Check the new version here

Popular channels

32 años de la Masacre Olvidada

Sabra y Shatila



wiki: on

LUGAR:                    Beirut oeste, Líbano
BLANCOS:              Refugiados Palestinos
Fecha:                       16 de septiembre de 1982
Tipo de ataque:     Masacre
Muertos:           entre 350 y 3.500 (según versiones)


La masacre de Sabra y Chatila fue una matanza de palestinos en los campos de refugiados situados en esos pueblos, en Beirut Oeste, durante la Guerra del Líbano de 1982.

Los hechos:




Para el mediodía del 15 de septiembre, las Fuerzas de Defensa Israelíes (FDI) habían rodeado por completo el campamento de refugiados de Sabra y Chatila y controlaban todas las entradas y salidas del campo. Asimismo, las FDI ocuparon un buen número de edificios como puestos de observación.


Esta acción israelí viola su acuerdo con los Estados Unidos de no ocupar Beirut occidental


Ariel Sharón y el jefe de Estado Mayor, Rafael Eitan, se reunieron con las unidades de la milicia cristiano-falangista libanesa, para incitarlos a entrar en los campamentos de refugiados de Sabra y Chatila. En el marco del plan israelí, los soldados israelíes tenían que controlar el perímetro de los campamentos de refugiados y prestar apoyo logístico, mientras que los milicianos falangistas debían entrar a los campamentos, encontrar combatientes de la OLP y entregarlos a las fuerzas israelíes. La reunión terminó las 3:00 de la tarde del 16 de septiembre.

Una hora más tarde, 1500 milicianos cristianos se reunieron en el Aeropuerto Internacional de Beirut, ocupado por Israel, bajo el mando de Elie Hobeika sucesor de Gemayel.
La primera unidad de 150 falangistas, armados con pistolas, cuchillos y hachas entraron a las 6:00 hs de la tarde en los campamentos de refugiados palestinos de Sabra y Chatila, situados en las afueras de Beirut. Cometieron una masacre asesinando palestinos, la inmensa mayoría ancianos, mujeres y niños, todos ellos civiles indefensos, y que se prolongó durante más de 30 h.

Aparte de las ejecuciones, también cometieron violaciones, torturas y mutilaciones.


Durante la noche, las fuerzas israelíes dispararon bengalas iluminando los campamentos. Según una enfermera neerlandesa, el campamento estuvo tan brillante como «un estadio deportivo durante un partido de fútbol.

Durante las siguientes 36 a 48 horas, los falangistas libaneses masacraron a los habitantes de los campamentos de refugiados palestinos sin que las fuerzas israelíes lo impidieran.

El ex primer ministro del Estado de Israel (Menahem Begin)


 expresó:
En Chatila no judíos mataron a no judíos ¿qué tenemos que ver nosotros con eso?
Lo anterior fue dicho por el jefe de Gobierno de Israel, al mismo tiempo que el periódico israelí Yedioth Ahronoth publicaba lo siguiente:

El jueves y el viernes por la mañana, los ministros y funcionarios [de Israel] ya sabían acerca de la matanza, y nada hicieron para detenerla. El gobierno lo sabía desde la noche del jueves y no movió un dedo ni hizo nada para impedirla.

Consecuencias para Israel:

Una semana después de la tragedia, el 25 de septiembre, unas 400.000 personas se manifestaron en Tel Aviv –la manifestación más grande en la historia del país–, convocadas por el movimiento pacifista Shalom Ahshav y por la oposición israelí. Exigían responsabilidades, dimisiones y una investigación independiente que aclarase lo sucedido.


En el Mundo:

En Europa la noticia del enfrentamiento interno en los campamentos fue sucedida por diversas reacciones. En Italia protestas, en Francia, el 21 de septiembre, un grupo de maestros del Liceo Voltaire, una de las principales escuelas secundarias francesas, pararon todas las clases entre las 10 de la mañana y el mediodía. Se redactaron dos cartas, una para el presidente francés y para la (OLP) y la otra a la embajada israelí en París. Las cartas fueron leídas por los estudiantes de la escuela reunidos en el patio.
wiki: off





Ilustración de una madre junto a sus niños "fallecidos", al que le interese ver la auténtica foto; bastará con escribir el nombre de la masacre en google-imàgenes.  Obviamente decidí no ponerla aquí porque no faltará el idiota que denuncie por "gore", a veces hay q estar un paso adelantado del necio para no generar inconvenientes.


Sobrevivientes de la masacre marchan portando los retratos de sus familiares asesinados.

Exigimos justicia, procesos en tribunales internacionales… pero no hubo nada. Nadie fue declarado responsable, nadie compareció ante la justicia. Y por eso tuvimos que sufrir en la guerra de los campamentos de 1986 (a manos de libaneses chiítas), y por eso los israelíes pudieron dar muerte a tantos palestinos en la guerra de Gaza de 2008-2009. Si se hubiera juzgado a los asesinos de hace 30 años, esas otras matanzas no habrían ocurrido.

Los carros de combate israelíes cerraron todas las salidas de socorro de los campamentos, impidiendo la salida a los habitantes y bajo amenaza de abrir fuego, obligándoles a retroceder, para encontrarse con su destino. Observadores y fotógrafos extranjeros, mas los trabajadores de media luna roja e instituciones internacionales, coincidieron con el periodista sionista Amnon Kapilock en sus declaraciones:" la matanza comenzó rápidamente y continuó sin interrupción durante cuarenta horas." Durante las primeras horas, las milicias falangistas masacraron a centenares de personas, disparaban contra todo lo que se movía en los callejones, matando a familias enteras mientras estaban cenando, otros muchos murieron en sus camas cuando dormían. Se encontró a muchos niños de entre tres y cuatro años con sus pijamas, en sus camas y las mantas cubiertas de sangre. En muchos casos mutilaban a las victimas antes de asesinarles, rompían los cráneos de algunos bebes, chocándolos contra las paredes y hubo mujeres que fueron violadas antes de matarlas, hombres arrastrados a las calles para ejecutarles, donde las milicias del terror, utilizaban hachas y cuchillos para asesinar de forma indiscriminada, dirigiéndose sobre todo contra niños, mujeres y ancianos. La primera noche aseguraron utilizar armas silenciosas, para que los habitantes de los campamentos, no se enteren de lo que estaba sucediendo y traten de huir.

Robert Fisk, periodista: "El hedor de la descomposición"


Cuerpos descompuestos, lo que los testigos que pudieron ver al entrar a los campos de refugiados. Foto: anónimo.


Desde luego, quienes entramos en los campamentos en el tercer y último día de la masacre –el 18 de septiembre de 1982– tenemos nuestros propios recuerdos. Yo guardo en la mente la imagen de un hombre tirado en la calle principal, vestido con piyama y con su inocente bastón a su lado; la de dos mujeres y un niño baleados al lado de un caballo de muerto; la de una casa particular en la que me protegí de los asesinos con mi colega Loren Jenkins, del Washington Post, y donde encontramos una mujer que yacía en el patio a nuestro lado. Algunas de las mujeres fueron violadas antes de que las mataran. Los ejércitos de moscas, el hedor de la descomposición… uno se acuerda de esas cosas.
Fançoise Demulder, reportera gráfica.




Una mujer palestina frente a un miliciano falangista. Foto: Francoise Demulder.


Logró que un miliciano tolerara su presencia. Contempló sobrecogida cómo mataba a mujeres, niños y ancianos, sin titubear ni experimentar remordimientos. Oculta bajo un pasamontañas, tal vez deseaba que circularan testimonios gráficos del horror desatado. De repente, aparece una anciana palestina con un pañuelo en la cabeza y los brazos extendidos, suplicando clemencia mientras su marido huye con sus nietos sobre un fondo de casas incendiadas. La fotografía obtuvo el premio World Press Photo, convirtiendo a Demulder en la primera mujer que obtenía ese galardón.



No sé muy bien por qué, pero entramos en Chatila por su lado más terrible. De sopetón el olor del aire cambió. El hedor era insoportable. Ahí, a mi derecha, yacían los cuerpos amontonados de decenas de mujeres y niños, muchos de ellos bebés, tirados en el suelo. Les habían matado disparándoles o acribillados a navajazos. Antes de morir las madres habían intentado salvar a sus hijos. De ahí que algunos bebés estuviesen sepultados bajo el cuerpo de su progenitora o incrustados entre sus pechos como para que no pudiesen ver el horror.



Munir: "Si alguien de vosotros está herido lo llevaremos al hospital”



“Los asesinos llegaron a la puerta del refugio y empezaron a gritar que saliera todo el mundo fuera. Pusieron contra la pared que había fuera a los hombres que encontraron dentro. Inmediatamente fueron ametrallados”. Mientras Munir miraba, los asesinos se fueron para matar a otros grupos y volvieron de pronto y abrieron fuego contra todo el mundo, y todos cayeron al suelo.

Munir se quedó tumbado sin moverse y sin saber si su madre y sus hermanas estaban muertas. Entonces oyó a los asesinos gritar: “"Si alguien de vosotros está herido lo llevaremos al hospital. No os preocupéis, levantaos y veréis”." Unas pocas personas trataron de levantarse o gimieron, e instantáneamente les dispararon en la cabeza
 

Amina Sakaa: "Querían que viéramos lo que estaba ocurriendo"



Nos obligaron a estar de pie sobre los cadáveres de nuestros propios vecinos. Mi hermana quiso tapar mis ojos, pero un soldado se lo prohibió porque querían que viéramos lo que estaba ocurriendo». 



Wadha Sabeq, de 33 años de edad en aquel momento, se encontraba viviendo en Bir Hassan, un barrio predominantemente libanes a las afueras de los campamentos.



Ella llevó a sus ocho hijos, que tenían entre 3 a 19 años de edad.

Cuando pasaron por Shatila, fueron detenidos por los falangistas. "Nos llevaron con otros y separaron a los hombres de las mujeres." Los combatientes se llevaron a 15 hombres de su familia, incluyendo a su hijo Mohammad,  de 19 años de edad, a su hijo Alí de 15 años de edad, y a su hermano de 30 años.


"Alinearon los hombres contra la pared, y se les dijo a las mujeres que tenían que trasladarse al estadio. Nos ordenaron caminar en una sola fila, y no mirar ni a la izquierda ni a la derecha." Combatientes falangistas caminaron junto a ellos para asegurarse del cumplimiento de las instrucciones.

Esa fue la última vez que vio a su familia.

POR ÚLTIMO Y NO ABURRIR CONCRETARÉ:


postal de los responsables:

"En Chatila, en Sabra, unos no-judíos han masacrado a unos no-judíos, ¿en qué nos concierne eso a nosotros?"



De izquiera a derecha: Ariel Sharon (entonces Ministro de Defensa israelí y a cargo de los campos de refugiados de Sabra y Chatila) y Menahem Begin, Primer Ministro israelí. Foto: 1967, EPA. 



:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: esto sigue gente ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Wednesday 23 July 2014 
from:
www.independent.co.uk

Massive Attack, sin pelos en la lengua con sus actuales recitales. (de mis bandas predilectas)













Viernes, 25 de julio del 2014 | 13:43


UNICEF lamenta muerte de 192 niños en Gaza y condena ataque a escuela con refugiados






+160.000 Refugiados en albergues de la ONU.


Previamente se había informado de más de 1.000 menores heridos, mutilados y severamente quemados en la Franja .




Recuerden, cierro los comentarios sólo para evitar excusas de censura "generar bardo". También quiero aclarar que ya me han censurado:





 y en particular al moderador que lo hizo le aclaro que las fuentes que actualmente estoy usando son de dominio .org, .uk, .com. El post que desapareció no tiene nada que ver con el tema que traté aquí, y comprendo la 'falta de seriedad' por haber usado blogs como fuente.

Lo que no te mata. Preferiría que ésta vez no me quiten mi nuevo post. Muchas Gracias. Compartan (si les interesa), porque la información debe ser libre..
0
0
0
0No comments yet