Popular channels

[5] Super Soldiers Apollo

Lee desde el primer capítulo: http://www.taringa.net/posts/offtopic/18133124/Super-Soldiers-Apollo.html


CAPITULO 2: BIENVENIDO AL HOYO, CONÓCELO (parte 2).

- Despierten sabandijas –dijo el Apollo con voz fuerte- llegamos al Hoyo.

Bajando del autobús y viendo como el resto de autobuses que iban detrás se estacionaban notaron que eran temprana hora en la mañana, apenas el sol iluminaba.
- Avancen por allá.

John y su compañero se sintieron algo aturdidos por el ruido de los motores que no habían parado desde la mañana del día anterior, podían sentir el calor emanando de los motores. Cuando los hicieron entrar en un edificio cercano, fuera del ruido y el fresco de la mañana a una sala de espera grande repleta de asientos, un militar común les daba indicaciones
- A ver, los que van llegando primero se van sentando en las sillas de hasta allá.

Llegando hasta donde los primeros muchachos se habían sentado, John y su compañero toman asiento y con paso acelerado para que no le ganaran el lugar la chica del asiento de atrás del autobús se sienta junto a ellos.
- No les importa, ¿verdad?
- No, no está bien.

Paso poco tiempo hasta que de una puerta grande varios militares salieron con carritos metálicos con charolas desechables con comida.
- No se levanten, pasaremos por sus lugares y desayunaran.

Dicho y hecho, todos recibieron una charola con sándwiches de pan blanco sin orillas de esos que ya vienen hechos y un cartón de jugo barato. Tratando de desayunar tranquilamente, el muchacho hablo.

- No me he presentado, mi nombre es Arthur. –le tiende la mano-.
- Yo soy John. – le devuelve el saludo mientras le toma la mano para saludarlo-.
- Bueno, me llamo Arturo, soy de descendencia mexicana, pero cuando me mude a la parte estadounidense, me hago llamar Arthur.
- Ah, bueno, es igual.
- ¿Y tú eres? -dijo Arthur a la chica-.
- Mi nombre es María, pero me pueden decir Mari.
- María y John... mucho gusto.

Terminando de desayunar, los militares los conducen ahora por un portón para salir a un campo dentro de las instalaciones, donde varias naves para transportar elementos estaban estacionados en los cuales llegaron varios Apollos más.


(decidí llamarlo Shoottar, acrónimo de Shooting Star -estrella fugaz-)


- Míralos, -con voz femenina- apenas son unos niños comparado por lo que tendrán que pasar.
- Nosotros también lo éramos –voz masculina- tuvimos que madurar, si se le puede llamar así.

Un militar comenzó a llamar la atención de todos los muchachos para darles indicaciones
- Ustedes dos de atrás, ya guarden silencio. Ok, lo que harán será formarse en fila y responderán a las preguntas de las caballeros que se encuentran allá atrás, luego pasaran por aquellas líneas amarillas y sigan las instrucciones. ¿Entendieron? Si, que bueno ¿hay preguntas? No, que genial. Empiecen.

Habiendo esperado su turno Mari, John, y Arthur se sientan a la vez en las 3 sillas disponibles, las cuales cada una se encontraba en frente de un Apollo sin casco.
- ¿Apellidos y nombre?
- Humman, John…/ Morgan, María…/ Medellín Becerra, Arturo…
Uno a uno los chicos dieron sus datos demorando hasta la tarde, dando su información para formar parte de La Armada aun siendo simples muchachos.



Enseguida de que cada joven diera sus datos, la línea amarilla los conducía hacia unas oficinas en las que se instauraron enfermerías muy improvisadas, al grado que apenas y tenían equipo medico tradicional. Era hora de revisar sus índices de salud.
- Negro el izquierdo y azul el derecho. Interesante combinación de ojos -dijo la enfermera-.
- La verdad los preferiría de un solo color, distinta coloración me hace sentir de repente… algo raro.
- No, no, todo lo contrario, es un afortunado incidente genético. Quítate la camiseta, por favor –John la obedece- No cualquiera lo tiene y tú sabrás que las cualidades “raras”, más bien únicas, le pertenecen a personas de igual índole. Únicas.
- ¿Sí?
- Solo mira eso –apunta hacia los vendajes- un disparo en el pecho, pasaste horas sin atención médica, te extrajeron la bala con instrumentos insuficientes ¿eso te dice algo?

John pensó al respecto mientras con cuidado la enfermera lo recuesta para atender mejor la cicatrización de la herida.

- Dime, ¿tienes algún problema médico? –le pregunta aquella enfermera a Arthur-.
- Este, no. –contesta distraído-.
Preguntando basilando un poco al observar al serio muchacho.
- ¿Ocurre algo?
- ¿Qué?, no, no pasa nada
- Seguro, diría que estas preocupado
- No, no es nada, solo que todo esto es… raro.
- Si yo sé, quítate tú camisa por favor y recuéstate
Atendiendo a las indicaciones, Arthur le pregunta
- ¿Cuánto tiempo nos tendrán aquí?
- Eso es algo que no sé

- ¿Te encuentras bien? –le dice la enfermera a Mari-.
- ¿Mande?, ah, bueno si, si estoy bien.
- Quítate tú polera por favor, necesito revisarte.
Mientras revisa su frecuencia cardíaca y respiración con el estetoscopio continua hablándole.
- Fue un día muy largo el de ayer, ¿no?
- Ni que lo diga, ahora estamos aquí, quien sabe dónde.
- Estas en el campo militar Trinchera, le dicen “el Hoyo” de cariño -le sonríe-.
- Con razón ese sujeto nos dijo…
- ¡Bienvenidos al hoyo! Seguramente –suelta una risita-.
- Oiga ¿cuánto tardara todo esto?, tengo hambre.
- Yo sé cariño, pero falta poco para terminar. Después de esto, puede que les den de cenar.
- Apresúrense -dice con voz mas emberrinchada que exigente- no hemos comido nada desde la mañana y eso fue muy temprano.
- Lo sé yo también quisiera irme –le guiña el ojo- pero la estoy pasando bien contigo. Bueno, al parecer estas muy saludable.
- Quisiera un baño –las dos ríen-.

En algún lugar de la base, un Apollo de voz grave la pide información a otro
- ¿Ya casi acaban?
- Falta poco para terminar sus preparativos, señor. ¿A qué hora comenzara?
- Déjalos relajarse un poco. Les hará bien... será después del anochecer…
El Apollo se dispone a retirarse. Mientras recorre un pasillo, en su mano izquierda entre sus dedos mantiene rodando una bala.


continuara...

No olvides compartir, puntuar, dar favoritos, y comentar

SEE YOU LATER, COWBOY
0
0
0
0No comments yet