5 personajes anime que parecian poderosos y terminaron debil


Una de las reglas no escritas en el manga y anime, es que cualquier protagonista de un shonen empezará como un completo iluso, para terminar convirtiéndose (a veces sin darse cuenta) en uno de los mejores de su rubro, sea como deportista, guerrero, espadachín, cocinero, o lo que se le ocurra al escritor.
Otra cosa, es que ese avance natural también repercute en los enemigos y personajes secundarios, quienes muchas veces se nos son presentados como grandes promesas, para terminar luego en grandes decepciones. ¿Recuerdas alguno de ellos? A continuación te muestro 5 personajes que parecian grandes promesas, pero la pechearon.

Jun Uozumi (Slam Dunk)


Como en muchas sagas deportivas, el primer equipo al que se enfrenta el protagonista suele ser siempre difícil, para poder enfatizar el logro al ganar, o las dificultades que tocará sobrellevar en caso de perder. Y otra cosa que siempre se marca en el rival, es el capitán del equipo.
En el caso de Slam Dunk, el equipo era el Colegio Ryonan, y su capitán de equipo el gigante Jun Uozumi. Un duro rival a vencer cuando lo conocimos, pero que terminaría más adelante en la serie como un simple chef retirado de la competencia.

Warsman (Kinnikuman)


Kinnikuman tal vez no sea de los más conocidos, pero sí es una serie con muchos seguidores dentro y fuera de Japón. La misma parodia un género bastante famoso como la lucha libre y los androides como Ultraman, además de utilizar ese medio para presentar humor absurdo.
Uno de esos personajes fue Warsman, un cyborg que figuró como antagonista y presentaba un poder especial: encontrar los puntos débiles de cualquier enemigo y derrotarlo en menos de 30 minutos. A medida que avanza la serie, sin embargo, se transforma en un personaje más del montón e incluso siendo derrotado en varias batallas.

Buggy (One Piece)


El famoso payaso de la serie se presentó como el tercer antagonista, y así fue como Buggy cobró importancia dentro del mundo One Piece. Un personaje poderoso, con una personalidad muy especial y que cumplía con todo lo necesario para ser el gran personaje que fue.
Algo que quedaría bastante abandonado conforme el paso del tiempo, con héroes que aumentaron exponencialmente su poder, dejando a Buggy casi en ridículo si debieran enfrentarse hoy en día. Por suerte, continuó apareciendo en la historia, al menos cobrando importancia no como villano principal, sino como complemento a la saga (aunque cuente con ciertas teorías sobre su poder oculto).

Toguro, el menor (Yu Yu Hakusho)


Si recuerdas la saga del torneo de artes marciales en Yu Yu Hakusho, seguro recuerdas a Toguro el menor, quien se confirmaba como el principal rival a vencer y antagonista de la serie. Una de las cosas que más impactaban de este enemigo era su capacidad para liberar su poder demoníaco el cual le permitía transformarse en un verdadero monstruo devorador de almas.
Si bien el personaje muere a manos de Yusuke, más tarde nos enteramos que a pesar de todo su poder, Toguro era un "simple demonio clase B", incomparable a los monstruos del nivel más alto, y cosechando temor sobre los enemigos que podrían estar por venir.


Yamcha (Dragon Ball)

En el caso de nuestro puesto #1 la cosa es muy distinta, puesto que pasó de ser un enemigo de temer, a convertirse en un aliado casi indefenso ante las nuevas amenazas.
Y es algo bastante lógico, teniendo en cuenta el avance que presentaba cada saga de Dragon Ball y Dragon Ball Z, donde personajes como Yamcha, Tien Shinhan, Yajirobe o Krilin terminan siendo un relleno más en muchas de las peleas futuras. Yamcha deberia ser recordado como uno de los humanos más poderosos y el segundo en lograr dominar la técnica del Kamehameha, pero no, siempre la pechea en todas las peleas, hasta con Bulma la pecheo.