Check the new version here

Popular channels

¿Y si se adelantan las presidenciales 2015?



El kirchnerismo está en caída libre, solo queda el cristinismo y su épica, que hay que reconocer que cuando vivía Néstor Kirchner también se manipulaba con el relato pero le daban contenido político, para bien o para mal, pero tenía un sentido, hoy sólo parece una pantomima y hasta una falta de respeto a la inteligencia de todos nosotros.

Si hay algo que quedó claro tras el acto donde sorprendentemente nos dimos cuenta que Máximo Kirchner habla, es que Cristina y los suyos van a cerrarse en sí mismo aún más y es de ahí que muchos gobernadores hoy kirchneristas, quieran adelantar las fechas de las elecciones en sus respectivas provincias para tomar distancia de lo que sería para muchos de ellos una inmolación política.

La jugada es sencilla, si el kirchnerismo devalúa formalmente, situación que descomprimiría la presión sobre el dólar, perdería el apoyo que todavía conserva en algunos sectores y le explota el gobierno. Pero si no devalúa y alarga la agonía, esto también explota y tendrá un duro resultado para todos los argentinos, pero peor para el cristinismo porque se quedaría sin poder político después de diciembre del próximo año.

Cristina Kirchner sueña con tener, post 2015, un bloque de por lo menos 50 diputados nacionales, para conservar algo de poder, presionar y garantizarse impunidad en la justicia. Pero ese sueño puede quedarse solo en eso si las inseguridades políticas, económicas y jurídicas se acrecientan, porque hoy más del 80% de los argentinos ya no cree en los dilemas que el gobierno pretende poner en agenda, como el “Patria o Buitres”, “Todos contra la corpo” o Kicillof diciendo que “quédense tranquilos que está todo estudiado en profundidad” y demás frases payasescas.

Si algo faltaba para dar señales de debilitamiento fue que se conoció el verdadero motivo por el cual Cristina se reunió con el Papa. El encuentro fue gestionado por el ex Jefe de Gabinete de Cancillería cuando lo conducía Rafael Bielsa, hablamos de Eduardo Valdez, y fue porque la presidenta necesitaba “dar señales de tranquilidad al país”. Y no como se contó, que fue Francisco quien pidió verla. Valdez le llevó una señal de alarma al Papa sobre la incertidumbre que se vive en el país y este aceptó recibir a Cristina como gesto de apoyo, no a su gestión, sino a su mandato.

Sumado a eso, Cristina, después de su encuentro con el Sumo Pontífice, aseguró que el grupo ISIS intentaría un atentado contra ella. También dijo que Francisco no estaba preocupado por la gobernabilidad en Argentina. Todo esto fue suficiente para que se encendieran las alarmas en el peronismo y algunos dirigentes con mucha experiencia ya comenzaron a hablar de adelantamiento de las fechas electivas y se escuchó decir por ahí que “esta adelanta las elecciones para que no se le escape nadie”.

Las elecciones generales serían en octubre, como publicó la DINE, así cada provincia tendrá tiempo para manejar a su gusto la agenda electoral, según las necesidades de cada gobernador, pero en el caso de que Cristina y los suyos decidan adelantarlas, debido a los tiempos políticos y legales, va a obligar a casi todas las administraciones a unificar, por ende a apoyar la lista del candidato que ella decida y así nadie podrá escapar de las garras de Zannini y Kicillof, porque la provincia que saque los pies del plato le quedará un 2015 imposible, ya que hoy no hay distrito que pueda subsistir sin el dinero proveniente de Nación.

Pero apelando a los dichos de Cristina, hablando de matinée y saqueos, la presidenta adelantando las elecciones haría la famosa jugada de “teneme la sandía” con la idea de que les explote las provincias a los gobernadores a mediados del 2015 pero asegurándose sus tan ansiados bloque de legisladores nacionales y buscando nuevos culpables.

Pero esto también tiene otra lectura, ¿quien le asegura a la presidenta que esos diputados y senadores nacionales les responderán una vez que deje el cargo? sacando a los impresentables que no podrían estar en otro esquema. No nos olvidemos que en su momento Menem y Duhalde tenían sus diputados y en menos tiempo de lo que tarda un desayuno se quedaron solos, pero como entre las condiciones más evidentes de Cristina Kirchner está la de jugar a todo o nada, habría que preguntarnos ¿Y si se adelantan las presidenciales del 2015?
0
0
0
1
0No comments yet