Zannini intenta recuperar la épica kirchnerista



Zannini intenta aprovechar un posible default para recuperar la épica kirchnerista

El funcionario encabezó un plenario kirchnerista en Córdoba donde calificó a los buitres de "sarna" y descontó un próximo default.


El secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini, rompió su habitual perfil bajo para ofrecer su visión del conflicto con los fondos buitres: “Argentina tiene recursos y paga. Esto no es un default, esto no va a ser un default”, afirmó al encabezar un acto kirchnerista en Córdoba.

La puesta en escena y la aparición de Zannini confirma algo que ya se intuía: El Gobierno estaría buscando transformar el baldazo de un nuevo default en un insumo político para consumo interno, una invocación a una causa nacional que le permita revivir una épica deteriorada, al estilo de lo que fue la pelea con Uruguay por las pasteras.

"Cristina no va a firmar nada que traiga hambre a los argentinos", agregó y pareció confirmar que efectivamente no hubo avances en las negociaciones al afirmar que los fondos buitres “consiguieron la sentencia de un juez norteamericano que ha dicho que no podemos pagar y lo quieren presentar como un default”.

Zannini, para algunos el verdadero responsable de la "estrategia" legal que colocó a la Argentina en las puertas de su segundo default en 13 años, reforzó además las señales que ya había enviado Cristina en su último discurso: El Gobierno no está dispuesto a pagarle a los holdouts en las actuales condiciones y en todo caso en el plano discursivo se tratará de instalar que el eventual default fue causado por el juez Thomas Griesa.

De hecho, Cristina ya avanzó en discusiones con sus funcionarios económicos sobre las posibles consecuencias que enfrentaría la Argentina en caso de vivir en default al menos hasta fin de año cuando vence la cláusula RUFO, tal como reveló LPO.

"No dejar distribuir plata que ya no es de la Argentina, está impidiendo cobrar y va a tener alguna consecuencia porque no puede afectar así la propiedad de terceros", advirtió Zannini al magistrado neoyorkino.

Luego de repasar el proceso de negociación de la deuda externa a través del cual se realizaron los canjes del 2005 y 2010, Zannini caracterizó a los fondos buitre como “la sarna del sistema financiero”.

En el acto estuvieron presentes varios de los dirigentes más cercanos a Zannini, como el líder de La Cámpora, Andrés "Cuervo" Larroque y el titular del Afsca, Martín Sabbatella que movilizó militantes de su Nuevo Encuentro, un sello que el secretario Legal y Técnico siempre respaldó.

"Pobres buitres, miren con qué los comparan. Estos no son fondos buitre, son sarna del sistema financiero internacional, son fondos piratas", enfatizó acaso el funcionario más influyente -sobre Cristina- del Gobierno.

“Este juez pareciera que no ha entendido nada, que no sabe ni siquiera que es lo que ha decidido, que no entiende que se trata de un país soberano que tiene que respetar la Constitución. No hay juez en el mundo que pueda obligar a nadie a violar su propia Constitución y sus propias leyes”, remarcó, apuntando a cierta desorientación de Griesa ante una situación que según revelaron incluso medios norteamericanos como el New York Times, parece haberlo desbordado.

“Tenemos una Presidenta que por más que el juez le diga que tiene que hacer algo en contra de la Patria, se va a sujetar a la historia. Esta Presidenta no va a firmar nada que pueda traer hambre a los argentinos, va a seguir las negociaciones para evitar que surja daño al pueblo”, comncluyó.