Check the new version here

Popular channels

Violento atraco a un motel; las parejas no se enteraron

El hotel de alta rotatividad estaba casi lleno el domingo de noche, pero los clientes no se enteraron que se estaba produciendo un asalto. Cuatro delincuentes con los rostros cubiertos se llevaron la recaudación de esa noche, después de haber reservado una habitación.



El atraco no estuvo exento de violencia: una mucama fue tomada de rehén y el recepcionista recibió varios culatazos en el rostro después que a uno de los rapiñeros se le cayera el arma.

Este es el quinto robo a hoteles de alta rotatividad en lo que va del año. La modalidad es siempre la misma: los rapiñeros se hacen pasar por clientes y luego reducen a los pocos empleados. En el caso del hotel de alta rotatividad asaltado el domingo 4 en Villa Española (Zona II de la Jefatura de Montevideo), había 7 empleados.

Los cuatro delincuentes ingresaron a las 21:55 horas. Las cámaras no permitieron que el recepcionista observara que habían cuatro personas dentro del auto, que estacionó en el garage. De lo contrario, les tendría que cobrar una tarifa "swinger" (dos parejas).

Uno de los delincuentes tomó el teléfono ubicado en la entrada del local y solicitó una habitación por una hora.

También solicitó que se le avisara cuando finalizara su tiempo. Pasadas las 23:05 horas, una mucama del hotel se dirigió a la habitación. Uno de los individuos le colocó un revólver en la cabeza. Un segundo se le sumó, mientras los otros dos se dirigieron al garaje. Poco después regresaron.

Los delincuentes conocían al dedillo el funcionamiento del sistema de seguridad del hotel. Al llegar a la reja que separa de la recepción, le gritaron al recepcionista: "Abrí o la quemo. Dale". El recepcionista le abrió la puerta.

Uno de los delincuentes le pidió el dinero de la recaudación. El hombre le entregó lo que había en la caja: $ 20.000. Gracias a un nuevo sistema de seguridad implantado luego de un atraco sufrido hace cinco meses, los delincuentes no lograron acceder a la caja fuerte, dijo a El País el gerente del hotel.

En el momento en que exigía al recepcionista la entrega de dinero, a uno de los delincuentes se le cayó el arma.

Según el gerente, el rapiñero "se puso nervioso" y luego le dio varios culatazos en el rostro al recepcionista. "Los delincuentes conocían el funcionamiento del hotel. Por eso creemos que el robo fue entregado", insistió.

El gerente recalcó que el nuevo sistema de seguridad instalado en el hotel, aisla las habitaciones de los lugares comunes o de tránsito. "Por eso nadie puede llegar a las habitaciones. Los clientes no se enteraron que hubo un asalto. Y eso que casi todas las piezas estaban ocupadas", agregó.

En la tarde de ayer, una empresa colocó cámaras de seguridad de alta definición que permitirán observar cuántas personas llegan al hotel en un automóvil.
Simple y sin riesgo.

Rapiñar un hotel de alta rotatividad tiene escaso riesgo, por la discreción que suele rodear a este tipo de establecimientos.

En los cinco atracos a hoteles de alta rotatividad ocurridos en 2015, los delincuentes usaron métodos similares: ingresaron fingiendo ser clientes y luego rapiñaron al recepcionista.

La Policía aún no brindó información sobre si se trata de una banda que realiza los atracos o son varios los delincuentes "especializados" en hoteles de alta rotatividad.
2Comments
Dieguito00

Acabaron todos afuera.

0
carlosdeluru92

vamos gente, solo hice esto para ver los comentarios 😄

0