáneas movilizaciones de principios de febrero del año pasado hizo que el propio presidente bolivariano lo eligiera como blanco de ira. El 18 de febrero de 2014, el gobierno venezolano lo detuvo en una multitudinaria movilización en su apoyo, lo acusó de "conspiración, incitación a delinquir, intimidación pública, homicidio agravado premeditado y terrorismo".

Nicolás Maduro tenía a López en la mira desde que le tocó reemplazar a Hugo Chávez cuando su larga convalecencia no le permitió asumir el poder en 2012. Ya entonces había responsabilizado al joven líder de Voluntad Popular de "maniobras desestabilizadoras".

Con estudios de Economía en la Universidad de Harvard, López ostenta una exitosa carrera política: en 2000, con 29 años, fue elegido con el 51% de los votos para su primer período en la alcaldía de Chacao, el municipio más rico de la gran Caracas, y en su reelección, en 2004, arrasó con 81 por ciento. En abril de 2002, fue uno de los muchos políticos que llamaron a las manifestaciones opositoras de calle que derivaron en un golpe de Estado que sacó brevemente del poder al entonces presidente Hugo Chávez.