Check the new version here

Popular channels

Vzla: Casos de chikunguña aumentan por vulnerabilidad

Casos de chikunguña aumentan por vulnerabilidad




Esther Camacho amaneció este lunes con unos extraños e intensos dolores en las muñecas y rodillas. Para horas de la noche ya tenía fiebre alta que no lograba disminuir.
El malestar fue aumentando con el pasar de los días y al tercero notó un sarpullido en espalda, brazos y piernas que encendieron las alarmas de sus familiares.

Al acudir al ambulatorio de su comunidad, un médico general le realizó el diagnóstico, que por los síntomas correspondían a fiebre chikunguña, pero la confirmación debía ser otorgada luego de una prueba sanguínea enviada al Instituto Nacional de Higiene, sin fecha de entrega y cuya espera puede ser de semanas.
En la vivienda, su nieta, una bebé de un año de edad, comenzó a presentar los mismos síntomas el viernes. Al día siguiente fue llevada al Hospital Juan Daza Pereira, en donde se encontraron con 30 pacientes con los mismos síntomas; la mayoría de ellos eran devueltos a sus hogares debido a que el laboratorio se encuentra cerrado los fines de semana y tampoco contaban con acetaminofén para entregar a los pacientes, por lo cual se les indicaba el tratamiento y los retiraban del recinto.

En las farmacias, pocos eran los afortunados que conseguían el acetaminofén, único fármaco recomendado para controlar los síntomas del dengue y el chikunguña; otros aprovechaban unas cajitas del medicamento que quedaban en sus casas, pero ante esta escasez la automedicación se ha vuelto cotidiana y con ello las complicaciones de estas enfermedades.
Mientras en la casa de la señora Esther, tratan de aliviar la fiebre y el malestar, al tiempo que protegen a los demás miembros de la familia de un nuevo contagio, utilizando repelentes caseros y mosquiteros.

Esta es solo una de las tantas historias que se escuchan en la ciudad referentes al dengue y la fiebre chikunguña, la primera una enfermedad endémica ya instalada y la última un nuevo virus que ha llegado para complicar aún más la crisis asistencial del país.

La falta de medicamentos hace más complicados los tratamientos, las pruebas de sangre no pueden ser realizadas por falta de reactivos en los centros públicos y privados, sólo queda la prevención para evitar el contagio y aquellos ya contagiados, pasar la enfermedad con caldos y reposo.

La crisis que ha generado la escasez del 70% de los medicamentos, está colocando en riesgo la salud de los pacientes, limitando su tratamiento y diagnóstico confirmado que permita tomar acciones más contundentes frente a estos virus.

En expansión

"El virus chikunguña llega en momentos en que el país vive su peor crisis hospitalaria y de escasez de medicamentos, lo cual permite adelantar que el pronóstico es negativo”, reflexionó el doctor Julio Castro, médico infectólogo del Instituto de Medicina Tropical.

El virus ha encontrado en nuestro país el espacio ideal para su proliferación, sobre todo en comunidades asentadas en las cercanías de quebradas con nulo mantenimiento, en condiciones precarias y en su mayoría utilización de tanques y depósitos de agua que sirven de criadero a los mosquitos Aedes aegyptis.

El especialista aseguró que los países donde se ha instalado el virus del dengue son más vulnerables a la llegada y expansión del chikunguña y Venezuela no escapó a esta realidad. Ambas enfermedades son transmitidas por el mismo mosquito, que se reproduce con mayor facilidad en países con climas de altas temperaturas.

A ello, se suma el déficit de los programas de acción y control de vectores y la falta de conciencia ciudadana para la eliminación de los criaderos en sus propios hogares, dejando toda la responsabilidad en manos del Estado a través de las jornadas de fumigación y abate, que resultan ineficientes al no erradicar estos cultivos.

De acuerdo a la vigilancia epidemiológica, nuestro país ha venido registrando un aumento progresivo de los casos, en unos estados más que en otros, y esto va seguir ocurriendo en la medida que las condiciones climáticas y la falta de controles sanitarios favorezcan al vector.
En Venezuela ya se han registrado un total de 56 mil 193 casos de dengue confirmados y 788 casos positivos de chikunguña, según información del Ministerio de Salud.
0
0
0
0No comments yet