Check the new version here

Popular channels

7 secretos del auto-erotismo femenino



Las sesiones individuales femeninas son diferentes de las de un lince taringuero en un montón de formas.

Mientras que para la masturbación de un hombre parece bastante simple: "Una botella de lubricante, videos de xvideos, poringa, etc y un apretón de cinco dedos ofrecen resultados satisfactorios para muchos". Las sesiones individuales de las mujeres son un poco más complicadas.

Ellas no pueden hacerlo donde quieran, que no siempre se preocupan por alcanzar el orgasmo, y definitivamente no están hojeando Cincuenta sombras de Grey tanto como usted se imagina. Entonces, ¿cómo se masturban las mujeres? Sigue leyendo este articulo para descubrir los secretos de lo que sucede cuando ellas cierran la puerta de su habitación.




1.Ella es más rápida sin un hombre.

En promedio, las mujeres tardan más tiempo en el orgasmo que los hombres. "Para que las terminaciones nerviosas de la mujer se estimulen y para que el flujo de sangre baje a sus genitales, puede variar entre 15 a 20 minutos de juego previo", explica Sadie Allison, Ph.D., autor de The Mystery of the Undercover Clitoris: Orgasmic Fingertip Touching Every Woman Craves.

Pero ella podría ser mucho más rápida en solitario que estando con un taringuero lince en la cama. Eso podría ser porque está más centrada en su propio placer (en lugar de el hombre) o porque sabe exactamente lo que quiere. "Muchas mujeres pueden terminar en 2 a 3 minutos cuando lo hacen por su cuenta, pero tendrán que esperar entre 10 minutos o más para llegar a un orgasmo", dice el experto en sexo Carlyle Jansen, autor de Sex Yourself , un libro acerca de la masturbación femenina.




2. Ella no lo hace tan a menudo.

Cuando un hombre se despierta de buen animo o estresado por de la mañana, o en el transcurso del día, hay una gran posibilidad de que se de así mismo un "tirón" antes de que inicie o termine el día. Según la investigación, el 25 por ciento de los hombres se masturban al menos 3 veces por semana, y 55 lo hacen al menos una vez al mes. Pero para las mujeres, esas estadísticas son considerablemente más bajas: Sólo el 10 por ciento de mujeres reportan placer a sí mismos tres veces por semana, y el 38 por ciento descienden por debajo de una vez al mes.

Pero porque? Quizás porque ellas podrían ver al auto-placer como más que una simple producción, no sólo como una actividad de "me toco y ya". También podría ser debido al estigma asociado con la masturbación femenina, que les puede surgir a muchas mujeres en la edad adulta. "La mayoría de los niños comienzan a masturbarse antes de los 10 años", dice Jansen, mientras que "las mujeres empiezan más tarde, a menudo al rededor de los 20 años."




3. Ellas se preparan de manera diferente.

"Los hombres pueden estar en un baño de una estación de gas sucio y frotarse la maquinola", dice Allison, pero para una chica, el medio ambiente es todo. Tal vez ella saca un lubricante especial, enciende algunas velas, etc, antes de comenzar con el auto-placer. "Muchas mujeres necesitan que sus cabezas se concentren, y si hay distracciones de cualquier tipo, puede obligarlas a retirarse", dice Allison.




4. Su tacto es suave.

Cuando te masturbas, tienes un agarre firme, los dedos se apretan, y nos atenemos a un movimiento hacia arriba y hacia abajo a lo bruto. Pero las mujeres, por otro lado, tienden a ser más lentas, más suaves y más sutiles.

"Piensa que tu tienes una pestaña en el ojo y que la estas tratando de sacarla con un suave frotado hacia fuera", dice Allison. "Llevas el párpado hacia atrás y suavemente utilizas el dedo para frotar alrededor. Eso es suave! debe tocarse el clítoris de una mujer así, suave y delicadamente! ".

El clítoris tiene el doble de terminaciones nerviosas que la cabeza del pene, así que es muy sensible a incluso el toque más suave. Algunas mujeres les gusta movimientos mas ásperos-y ellas te lo dirán si les gusta de esa forma, pero la mayoría necesitan ser dados con suavidad antes de que puedan soportar demasiado contacto con su clítoris.







5. Ella explora todo su cuerpo.

Mientras que a los taringueros les basta con tener su herramienta a disposición, a ellas les gusta hacer de la masturbación una actividad de todo el cuerpo. "Las mujeres tienden a estimular todo el cuerpo, zonas como el cuello, los pechos, brazos, y los labios", explica Jansen. Ellas pueden tocarse los pezones, o frotarse la parte interna de los muslos, antes de llegar a sus genitales. Comparativamente, "a los hombres generalmente solo les basta con acariciarse el pene", dice Jansen





6. Ellas no siempre se preocupan por el orgasmo ...

Esta podría ser la diferencia más grande en comparación con los hombres. Cuando te masturbas, es probable que tenga un objetivo claro en mente: "llegar al orgasmo y llenar de chele el techo de tu habitación. "Pero para muchas mujeres, ya sea que terminen o no, no siempre es lo mas importante", dice Allison. Algunas mujeres están satisfechos con su auto-placer y antes de que lleguen al orgasmo, o independientemente de si hay un clímax, "se trata más de saber que tienen tiempo para si mismas, y de sentirse de manera agradable consigo mismas," dice ella.





7. ... Pero cuando lo hace, ella va por mas..!!

Cuando un hombre eyacula, crea una enorme liberación física. "El cuerpo necesita una gran cantidad de energía para empujar todo ese líquido proveniente de la próstata, y a todos esos espermatozoides que viene desde los testículos y que van a terminar fuera del pene", explica Allison. "Por eso, cuando los hombres terminan, sienten como si todo hubiese finalizado ahí y dicen: "Uff, necesito una siesta! "

Los orgasmos de las mujeres también son físicos, pero no tienen el mismo "período refractario", después de alcanzar el clímax. Lo que hace más probable que necesiten de múltiples rondas.






No leíste una mierda? Bueno, aquí un anexo..!!!




link: http://www.youtube.com/watch?v=8BOJWa8takY



0
0
0
0No comments yet