5 hábitos que te alejan de las mujeres

Si no entendés por qué las mujeres se alejan de vos, pese a ser un sujeto agradable desde tu perspectiva, revisá acá qué cosas de tu comportamiento pueden estar espantándolas.



Así lo plantean especialistas consultadas por la revista masculina Men’s Health, que indican que muchos hombres cometen errores que desaniman a las mujeres al conocerlos. Revisá cuáles son.



1. No te callás nunca:



¿Cada vez que estás frente a una mujer atractiva, empezás a hablar sin parar porque sentís que debes “venderte” como un gran partido? Si es así, detenete, recordá que hablar sin dejar espacio al otro para expresarse no es divertido. La doctora en psicología Christie Hartman señala que no importa lo interesantes que sean tus historias, esta táctica de conquista suele ser contraproducente. “La mayor queja que escucho de las mujeres en las primeras citas es que los hombres hablan demasiado. Te hace parecer absorto en vos mismo, y ella no querrá tener nada que ver con vos”, dice. Terri Orbuch, experta en relaciones, señala que en lugar de mostrarte como un “hombre increíble”, debés animar a la chica a hablar de sí misma. Preguntále sobre su carrera, sus aficiones o incluso sus mascotas. Averiguá qué cosas le apasionan, porque esa es una buena manera de conocer a la gente. Hartman añade que si bien la mujer podría dar una respuesta genérica al principio, una vez que la invites sutilmente a profundizar, la conversación fluirá.



2. Siempre te quejás de tu ex.


Muchos caen en la tentación -tanto hombres como mujeres- de hablar sobre porqué su última relación no funcionó o comienzan a quejarse de las ex parejas como una forma de halagar a quien tienen en frente. Por ejemplo, dicen cosas como “Que alivio que tenés buen gusto musical, mi ex me tenía podrido con Los Nota Lokos”. Aunque suena inofensivo, es un gran error, porque “hablar de tu ex es decir que ella sigue siendo importante para vos. Tu cita pensará que tiene que competir”, explica Hartman. La experta recomienda en su lugar, mencionar que ha pasado tiempo desde que estuviste en una relación larga, pero evitar hablar específicamente sobre tu ex. Si tu cita te pregunta al respecto, dale un resumen muy breve de la historia sin detalles. No empieces con que “no éramos el uno para el otro” y todo eso. Hartman recomienda esperar hasta al menos la tercera salida para profundizar en tu pasado romántico.



3. Te burlás demasiado de las películas, libros, series o aficiones favoritas de las chicas con que salís.


Hacer bromas al respecto no está mal, pero comenzar a criticar demasiado duro, haciendo comentarios groseros y desubicados, puede desanimar a tu cita. Por ejemplo, si sabés que ella es fanática de Game of Thrones no podés decir que es “la serie más pelotuda” que viste. Ni tampoco es apropiado mencionar que la astrología es para boludos, si ella es aficionada a ésta. “Si criticás algo que le gusta mucho, en realidad la estás criticando a ella”, dice Hartman, añadiendo que incluso si es sólo un intento equivocado por bromear. En su lugar, sólo admití educadamente que no sos fanático de tal pelicula o disciplina.



4. Contás toda tu vida personal demasiado pronto.




Si te llevás como el culo con tu familia, tuviste una infancia de mierda o estás preocupado por un asunto personal en particular, no es aconsejable contarlo todo cuando recién estás conociendo a alguien. Aunque pienses que esto te hará ver noble y humano, es posible que la otra persona se sienta incómoda. “Si le decís tus más profundos y oscuros problemas demasiado pronto, podés asustarla. Ella pensará ‘Este pibe si que tiene problemas””, explica Hartman, añadiendo que este tipo de confesiones es mejor dejarlas para el contexto de una relación estable y de mutuo apoyo, o al menos después de unas cuantas citas.



5. Alardeas mucho de tu éxito material.




Algunos hombres sienten la necesidad de contar todo sobre sus estupendas vacaciones en el extranjero, su nuevo auto lujoso, su increíble oficina y su suculento sueldo. La experta en relaciones Rachel DeAlto dice que las únicas mujeres que se enganchan con el exhibicionismo material son las interesadas en la guita, mientras las demás sólo piensan que el chabón es un pelotudo superficial. Por ello, en lugar de jactarte de tus logros materiales, hablá de tus metas y cómo estás trabajando en ellas. Esto demostrará que tenés ambición y profundidad. “Que sea significativo, no material”.