Check the new version here

Popular channels

Ya llegan fondos chinos para sostener reservas

El BCRA logró frenar la caída en picada. Ahora podrá darles aire a las fábricas más necesitadas de insumos. Son los primeros desembolsos del swap, dijeron fuentes oficiales. Cómo asignarán.



Antes de lo esperado por el mercado y como resultado de la búsqueda de dólares frescos que el Gobierno quiere atraer con diferentes líneas de financiamiento, las arcas del Banco Central tuvieron esta semana una primera y suave señal de alivio: las reservas internacionales de la entidad presidida por Juan Carlos Fábrega lograron frenar el preocupante despeñadero que presentaron en los últimos meses por el ingreso de los primeros fondos prometidos por China.

La llegada de las divisas permitió, además, poner en marcha los programas con los que el Ejecutivo intenta auxiliar la golpeada industria automotriz y las empresas de electrodomésticos de Tierra del Fuego. El oxígeno llegó justo en una semana en la que el mercado cambiario se recalentó y la demanda del dólar ilegal llevó su cotización a un máximo de $ 15,20 el miércoles en la City porteña, marcando una brecha de 75% con respecto al dólar oficial ($ 8,44).

Los fondos fueron las primeras partidas hacia la Argentina dentro del acuerdo de swap de monedas que los dos países suscribieron en julio –por un total de US$ 11 mil millones–, de los que se esperan unos US$ 700 antes de fin de año, y cuyos detalles fueron definidos por Fábrega y Zhou Xiaochaun, su par chino, días atrás en Basilea.

Los billetes ingresados comenzaron a contabilizarse el pasado martes, y la estabilidad que mostró el nivel de reservas de la entidad desde aquella jornada permitió a la autoridad monetaria no sólo dar una señal de mayor calma, sino también garantizar los fondos para hacer frente a la crisis que atraviesan las automotrices y empresas de productos de línea blanca en el sur del país.

Así, los planes de financiamiento otorgados el jueves por el Gobierno a estos sectores para la compra de insumos y que se pondrán en práctica a partir de octubre estarán sostenidos por envíos semanales que el Banco Central realizará a fin de garantizar su continuidad, según confiaron fuentes del sector privado. Serán unos US$ 30 millones por semana para las compañías de electrodomésticos –US$ 120 millones mensuales– y unos US$ 25 millones semanales para las automotrices –US$ 100 millones al mes–, que el BCRA aportará mientras que el Ministerio de Industria y la Secretaría de Comercio serán quienes decidan en qué orden recibirá dinero cada compañía y tendrán a cargo el monitoreo de su ejecución.

La noticia confirma los temores de los industriales nacionales de que el swap con China estaría vinculado a pagar importaciones, que son partes e insumos para la producción, pero en algunos casos, la integración de importados llega hasta el 90%, como en Tierra del Fuego, según fuentes del mercado.

Los dólares que comenzaron a llegar desde China esta semana como una suerte de “goteo” comprendidos dentro de los US$ 700 millones que se esperan antes de fin de año por el swap de monedas, permitieron que el BCRA mantenga esta semana sus reservas por encima de los US$ 28 mil millones, ya que terminaron la semana en unos US$ 28.268 millones.

Esta cifra, que en el primer semestre del año había sido proyectada para fin de 2014, hoy significa una dura batalla. Para los especialistas, el escenario es sensiblemente más complejo ante la imposibilidad del país de colocar deuda en el exterior y mientras la inflación no se toma respiro.

Juan Pablo Paladino, jefe de Investigaciones de Ecolatina, detalló: “Entre 2008 y 2013 las reservas cayeron en US$ 15.600 millones (-34%), y en términos del PBI pasaron de casi 18% a poco más de 6% en 2013. Por el contrario, en el mismo período los países de la región mostraron un crecimiento de sus reservas internacionales, tanto en términos nominales como en porcentaje del PBI”.

La caída del precio de la soja –ayer en US$ 350– no acompaña. “La liquidación en lo que va del año es inferior al promedio de las últimas cinco campañas”, apuntó Marcelo Comisso, jefe de research de Rofex “y los productores esperan que sea un piso”, dijo.




0No comments yet
      GIF
      New