Popular channels

8 locas curiosidades sobre los pájaros





No hay más que fijarse en algunos de los ejemplos que han ocupado nuestra sección de animales curiosos para saber que las aves son criaturas increíbles.

Ya no sólo por existir algunas especies la mar de raras, sino también porque todas ellas comparten algunas características que las hacen muy diferentes a cualquier otro animal.


Por eso, como sabemos que te encanta aprender curiosidades nuevas, hoy vamos a dar una lista de algunos hechos interesantes sobre especies concretas y sobre los pájaros en general, desde hábitos peculiares hasta algunas rarezas en su forma de aparearse o de comer.



Curiosidades de los pájaros

1. El cuco y sus huevos parásitos



Es posible que ya conozcas la costumbre del cuco de poner sus huevos en nidos ajenos, para asegurarse que otros pájaros alimenten a sus crías.

Es un hecho muy curioso, pues las hembras no eligen los nidos al azar, sino que se dividen en grupos de preferencia, llamados gentes, eligiendo así a la especie a la que se parezcan más sus huevos.


El problema es que las crías no tienen por qué parecerse, por lo que el pobre pájaro al que le han ocupado su nido se acaba viendo con problemas como éste.





2. El macho de ñandú, el padre perfecto



Siguiendo con el tema de huevos y nidos, la verdad es que la gran mayoría de especies de aves llevan muy mal el tema de la planificación familiar, pues el padre no se responsabiliza de sus polluelos como es debido.

Sin embargo, el macho de ñandú, un ave similar al avestruz y típica de Sudamérica, es un verdadero padrazo, pues una vez que la hembra pone los huevos es él el que se encarga de incubarlos durante un periodo que oscila entre los 30 y los 45 días.




3. La actitud del herido de las perdices



Las aves que anidan en el suelo deben recurrir a más de una artimaña para evadir a los depredadores que intenten acabar con ellas y con sus pollitos.

Son muchas las triquiñuelas conocidas, pero una de las más curiosas es la “actitud del herido“, tomada por especies como la perdiz, que se alejan del nido fingiendo estar malheridas con el fin de apartar de los huevos la atención del cazador.




4. La muda del plumaje, un hecho muy curioso



Todo el mundo sabe que las aves no pasan toda la vida con las mismas plumas, sino que la mayoría de ellas las mudan una vez al año, ¿pero por qué lo hacen?

Esta respuesta depende de la especie a la que nos estemos refiriendo, pues son muchos los objetivos que las llevan a mudar su plumaje.

La gran mayoría lo hacen después de la cría, pero también hay algunas especies que lo hacen en otros momentos, con un fin muy claro. Por ejemplo, algunos patos cambian las plumas justo antes de la cría, con el fin de tener un plumaje más brillante, que marque claramente la diferencia entre machos y hembras y los haga más atractivos de cara al cortejo.


Por otro lado, las aves migratorias optan por realizar el cambio de plumaje justo antes de la migración otoñal, con el fin de eliminar las plumas sucias y desgastadas y cambiarlas por otras mucho más nuevas y útiles para afrontar su largo viaje.


5. La peculiar dieta del guacamayo jacinto



El guacamayo jacinto es un ave de colorido plumaje típica de las selvas de Brasil, Bolivia y el norte de Paraguay.

Son muchas las características que lo convierten en un ave muy peculiar, pero sin duda una de ellas es su alimentación; pues, a pesar de comer a menudo frutos tóxicos, no enferma, debido a que recurre a un truco consistente en ingerir dos veces al día una arcilla muy rica en minerales que neutraliza las toxinas presentes en su organismo.




6. Los pájaros también se emborrachan



Menor control de las sustancias que ingieren tienen algunas especies de aves, como el ampelis europeo, un pequeño pajarillo con un gusto muy peculiar por las bayas que, en ocasiones, le ha jugado más de una mala pasada.

Tanto es así que a veces, después de abusar del consumo de bayas fermentadas, se muestran literalmente borrachos, llevando a cabo comportamientos extraños que los han hecho ser temidos en más de una ocasión, por miedo a que transmitieran algún tipo de rara enfermedad.




7. El color de los flamencos, cosa de su dieta… y de maquillaje



Sin duda, la característica más interesante de los flamencos es su color rosado, muy diferente al de cualquier otra ave, ¿pero sabes a qué se debe?

Pues la respuesta está, ni más ni menos, que en lo que comen, ya que muchos de los alimentos de su dieta, como los camarones o el plancton, contienen un pigmento, llamado cantaxantina, cuya descomposición el hígado del animal genera la coloración naranja-rosada tan típica de los flamencos.
Pero eso no es todo, pues se ha observado que el color se hace más intenso en la época de celo y apareamiento, algo que resulta muy curioso, pues la alimentación que llevan a cabo es siempre la misma.

La solución a este misterio la dio en 2011 un equipo de investigadores de Doñana, que descubrieron que parte de los pigmentos procedentes de su dieta pasan a un aceite, excretado en unas glándulas presentes en la cola del animal, cuya función, a pesar de haberse relacionado únicamente con la impermeabilización de las plumas, parece ser también una cuestión estética utilizada para atraer parejas en época de celo. Vamos, que los flamencos se maquillan. ¿lo puedes creer?




8. El sádico ataque de las gaviotas a las ballenas



Las gaviotas parecen aves pacíficas y adorables. Por ejemplo, ¿quién no recuerda con cariño a la gaviota de la Sirenita?

Pues ojo, que no son tan inofensivas como parecen, y si no que se lo digan a las pobres ballenas argentinas, a las que en ocasiones atacan en grupo un tipo de estas aves, conocidas como gaviota cocinera, sin ningún tipo de piedad.


Este “espectáculo”, característico de la Patagonia argentina, es una escena impresionante y desagradable a partes iguales, pues a menudo se reúnen en grupos grandes a la espera de que estos grandes cetáceos salgan a la superficie, para correr a arrancarles trozos de piel y grasa antes de que vuelvan a sumergirse.

Para los ejemplares más grandes esto podría ser poco más que un incordio doloroso, pero a las crías, que tiene una piel mucho más fina y vulnerable, puede suponerles grandes heridas y ulceraciones por las que sufrirán el ataque de patógenos, pudiendo llegar a enfermar.


Como ves, cada ave es un mundo y son muchísimas las curiosidades que se encierran detrás de ellas. Y eso que sólo te hemos contado la puntita del iceberg, ¿te gustaría conocer algunas curiosidades más?



0
0
0
0No comments yet