Ventajas de ser gay

  • Número 20: Libertad sexual
  • Si hay algo que caracteriza a la comunidad gay es la libertad de expresión en cuanto a su sexualidad. Tomado las definiciones de la vida heterosexual, puedes ser “activo”, “pasivo” o “versátil” dependiendo de los gustos sexuales. En la variedad, además del gusto, está el éxito.
  • Número 19: Las reinas y el amor por la realeza
  • Reina, en este caso, se traduce como “loca” o “loquita”. Algunos pudieran tomar este término como uno despectivo, sin embargo, nadie duda de que la comunidad celebra la realeza con entusiasmo, especialmente a las dos reinas de Inglaterra: Isabel II y Sir Elton John.
  • Número 18: Buen sentido de humor
  • Bajo la premisa que una gran mayoría de nuestra gente tiene buen sentido de humor y cierta chispa humorística, donde veas gente alegre y feliz, hay gente gay. Por cierto, la acepción original de la palabra “gay” significa contento, feliz. Ojalá que fuera así siempre y no hubiese tanto suicidio entre la juventud gay.
  • Número 17: El Teatro Musical
  • Judy Garland, Carol Channing y la gran Ethel Merman fueron las mujeres del teatro musical del antaño. En los estrenos de Broadway no faltaría gente gay para aplaudir los grandes éxitos del teatro musical. Algunos piensan que la gente gay tiende a ser más sensible a la cultura, aunque otros dirán que el amor por el teatro no es más que la manifestación de nuestra tendencia a ser drama queens.
  • Número 16: El fenómeno de Fag Hag
  • Fag Hag es una mujer heterosexual que se convierte en el paño de lágrimas, confidente y amiga entrañable de su amigo homosexual. Todos los hombres gay tenemos una amiga especial en la cual depositan su confianza. Quizás por ello es que hay tanta aceptación de la homosexualidad entre las mujeres.
  • Número 15: El look lésbico en la televisión
  • Sólo basta con mirar a las chicas de The L Word… El “look” fabuloso de las lesbianas en esta serie cancela todo estereotipo de las mujeres forzudas, desaliñadas y vestidas de hombre. Las lesbianas reconocen su lado femenino porque, después de todo, son mujeres. ¿Un buen ejemplo? La talentosa comediante Ellen DeGeneres y su actual novia, la actriz australiana Portia De Rossi.
  • Número 14: Intimidamos con nuestra sexualidad
  • Un gran factor de fascinación para los que no conocen nuestras vidas es que, al parecer, les intimidamos con nuestra sexualidad. Si no has visto la película Boat Trip es un viaje de risas que no puedes perder: dos hombres toman por equivocación un crucero gay, lo que desata equívocos y escándalos para sus mentalidades straight. Al final, descubren que, sin contar la sexualidad, todos los seres humanos somos iguales y dignos de respeto.
  • Número 13: Las Paradas Gay
  • La Parada Gay es el evento por antonomasia para identificar nuestra comunidad. Coloridas, festivas y enmarcadas en un simbolismo de búsqueda de igualdad de derechos, en las paradas se celebra la diversidad y tolerancia. La costumbre nació en los eventos de Stonewall en 1969 y se ha propagado al mundo entero. En Puerto Rico, un evento al estilo del Festival de las Flores o unas fiestas patronales quizá se ajustaría más a nuestra cultura.
  • Número 12: Los íconos Gay
  • Cada persona gay tiene sus héroes que se convierten en íconos o ídolos. Las divas del teatro y la música caen en el grupo como lo son los superhéroes Batman y Robin y la Mujer Maravilla. La mujer que mejor representa los íconos estadounidenses es la terrible Joan Crawford, sin olvidar a otras grandes como Liza Minelli y Barbra Streisand. En Puerto Rico, nuestros íconos son mayormente las divas de la música—Yolandita Monge, Iris Chacón y Ednita Nazario, a quienes respetamos por su talento y sus luchas personales.
  • Número 11: Los mejores nombres para clubes o discotecas y travestis
  • Si quieres originalidad de los nombres de clubes gay—Krash, Eros, Starz, Greta’s, CC Bloom ( se acuerden, el personaje de Bette Milder en Beaches). Y en las travestis-Samantha Fox, Dreuxilla Divine, entre otras. No hay duda de que representan la originalidad y el colorido que nos caracteriza.
  • Número 10: Roles gay en televisión o cine pagan mucho dinero
  • En su rol protagónico en la película Philadelphia, Tom Hanks ganó una fortuna y, además, un Oscar. Hanks además le puso cara a la epidemia que aquejaba a la comunidad gay en ese momento, el sida. Hilary Swank hizo lo mismo en su caracterización en Boy’s Don’t Cry. En la televisión, no podemos obviar la gracia y el talento del elenco de la exitosa serie Will and Grace.
  • Número 9: Experimentar
  • Este fenómeno aparentemente se da mucho entre las chicas universitarias de los Estados Unidos que, durante sus estudios, deciden “experimentar” con una “vida alterna” o un “estilo de vida” diferente a la norma. Esto quizá sea lo que confunda a algunas personas y les haga creer que ser gay es una etapa pasajera de la vida, cuando es muy diferente: el gay es como es y su vida no es un estilo, sino una realidad.
  • Número 8: Gaydar
  • Si fuéramos a explicar este fenómeno, tendríamos que visualizar una especie de rayo extra sensorial que poseen la gente gay para reconocer a uno/a de sus iguales. Es como una especie de sexto sentido que le permite a la gente conectar y darse la bienvenida a “la familia”.
  • Número 7: Las costas son lugares preferidos
  • South Beach, Fire Island, San Francisco son algunos de los lugares en las costas que la comunidad LGBT han hecho famosos y hasta convertido en santuarios, aumentando el valor de las propiedades y consumiendo en restaurantes y tiendas exclusivas, para beneplácito de sus dueños. Si esto ocurriera en Puerto Rico, la meca gay sería, por supuesto, Santurce.
  • Número 6: Música disco, nuestra favorita
  • Quien no recuerda a Donna Summer, Gloria Gaynor, Diana Ross en los muy populares éxitos de la música disco de los años ochenta. It’s Raining Men, I’m Coming Out y Last Dance se convirtieron en los himnos nacionales de la comunidad gay del mundo. Por otro lado, la interpretación Me dijeron de Glenn Monroig en la voz de Yolandita es casi el himno nacional de la comunidad gay boricua.
  • Número 5: Apreciar avances corporales
  • Están los que van al gimnasio para mejorar su salud y estado físico y están los gym bunnies, que viven en gimnasio para ser vistos y para apreciar los avances corporales de su competencia. Los gimnasios del país siempre han sido un lugar para conocer gente y, de paso, echar un buen cuerpo.
  • Número 4: Síndrome de “Cowboys”
  • No sabemos con exactitud de dónde surgió la obsesión con los mahones y el cuero como parte de la vestimenta estereotípica del hombre gay. Quizás es el “look” de macho, pero esto ha definido casi la moda básica de todo hombre gay. Luego vienen los accesorios como camisas YSL (que, por si acaso, no significa Yo Soy Loca).
  • Número 3: No hay divorcio
  • Te dejas de tu pareja y no hay divorcio porque no puedes casarte en la mayor parte de los países del mundo siempre ha sido la ventaja mayor. Esto está cambiando día a día ya que en al menos cuatro países, te puedes casar y en algunos estados puedes registrarte como sociedad doméstica. En Puerto Rico, falta mucho por hacer y mucho por lograr en este renglón de la vida gay.
  • Número 2: Los gays inventan cosas
  • Leonardo Da Vinci, Alejandro Magno, Miguel Ángel, Platón, Walt Whitman, y Virginia Woolf, ¿los reconoce? Todos son gay y todos son responsables de un pedazo importante de la historia, la cultura y las artes en sus respectivas épocas. Y este es sólo un ejemplo de lo que podemos lograr: en el diario vivir, hay muchas personas ordinarias que logran proezas extraordinarias para orgullo de la comunidad gay. Negocios interesantes, páginas de Internet y programas de servicio comunitario son algunas de estas hazañas maravillosas.
  • Número 1: El Factor Diva
  • No hay elemento más significativo que cautive la atención de la comunidad gay que la admiración de una “diva” o casi diosa más allá de su talento como actriz o como cantante. La lista de las divas a través de la historia es larga: Bette Davis, Greta Garbo, Judy Garland, Liza Minelli y Madonna, entre otras. De todas ellas, la que más ha perdurado es la talentosa Cher: una mujer que sobrevive al tiempo y a sí misma. Cher tiene una hija lesbiana y es activista de la causa LGBT, lo que le asegura un lugar preferente como la Diva de las Divas.