Check the new version here

Popular channels

Vzla: Escasez e inflación obligan a clínicas a replantear pa

Escasez e inflación obligan a clínicas a replantear pagos de aseguradoras




Los centros asistenciales afiliados a la Asociación de Clínicas de Guayana (Asocligua) han visto mermado su flujo de caja por dos razones: la escasez que ha implicado los pagos adelantados de productos para garantizar los suministros, y la regulación de servicios clínicos desde hace más de 20 meses.

En la busca de vías para oxigenar este apartado, Asocligua -que cuenta con más de 15 centros asistenciales privados de Ciudad Guayana afiliados- emitió un comunicado a las empresas aseguradoras y administradoras de planes de salud, en el que señalan que han evaluado el modelo de relación comercial entre las asociadas, las empresas aseguradoras, las administradoras de planes de salud y las empresas del Estado.

La conclusión de la asociación es que “ese modelo no podemos seguir aceptándolo por razones explícitas, que ocasionan daño patrimonial y deterioro grave del valor de nuestros servicios, que en el tiempo se convierten en cifras insignificantes, que ni siquiera sirven para la reposición de los insumos utilizados en esas atenciones”.

Recortan tiempos de pago

En la comunicación destacan que la evaluación de las cuentas por cobrar de las afiliadas y la caducidad de las mismas los lleva a deducir “que es imposible mantener ese esquema”, por lo que proponena las aseguradoras el pago “de estricto contado” de las atenciones electivas a partir del primero de marzo, mientras que las de emergencia deben ser canceladas a máximo siete días del egreso del paciente.

Además, apuntan, las deudas acumuladas de las aseguradoras deben ser canceladas en su totalidad a los centros de salud en un plazo máximo que vence el 15 de marzo. “En caso de no recibir la cancelación de las mismas nos veremos obligados a suspender de manera definitiva la relación comercial y proceder a hacer diligencias ante los organismos que regulan estas actividades”, señala la comunicación.

Una fuente del sector salud sostuvo que desde la semana pasada han sostenido reuniones constantes con empresas aseguradoras así como administradoras de planes de salud y estatales. Aclaran que la medida hasta ahora es solo una propuesta y que en caso de aplicarse no afectaría a los usuarios.

“La situación está cuesta arriba y se nos dificulta todo, hicimos una asamblea de clínicas con todas las clínicas de la región para hacer un consenso y estamos en la misma situación; hasta prepagando a los proveedores que antes estaban al final de la cadena para que nos traigan los productos. Ahora hay que prepagar por la escasez y el seguro sigue pagando de la misma manera”, expuso.

En ese sentido, confirmó que decidieron que a partir de marzo las atenciones electivas deben ser de estricto contado. “Esa es nuestra propuesta, en base a eso cada una de las aseguradoras nos plantearán las alternativas”.

Entre las opciones para mejorar las condiciones de pago, planteó el prepago de los servicios en base a un promedio de la facturación mensual; disminuir los tiempos de pago y, como tercera opción, quizás la más deseada por las clínicas, pagar de contado.

“Lo que queremos es que vean que estamos ahogados y que para mantenernos debemos implementar planes para mantener un flujo de caja para las clínicas”.

Regulación sin revisión

Además de la inflación y la escasez, el sector de clínicas fue objeto de regulación de servicios médicos el 26 de junio de 2013 con la publicación de la providencia 294 de la Superintendencia Nacional de Costos y Precios en la Gaceta Oficial 40.196 en la que se establecieron las tarifas de determinados servicios.

Asocligua resaltó ese año que las tarifas establecidas para las clínicas Tipo 1, 2 y 3 contemplan diferencias que van desde un aproximado de 24% hasta un 34% y “fueron impuestas unilateralmente, sin ningún tipo de acuerdo previo que haya surgido en la reunión realizada en Caracas con integrantes del llamado Alto Gobierno del día 21 de junio”; además de que la providencia no establece los detalles de la clasificación de los centros privados.

La providencia establece que las clínicas deben cobrar por servicio de hospitalización en habitación privada de Bs. 1.819 a Bs. 2.760, en función de la categoría; mientras que los cuidados intensivos tendrán un costo máximo de Bs. 3.718 a Bs. 5.640.

Al momento de la regulación, procedimientos de mucha complejidad como los cateterismos cardíacos, se fijaron en un monto de Bs. 3.500 a Bs. 5.000 dependiendo de la clasificación, cuando su precio se ubicaba entre Bs. 35.000 a Bs. 40.000 sólo el diagnóstico.

Este año la regulación cumple dos años sin revisión, pese a que algunos directivos de clínicas habían manifestado que seguirían trabajando como hasta entonces, sin apegarse al control.

“Desde el 2013 esos precios no han sido revisados y en ese tiempo los sueldos y la inflación han aumentado y los precios de los servicios son los mismos (…) Eso no nos cuadra porque hay poco margen de error y mínimo margen de ganancia o absolutamente ninguno, estamos trabajando por vocación y sin embargo nos atacan”, puntualizó.

Posterior a las reuniones entre clínicas y aseguradoras se sabrá cuál esquema de financiamiento quedará como definitivo y si los cambios tendrán alguna repercusión en el ya golpeado bolsillo del paciente.
0
0
0
0No comments yet