Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?



Yemen hacia la violencia tras devastadores atentados suicidas










Yemen se hundió más en la violencia hoy tras un devastador triple atentado suicida contra dos mezquitas aquí que dejó al menos 55 muertos y decenas de heridos, según recuentos provisionales.








Crisis yemenita marcha hacia la confrontación abierta


Los atentados llevan la misma marca que los ejecutados por grupos islamistas extremos en Iraq, lo que hace suponer, aunque no han sido reivindicados, que corrieron a cargo de miembros de Al Qaeda en la Península Arábiga, el más reciente recluta de Estado Islámico (EI).


Un hombre activó el cinturón explosivo que llevaba fijado al cuerpo dentro de la mezquita Badr, en el sur de esta capital; otro lo hizo entre los fieles que huían y el tercero en otro templo musulmán en el norte metropolitano, acorde con medios de seguridad.


Los atentados siguen a un sábado candente por combates en la ciudad sureña de Aden entre miembros de las Fuerzas Especiales que tomaron el aeropuerto internacional y, después, un bombardeo contra la residencia que ocupa el presidente Abd Rabu Mansur Hadi.


El asalto de las tropas de élite al aeropuerto, que obligó a suspender los vuelos durante horas, fue dirigido por el general Abdel Hafez Saqqaf, quien escapó a un atentado cuando abandonó Aden en camino a esta capital tras fracasar en el intento de tomar la terminal aérea.



Mansur Hadi calificó el asalto de las tropas especiales de golpe de Estado, contenido solo por la intervención de las tropas que le son leales y que desplegaron hombres y blindados en torno a su mansión.




El mandatario fue evacuado y llevado a un lugar seguro, pero permanece en el país, dijo uno de sus portavoces, que declinó ofrecer detalles por razones de seguridad.



La complicación de la crisis entre Mansur Hadi y sus adversarios constituye una preocupación para otros países de la península Arábiga opuestos a la expansión de la influencia de los hutis, musulmanes chiítas que cuentan con el apoyo de Irán.




Pero además inquieta a las autoridades egipcias las cuales temen que una erupción de violencia generalizada en este país obligue a cerrar el estrecho de Bab El Mandeb, por el cual transitan los barcos que pasan en ambas direcciones por el canal de Suez.



Desde que emergieron los primeros síntomas de complicación del conflicto yemenita El Cairo dejó claro que de interrumpirse el tránsito por Bab El Mandeb intervendría para reabrirlo.


Las próximas horas pueden ser decisivas pues a pesar del agravamiento de la situación siguen en curso gestiones mediadoras de la ONU para encontrar una salida a través de conversaciones, a pesar de la negativa de los hutis a aceptar a Arabia Saudita como sede de negociaciones.


Sin embargo, la opción sigue abierta desde que a mediados de esta semana un portavoz de la tribu norteña aclaró que sus contactos con Arabia saudita nunca se han interrumpido.

rc/msl




Fuente