Check the new version here

Popular channels

7 claves para entender el surgimiento del Estado Islámico

¿Es realmente el Estado Islámico una amenaza contra el mundo como lo conocemos? Incluso algunos columnistas y expertos se han permitido el comentario de usar el argumento de la Tercera Guerra Mundial para llenar de picor sus espacios periodísticos.




Respuestas sencillas que permiten comprender un poco del escenario político y económico de la región en la que un discurso islamista radical ha dicho defender los principios de Mahoma, pero en realidad sólo ha sido incongruente con sus enseñanzas. ¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? y ¿Dónde?



¿Qué es el Estado Islámico?




Es un grupo militar que surgió a raíz de la intervención estadounidense de 2003 en Irak, y fue supervisada por Al Qaeda hasta que decidió separarse de ésta para trabajar de manera independiente y con su propia agenda. Tras la caída de Hussein, el grupo operó en la clandestinidad hasta que la Guerra Civil Siria creó un vacío de poder en extensas regiones de territorio que favorecieron su resurgimiento.





¿Qué buscan?


Dicho grupo estableció un Estado basado en la ley islámica -la sharia- en territorios internacionalmente reconocidos de Siria e Irak. Aunque su territorio está limitado, sus intenciones consisten en operar en todo el mundo, principalmente en Medio Oriente “para liberar Palestina”, y con ello destruir el estado de Israel. Además de incrementar su poder político y económico, también llevan a cabo una persecución religiosa en contra de los cristianos y los musulmanes chiítas; quienes han entendido las enseñanzas de Mahoma de manera distinta a los sunitas, doctrina conservadora del Islam.


¿Qué es la sharia?



Mapa del proyectado Estado Islámico, con sus regiones constituidas bajo la sharia.

Se trata de una de las nociones de derecho más importantes de los musulmanes, pues se entiende como “el camino recto” que toda persona debe vivir. Son normas religiosas, civiles y políticas que se ajustan a cada cultura, y que por ende definen aquello permitido y prohibido en una sociedad; todo ello visto desde un punto de vista religioso. La sharia no es la constitución o el cuerpo de derecho de todos los países árabes o musulmanes, sino sólo una interpretación de las lecciones de Mahoma aplicables a cada ámbito de la vida pública y privada. Países internacionalmente reconocidos como Arabia Saudita, Irán, Omán y Yemen viven bajo la sharia.


¿Quién dirige al Estado Islámico?


El Estado Islámico tiene a la cabeza a Abu Bakr al-Baghdadi, autoproclamado califa de todos los musulmanes, y quienes “le deben obediencia”. Su historia se remonta al doctorado en estudios islámicos que cursó en Bagdad y a la intervención estadounidense de 2003. A partir de entonces, y bajo la interpretación bélica de la yihad, estuvo fuertemente ligado con los viejos generales de Hussein, quienes hoy entrenan y dirigen a sus tropas.

Tras ser liberado de un centro de detención estadounidense, se dedicó a actividades clandestinas con el Estado Islámico de Irak, cuando éste era un grupo de apoyo de Al Qaeda hasta que fue debilitado por Estados Unidos. En 2010, Abu Bakr se convirtió en el nuevo líder de la organización, la reconstruyó de la mano de los generales de Hussein y perpetró cientos de ataques en Irak. Para 2013, combatió contra las fuerzas leales al presidente sirio Bashar al Assad en la Guerra Civil Siria, y en 2014, se autoproclamó califa y fundó el Estado Islámico con la ciudad de Al Raqa como su capital.







¿Dónde está ubicado el EI?



Aunque en un inicio sus operaciones se llevaron acabo sólo en Irak, su poder actual penetra las fronteras sirias y domina el noreste de Irak y el oeste de Siria. Controla ciudades como Mosul, Faluya, Al Raqa y múltiples yacimientos petroleros y de gas, permitiéndole gran afluencia económica. Algunas estimaciones calculan que el Estado Islámico controla entre 40 y 90 mil kilómetros cuadrados, mismas que podrían compararse con el territorio de Bélgica o Jordania respectivamente. Cerca de 8 millones de personas viven en los dominios del Estado Islámico.





¿Cómo se financian?



Es considerado por los expertos como el grupo terrorista más rico y poderoso del mundo, con alrededor de 2 mil millones de dólares en efectivo listos para ser usados. Respecto a su financiamiento, se argumenta que bien pudo haber sido un grupo de guerrilla apoyado por Estados Unidos como en el caso de Al Qaeda que creció hasta niveles insospechados -pero deseados por el gobierno estadounidense-. Incluso, para reforzar este argumento, el día 16 de noviembre, el presidente ruso Vladimir Putin argumentó que entre los 40 países que financian al Estado Islámico se encuentran “varios miembros del G20”, señalando a Estados Unidos como el principal responsable de su aparición y fortalecimiento en la región. Dicho argumento también está sustentado por declaraciones de Noam Chomsky en 2014, quien sostuvo que “la aparición del EI y la difusión general del yihadismo radical, es una consecuencia bastante natural del martilleo de Washington sobre la frágil sociedad de Irak”.

La segunda posibilidad radica en que es un grupo terrorista financiado por las potencias árabes del Golfo Pérsico: Qatar y Arabia Saudita. La razón de enfrentar a musulmanes contra musulmanes, radica en que el grupo opera en una zona de mayoría chiíta, una corriente de interpretación distinta a la sunnita, misma que domina el resto del mundo del Islam. Irak tiene mayoría de población chiíta, y la familia Al Assad, que gobierna Siria, pertenece a la secta de los Alauitas, de la rama chií. Con miras a desestabilizar la región, propagar la “interpretación correcta del Islam” y destruir a sus enemigos, las potencias petroleras no escatimarían recursos en lograr sus cometidos.





La última opción, y la cual podría complementar las dos anteriores, más no explicar su crecimiento desmedido, radica en que se trate de una organización sostenible económicamente a través de la venta ilegal de gas y petróleo, el cobro de impuestos en las regiones bajo su control y actividades ilícitas como extorsión, contrabando y secuestro. ¿Tendría un Estado recién creado el poder económico de librar una guerra a gran escala contra los ejércitos sirio e iraquí sin ayuda internacional?


¿Es el Estado Islámico un reflejo del Islam?


No, en absoluto. Por mucho que los medios de comunicación que sirvan a intereses políticos y económicos quieran adjudicarle la barbarie y el salvajismo de los terroristas al Islam, éste no debe ser manchado de los discursos radicales del Estado Islámico. El Islam no es sinónimo de violencia, y ni siquiera el concepto de la yihad se trata de una idea de llevar la fe a Mahoma a través de la espada. En realidad, el conflicto que se vive en Medio Oriente y que ha desatado una de las crisis migratorias más importantes del último siglo, poco tiene que ver con religión.
1Comment
      GIF
      New