Vzla: Cuadriplican precios de productos importados

Cuadriplican precios de productos importados


Asadaez teme caída de 50 % de la actividad ante consecuencias de la devaluación y los impuestos. Las empresas de servicios aduaneros alertan que el uso de la tasa provenientes de la subasta impactará en el costo de operaciones y precio final de productos importados



La Asociación de Auxiliares de la Administración Aduanera (Asadaez) advierte del impacto de las importaciones a tasa Simadi en los costos operativos, de nacionalización y de servicios aduanales de la mercancía que será puesta en los anaqueles. Un producto con incidencia de 175 por ciento por diferencial de Sicad II y Simadi salta a 340 por ciento, estimando el margen de ganancia autorizado por la Superintendencia Nacional de Precios Justos.

Y es que solo el almacenaje de un contenedor con materias primas importadas se incrementó mil 775 por ciento en un año. Pasó de ocho mil bolívares a 30 mil, y con la aplicación de la tasa determinada en el Sistema Marginal de Divisas, a través de subastas de la demanda y oferta de dólares, escala a 150 mil bolívares el costo.

La variación en los costos que registren las empresas se trasladará al consumidor, alerta Germán Arcaya, presidente de Asadaez. A partir de marzo, cuando Bolipuertos y la Aduana terrestre, aérea y marítima comiencen a cobrar impuestos y requisitos para desembarque, depósito y almacenaje al valor de tasas Simadi, el efecto inflacionario sacudirá la economía. Se ubicará en los tres dígitos que estiman los expertos económicos, explica Gilberto Gudiño Millán, presidente de la Unión Empresarial del Comercio y Servicios del Estado Zulia (Ucez).

Arcaya insta a revisar las condiciones de la mercancía en tránsito que recibió divisas a 12 bolívares por dólar (Sicad II) y el sistema de Aduana ordena pagar a tasa Simadi (Bs. 172,05) y las subastas autorizadas, pero no liquidadas desde el año pasado, que saldrán a tasa inferior y les pecharán tributos y gastos por operaciones.

Exhorta a aprobar vacatio legis para la Ley de Aduanas ante la caída de las operaciones portuarias y aduanales por las consecuencias del diferencial cambiario. Teme la desaparición de 50 por ciento de las empresas aduaneras por dos razones: aumento de costos operacionales y salida de clientes (empresas importadoras), ya que la normativa establece un lapso máximo sin actividad. “Si tenemos seis meses sin trabajar nos cierran”, precisa Arcaya.

Desde la Ucez, su presidente, Gilberto Gudiño Millán, denuncia la “destrucción” del poder adquisitivo de las familias venezolanas cuando los productos importados lleguen a los anaqueles tras los efectos del Simadi y un “error” en el convenio cambiario, que reseña que el menudeo de divisas es "únicamente" para “personas naturales”. Las empresas privadas que quieran acceder podrían incurrir en “ilícito cambiario”.