Check the new version here

Popular channels

6 consejos para trabajar con alguien que odias

Un ambiente laboral adecuado es sin duda uno de los alicientes más importantes para los empleados, pero ciertos problemas pueden llevar a mermar esto con rencores. Si es tu caso, saber trabajar con alguien que “odias”, puede ayudarte para que no pierdas tu tranquilidad.


Las claves


Ya que lo más probable es que la persona que “odias” no se vaya y tengas que convivir día a día con ella, te compartimos lo que tienes que hacer para sobrellevar la situación de manera inteligente.

1. Maneja tu reacción. Daniel Goleman, profesor de la Rutgers University, indica que el primer paso es no pensar en cómo se comporta la persona, es mucho más productivo centrarte en el manejo de tus reacciones, para que hagas frente de manera audaz a factores provocativos.

2. Guarda tus opiniones. Aunque sea tentador, debes evitar quejarte con otros compañeros de trabajo sobre quien “odias”, ya que puedes ser tú quien termine con una imagen poco professional o negativa, señala Robert Sutton, académico de la Stanford University.

3. Evalúa el problema. Sutton recomienda que una vez que ya controles tus reacciones, piensa en qué es lo que no te gusta de la otra persona, si te recuerda a alguien, qué detona el odio o si le tienes alguna clase de envida, al comprender la situación podrás ver si el problema viene de ti.



Nuestra persona favorita en el mundo somos nosotros mismos. Cuanto más diferente sea alguien de lo que eres, más probable será que tengas una reacción negativa hacia él o ella”.

4. Pasa más tiempo con el “enemigo”. Suena raro, pero una de las mejores maneras de que alguien llegue a caerte bien, es que trabajen juntos en un proyecto; así puedes entenderlo mejor y quizá desarrollar cierta empatía, o sentir compasión en lugar de irritación, afirma Goleman.

5. Considera platicarlo. Si nada de lo anterior funciona, puede ser una buena idea que le plantees a esa persona cómo es que te incómoda: comportamientos que se puedan cambiar y la manera impacta en el trabajo; esto puede ayudar a que se tome conciencia de la situación, señala Sutton.

Pero ten cuidado, Goleman puntualiza en que si sientes que con la persona sí se puede tener una conversación civilizada, sobre el trabajo y que todo mejorará, adelante; si por el contrario es alguien que lo tomará personal y será vengativo, evítalo ya que la situación puede empeorar.

6. Que no te importe. Si la situación no tiene solución, por más que hayas tratado, lo ideal es practicar el desapego emocional, no le des importancia exhorta Sutton. Si la persona está siendo un “dolor”, pero tú ya no lo sientes, entonces no habrá problema explica Goleman.

Recuerda que el control para que puedas trabajar con alguien a quien odias solo está en tus manos, céntrate en las tareas y en el éxito profesional que quieres alcanzar. Si te es posible hacer como que la persona no existe, mejor será la situación.


0
0
0
0No comments yet