Popular channels

Zaffaroni komplice de la Dictadura



Documentos revelan alianza de Zaffaroni con la Dictadura

Durante el proceso militar, el actual Juez de la Corte Suprema rechazó un Habeas Corpus que reclamaba por una platense desaparecida. Cuestionamientos de organismos de DD.HH



Circunscribir los derechos humanos a lo sucedido durante la última dictadura militar sin tener en cuenta los atropellos de la actualidad había sido el posicionamiento elegido por el kirchnerismo. Con el pasar de los años el gobierno no pudo conservar ni siquiera su discurso setentista, ya que su alianza con partícipes directos del genocidio de estado se volvió cada vez más explícita y pública.
Nuevas pruebas comprometen al Juez Eugenio Zaffaroni, principal aliado del gobierno en la Corte Suprema de Justicia. En los últimos días se dio a conocer un fallo esgrimido por el magistrado durante la dictadura militar donde rechazaba un hábeas corpus que reclamaba la aparición de Alicia Lisso, una estudiante platense que terminó engrosando la lista de desaparecidos (sus restos aparecieron en 2011).

“Resuelvo rechazar el presente recurso de Habeas Corpus número 362 interpuesto a favor de Alicia Lisso, sin costas. Notifíquese”, sostenía la resolución de Zaffaroni dada a conocer por el medio Plazademayo.com.


“El juez Zaffaroni en su momento juró por los estatutos del proceso de reorganización nacional. Fue un juez que asumió durante la dictadura. Lo que tenemos que decir es que lo que terminó haciendo fue cumplir la función que los militares le asignaron a los jueces, que era no investigar. El juez Zaffaroni al cajonear y rechazar el hábeas corpus lo que hizo fue no investigar sobre la desaparición de esa persona y por lo tanto garantizarle la impunidad en ese momento a los genocidas”, indicó a Hoy Enrique Fukman, miembro de Exdetenidos desaparecidos.

Alicia Lisso fue detenida en su casa durante la madrugada del 27 de octubre de 1976 por una “comisión que se identificó como perteneciente a las fuerzas de seguridad”. A partir de allí sus familiares presentaron el recursos a Zaffaroni en el que se planteaba: “Le solicito a Vuestra Señoría que libre despachos telegráficos a efecto de requerir, en un plazo perentorio de 24 horas, informes al señor Ministro del Interior, al señor Jefe de la Policía Federal y al Comandante del Primer Cuerpo del Ejército, sobre si Alicia Lisso (…) se encuentra detenida en dependencias de alguna repartición, por qué causa y a disposición de qué autoridad competente”. Según testimonios posteriores, la joven de 23 años fue vista en un campo clandestino de detención de Los Plátanos.

“Nosotros planteamos que todos los jueces de la dictadura tienen que rendir cuentas. No tendría que haber privilegios para nadie. Hubiese sido ético que el juez Zaffaroni se presentara ante la justicia y dijera lo que sabe”, agregó Fukman.



La elaboración del Código Penal Militar

El actual miembro de la SCJ fue designado por la dictadura militar, que a su vez le encomendó realizar el Código Penal Militar, legislación que representaba un cheque en blanco para los grupos de tareas que operaban en ese momento.
“La verdad no me extraña en absoluto que haya rechazado un Habeas Corpus.
Nosotros tenemos una copia del código penal militar que este señor escribió en 1980 junto al exsubsecretario de justicia de Videla cuando era juez penal de la dictadura”, aseguró a Hoy Gustavo Vera, referente de la agrupación la Alameda, una de las organizaciones que denunció al juez por la existencia de los prostíbulos en departamentos de su propiedad.

“Este código penal justificaba la pena de muerte, justifica el estado de excepción y de alguna manera trata de edulcorar al régimen militar”, advirtió Vera.


El dirigente y escritor Rodolfo Terragno denunció, en momentos en que el kirchnerismo proponía a Zaffaroni como candidato para ocupar un lugar dentro del máximo tribunal de Justicia, que en 1969, al ser designado camarista en San Luis, también había jurado lealtad al Estatuto de la “Revolución Argentina”, por el cual Juan Carlos Onganía eliminó la Constitución y asumió la suma del poder público.

El gobierno y los cómplices del golpe

Días atrás el gobierno nombró a Cesar Milani (foto) como Jefe del Ejército. “Milani hizo toda su carrera en el área de inteligencia, carrera que lo llevó en el año 76 y 77 a ser designado en comisión a Tucumán durante el operativo Independencia. Si la Presidenta no se enteró, la función del área de inteligencia era la de obtener información para secuestrar y desaparecer a todos aquellos que nos oponíamos a la dictadura”, aseguró Enrique Fukman, miembro de Exdetenidos desaparecidos.

Gerardo Martínez y la CGT K

El Secretario General de la UOCRA, Gerardo Martínez es uno de los creadores de la CGT oficial y aliado del gobierno. El gremialista era miembro del personal civil de inteligencia del Batallón 601 durante la última dictadura militar, cumpliendo el rol de delación de activistas sindicales.

Tomada y Alicia Kirchner

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada fue funcionario de primera línea en la Empresa Líneas Marítimas Argentinas desde el año 1975 hasta 1980. Tras el golpe de 1976, la compañía fue una de las cajas manejadas por el Almirante Emilio Massera.
La ministra Alicia Kirchner, fue subsecretaria de Asuntos Sociales de Santa Cruz durante el proceso. Asimismo, Dante Dovena,embajador en Uruguay, estuvo a cargo de Desarrollo Urbano en dicha provincia.





0
0
0
0No comments yet