Check the new version here

Popular channels

Yihadistas Incendian Pozos de Petróleo en Irak

Ante el Avance de las Tropas Kurdas





Los militantes del Estado Islámico (IS, por sus siglas en inglés) han incendiado este jueves tres pozos de petróleo en un estratégico enclave de la provincia de Nínive, en el norte de Irak, en un intento desesperado de frenar el avance de los 'peshmergas' (tropas kurdas), que han logrado recuperar en los últimos días varias zonas en manos de los yihadistas desde principios de mes.

El yacimiento de Ain Zalah se encuentra a 60 kilómetros al noroeste de Mosul, la segunda ciudad de Irak tomada desde el pasado junio por las huestes del IS. Tras el colapso del ejército iraquí, que desertó de sus posiciones ante las embestidas yihadistas, las instalaciones fueron ocupadas por las tropas kurdas. A principios de agosto, sin embargo, cayeron en poder del IS poco después de lanzar una ofensiva que se ha cebado con las minorías cristiana y yazidí y ha obligado a unas 400.000 personas a abandonar sus hogares.

El inicio de los bombardeos estadounidenses sobre posiciones del IS en Irak, autorizados el pasado 8 de agosto, ha logrado detener el avance de los acólitos del califato y cambiar el curso de los acontecimientos. Este jueves los 'peshmergas' -que han recibido armas de al menos media docena de países, entre ellos Irán y Estados Unidos- han conseguido arrebatar al IS una colina a dos kilómetros de la ciudad de Zumar, cercana a la refinería. "Hemos capturado la montaña de Batana, un punto estratégico con vista a Zumar y Ain Zalah", ha explicado a la televisión kurda Rudaw un comandante del ejército de la región autónoma del Kurdistán.

En respuesta, los yihadistas han prendido fuego a tres pozos del yacimiento de Ain Zalah antes de emprender la retirada con el propósito de detener los progresos kurdos. Densas columnas de humo han sido visibles desde los alrededores, según las imágenes divulgadas por el citado canal. Los 'peshmergas' también ha recobrado este jueves las aldeas de Ain Guwer y Mahmudia, cerca de la frontera con Siria. El lunes, con el apoyo de los ataques aéreos del ejército iraquí, tomaron tres ciudades y una carretera usada para transportar combatientes y suministros en Jalaula, en la provincia de Diyala. Y el pasado 17 de agosto se hicieron con el control de la presa de Mosul, la mayor del país.

Desde junio los yihadistas han tratado sin éxito de asegurarse el control de la refinería de Biyi, la mayor instalación petrolífera de Irak sita a 200 kilómetros al norte de Bagdad. El IS, cuyo califato se extiende por amplias zonas de Siria e Irak, ha financiado su expansión mediante el contrabando de petróleo. Según el centro de estudios Carnegie de Oriente Próximo, los yacimientos petrolíferos activos en Siria -mucho de ellos ubicados en la provincia de Deir Ezzor- generan aún hoy unos 50 millones de dólares mensuales. Uno de los compradores del crudo extraído bajo el yugo fundamentalista es el régimen de Bashar Asad, uno de sus presuntos enemigos.

"El IS está vendiendo parte de sus barriles a Asad y a otros grupos islámicos contra los que pelea. Su gestión del petróleo es muy pragmática. La prioridad son los ingresos. En Irak, donde ya controlaban algunas pozos, es muy probable que sigan la misma estrategia de venta",
0
0
0
1
0No comments yet