Check the new version here

Popular channels

10 palabras con orígenes muy raros

Muchas de las palabras que usamos en el español a diario provienen de otro idioma y en la mayoría de los casos con el paso del tiempo fueron adquiriendo significados que no eran los originales. Como es de suponer, la gran mayoría de los vocablos del idioma tienen su nacimiento en los dialectos latinos. Sin embargo, el país ibérico se nutrió de otras culturas y por eso no es extraño encontrarse con palabras surgidas del inglés, el árabe y hasta el vasco, por ejemplo. Conoce el origen de 10 palabras que utilizas cotidianamente y que no tenías idea de dónde provienen. 
Peluca


A pesar de lo que muchos podrían suponer el origen de la palabra peluca, poco y nada tiene que ver con el cabello. Su etimología proviene del francés "perruque", vocablo que a su vez proviene de "perroquet" que significa nada menos que loro. Resulta que un par de siglos atrás a los funcionarios de la justicia francesa se les decía loros ya que utilizaban sobre sus cabezas ornamentos que tenían bastante semejanza con estas aves. Con el paso de los años, esta palabra se colocó dentro del acervo popular y la palabra peluca traspasó los claustros judiciales para formar parte del habla coloquial.

Tosco



El origen de esta palabra se remonta muchos años atrás, a la antigua Roma, más precisamente. Pues resulta que por el siglo I existía un barrio de la ciudad de origen etrusco que era reconocido entre los romanos ya que el poblado era habitado por personas de dudosas costumbres y que tenían cierta propensión a la avería de objetos. Este suburbio recibió el nombre de “vicus tuscus”. El tuscus se convirtió en tosco al español como la acepción de un objeto hecho con poco cuidado y materiales de poco valor, aunque también se aplica a personas que no son muy cuidadosas.

Lunático



Esta palabra fue utilizada en la antigüedad para designar a aquellas personas que estaban fuera de los cabales normales y cuya demencia le era atribuida a los cambios lunares. Actualmente, en el idioma inglés a un individuo trastornado se lo menciona como “moonstruck” cuya traducción literal significa nada menos que “golpeado por la luna”. El origen de esta expresión proviene de algunos curanderos quienes consideraban que dormir a la luz de la luna perturbaba las facultades mentales de las personas. Sin embargo, la expresión “estar alunado”, que quiere decir estar de mal humor, también tiene su origen en el mismo mito.

Rutina



Convivimos con la rutina todos los días y por ella es que deseas salir de vacaciones más seguido. Pero el origen de este vocablo se remonta a la época de los romanos. Pues, los romanos llamaban “via rupta” a un camino roto, el mismo que abrían para hacerse paso con sus carruajes. De allí proviene la palabra ruta y su diminutivo, rutina, adquirió posteriormente el sentido de procedimiento repetido, es decir, de recorrer en la vida un mismo camino. La próxima vez que sientas que la rutina te agobia ya sabes a quién echarle la culpa de la invención de la palabra.

Paparazzi



El vocablo paparazzi surge de una deformación de “pappataci”, palabra que en el idioma italiano se utiliza generalmente para designar a un grupo de insectos zumbadores tales como la mosca o los jejenes, quienes son temidos por su picadura. Por analogía, los italianos la aplicaron a los fotógrafos, quienes solos o en enjambre acechan a diario a los ricos y famosos del mundo entero para obtener una imagen de su vida privada. Vale recordar también que paparazzo fue el nombre de un fotógrafo de esas características que apareció en el reconocido film “La dolce vita” del director italiano Federico Fellini.

Despilfarrar


El concepto de despilfarro está anclado desde varias generaciones anteriores a la nuestra. Lo cierto es que despilfarrar proviene de “pelfa” una palabra derivada del vocablo felpa. Originalmente esta palabra fue utilizada para reducir la felpa a jirones o a hilachas. Con esta idea de destrozar la vestimenta el vocablo pasó a estar relacionado a la idea de derrochar y/o malgastar las cosas. Sin embargo, lo curioso es que esta misma asociación persiste en el argentinismo pero con otro significado sin conexión alguna. En la Argentina felpear o pegar una felpeada está relacionado con el sentido de reto o paliza.

Gangster



No todas las palabras que utilizamos a diario en el idioma español provienen de dialectos latinos. En la actualidad existen una gran cantidad de vocablos originados en los idiomas anglosajones. Por ejemplo, una de esas palabras es gangster. En inglés antiguo “gangan” equivalía al actual “to go”, en español: ir. La palabra gang tomó después la acepción de quienes van juntos, o sea, en pandilla. El vocablo coloquial gangsters difundió en los Estados Unidos allá por la década de 1920 con la la llamada “Ley seca”. Hoy esta palabra se utiliza para cualquier miembro de un grupo de delincuentes.

Arroba



¿Cuál es origen del signo @ que utilizamos cotidianamente para enviar un correo electrónico o en redes sociales como Twitter? Pues, en otros tiempos y más precisamente en España, el arroba designaba una medida de peso utilizada fundamentalmente para transacciones comerciales. Este tipo de medición comenzó a usarse a partir de la llegada de los árabes a la península ibérica y resultó ser una forma de medición en común entre pobladores locales y los árabes. Pues, el arroba proviene del árabe arba, que significa cuatro, porque la arroba equivale a un cuarto de qiuntal, o sea unos once o doce kilos.

Lotería



El origen etimológico de la palabra lotería como la se la conoce hoy es compartido. El vocablo se formó a partir de “lot”, palabra con la que los francos y los germanos designaban la parte que toca en una distribución y también a la fracción de un terreno. En el idioma español “lot” pasó a ser mencionada como lote. Sin embargo, los especialistas descubrieron que el juego tal como lo conoce hoy había surgido en la época de Nerón, en Roma. El emperador lo implantó con premios tan disímiles que podrían llegar a ser tierras, casas, armas y hasta esclavos.

Chatarra



Cuando algo no nos sirve más o dejó de funcionar, sabemos a dónde va a parar la chatarra: directo a la basura. Pero, ¿de dónde viene exactamente la palabra chatarra? Este vocablo significa hierro viejo y en general se utiliza para designar a un conjunto de objetos metálicos que se descartan. Lo curioso es que el origen de esta palabra hay que buscarlo en el euskera, el idioma oficial del País Vasco. En euskera, ixatarra, es un un diminutivo de zatar, trapo, andrajo o remiendo. Como puede observarse el español es un rico idioma que se nutre de muchas culturas.
0
0
0
0
0No comments yet