Check the new version here

Popular channels

10 Grandes coincidencias!



He decidido recopilar algunos casos asombrosos de coincidencias, cosas que realmente no se pueden explicar como y por qué o son lazos que el destino lo escribe espontaneamente, hechos que ocurrirán una sola vez en la vida y quedará como recuerdo. Ahora si veamos algunos casos asombrosos. ¿Cúal es el más fascinante?


1. Abraham Lincoln y John F. Kennedy




Abraham Lincoln fue elegido para el Congreso en 1846... John Kennedy fue elegido para el Congreso en 1946...Ambos estuvieron comprometidos con los derechos civiles... Sus correspondientes esposas perdieron un hijo mientras vivían en la casa Blanca... Lincoln y Kennedy fueron asesinados un viernes y ambos murieron por disparos en la cabeza... Los dos Presidentes fueron asesinados por hombres nacidos en el Sur... Uno y otro fueron sucedidos por hombres apellidados Johnson... Andrew Johnson, quien sucedió a Lincoln, nació en 1808... Lyndon B. Johnson, quien sucedió a Kennedy, nació en 1908... John Wilkes Booth, quien asesinó a Lincoln y Lee Harvey Oswald, quien asesinó a Kennedy, tenían nombres y apellidos compuestos por 15 letras.


2. Hermanos Con El Mismo Destino Fatal




En 1975, en Bermudas, un hombre fue atropellado y muerto por un taxi al ir en una bicimoto. El hecho ocurrió exactamente un año después que su hermano fue muerto al ir conduciendo la misma bicimoto, por la misma calle y por el mismo taxista, que llevaba el mismo pasajero del accidente anterior.


3. Las Torres Gemelas




1) New York City tiene 11 letras.

2) Afghanistán tiene 11 letras.

3) Ramsin Yuseb (El terrorista que amenazó con destruir las Torres Gemelas en 1993) tiene 11 letras.

4) George W Bush tiene 11 letras.
New York es el estado número 11.

5) El primer avión que se etrelló contra las Torres Gemelas fué el vuelo número 11.

6) El vuelo número 11 llevaba 92 pasajeros. 9 + 2 = 11

7) El vuelo número 77 también se estrelló contra las Torres Gemelas, y llevaba 65 pasajeros. 6+5 =11

8) La tragedia sucedió el 11 de Septiembre, o mejor dicho 9/11. 9 + 1+ 1 = 11

9) El día es igual al número de emergencia de la policía en Estados Unidos 911. 9 + 1 + 1 = 11.


4. El Titán y El Titánic




Nadie ha encontrado una teoría aclaratoria sobre los extraordinarios paralelismos entre la novela "Vanidad", escrita por Morgan Robertson en 1898, acerca del hundimiento de un lujoso trasatlántico llamado “Titán” y los hechos reales que rodearon el naufragio del Titanic, catorce años después. El mes de la tragedia, el número de pasajeros, tripulantes y botes salvavidas, el tonelaje, la magnitud e incluso la velocidad del impacto con el iceberg, son datos prácticamente exactos a los que el autor cuenta en su novela.


5. El Mayor Summerford y El Rayo




Un oficial Británico, el Mayor Summerford, mientras combatía en los campos de Flanders en febrero de 1918, fue despedido de su caballo por el resplandor de un rayo, lo que lo dejó paralizado de la cintura para abajo. Summerford se retiró y se mudó a Vancouver. Un día, en 1924, mientras pescaba en la rivera de un río, un rayo cayó en el árbol sobre el que estaba sentado y paralizó el lado derecho de su cuerpo. Dos años después, Summerford ya estaba lo suficientemente recuperado como para darse un paseo por un parque local. Mientras paseaba por el parque un día de verano en 1930, fue alcanzado por un rayo, paralizándolo permanentemente. El murió dos años después, pero ese no sería el final. Cuatro años después, durante una tormenta, un rayo cayó en un cementerio y destruyó una lápida. ¿Quién yacía en esa lápida? El Mayor Summerford.


6. Los hermanos gemelos: Jim y Jim




Separados al nacer. Fueron adoptados por familias distintas y vivieron alejados durante 39 años.
Los dos crecieron sin conocerse, pero aún así los dos terminaron siendo agentes del orden público, destacaron por sus habilidades en mecánica y carpintería. Los dos se casaron con mujeres llamadas Linda. Ambos tuvieron hijos, uno llamado James Alan y el otro James Allan. Los hermanos gemelos se divorciaron de sus esposas y se casaron de nuevo con dos mujeres llamadas Betty. Además los dos tenían perro, llamado en ambos casos Toy.


7. La Paloma




El joven Brady, acostumbraba a cuidar de las palomas que vivían cerca de su casa. Cierta vez, encontró a una paloma herida; la curó, alimentó y colocó en la pata derecha una etiqueta con el número 167.
Al invierno siguiente, Brady debió ser operado de emergencia. Mientras se recuperaba, en un hospital lejos de su casa, escuchó algo golpeando la ventana. Pidió a la enfermera que abriese, una paloma entró volando al cuarto, y se posó en el pecho del joven.
En la pata derecha había una etiqueta con el número 167.


8. Coincidencias entre Mortadelo, Filemón y las Torres Gemelas




Aunque de una manera muy ambigua, no deja de ser curioso como en el cómic "el 35 aniversario de Mortadelo y Filemón", en la última viñeta de este cómic de Francisco Ibáñez aparece una imagen de la Estatua de la Libertad, y al fondo un avión colisionando con una de las torres gemelas.
Nadie, absolutamente nadie, profetizó de forma tan precisa y detallada el atentado al World Trade Center como Francisco Ibáñez (creador de Mortadelo y Filemón) si bien, y como era de esperar, el hecho entristeció al propio Ibáñez al haberse relacionado una de sus historietas con una tragedia humana.
La profecía o coincidencia aparece en la última página de la historieta “35 aniversario” publicada en 1993.


9. Terrorismo




Esta coincidencia, realmente sorprendente, sucedió en Zaragoza en el mes de octubre de 1991, y fue recogida por toda la prensa española.
Probablemente miembros de ETA, iban a colocar un coche bomba cuando se les paro el vehículo en plena calle. Entonces pidieron ayuda a un a un repartidor de bebidas que pasaba por allí para que les ayudase a empujar el coche, quien comprobó sorprendido que la matrícula del coche -falsa- del coche que iba a empujar era exactamente la misma que la de su Renault 11, por lo que avisó a la policía. Gracias a Dios esta coincidencia abortó lo que pudo ser una masacre.


10. El monje misterioso




En Austria, siglo XIX, un pintor de cierta fama llamado Joseph Aigner intentó suicidarse en varias ocasiones. Durante su primer intento, a la edad de 18 años, intentó colgarse, pero fue interrumpido por un misterioso monje capuchino. Cuando tenía 22 años, el mismo monje evitó de nuevo que se ahorcase. Ocho años más tarde, fue sentenciado a la horca por sus actividades políticas. Pero una vez más, salvó la vida por la intervención del mismo monje. Finalmente, a la edad de 68 años, Joseph Aigner logró suicidarse usando una pistola. Su funeral fue oficiado por el mismo monje capuchino, un hombre cuyo nombre Aigner no llegó nunca a saber.



0
0
0
0No comments yet