Check the new version here

Popular channels

8 técnicas de masturbación masculina

Algunos métodos que quizá no hayas probado aún
La masturbación no es solamente un sucedáneo de una relación sexual con otra personas, sino un ejercicio de auto conocimiento y gratificación que aún muchas veces se considera tabú. Sin embargo, aquí les dejo algunas técnicas que podríamos definir como el “kama sutra de la mano” a las que, si añadimos un poco de fantasía, seguramente encontraremos más satisfactorias.


Simulación “oral” 
Para simular la sensación de unos labios deslizándose por la cabeza del pene es necesario lubricar la erección y sostenerla con una mano. Coloca los dedos índice y medio de tu mano dominante juntos y de manera horizontal, con la palma hacia tu rostro. Presiona el glande contra la abertura entre los dedos, los cuales deberán estar relajados, no tensos. Repite esta operación hasta que un tercio del cuerpo del pene haya pasado por la abertura, y luego vuelve a la posición inicial. Naturalmente hay que repetir. Mantén la posición del pene colocando la palma de tu otra mano sobre el glande y oprimiendo suavemente.


Pura seda
Tiéndete en la cama y coloca un pañuelo o sábana de seda sobre el pene. Sostén tu pene con una mano y estimula a través de la tela de seda la cabeza del mismo con la otra mano. La ventaja de esta técnica es que no necesitas lubricante, y te da una poderosa sensación en el glande, una de las áreas más sensibles del miembro masculino; de hecho es posible que no puedas sostener mucho tiempo esta estimulación debido a las sensaciones que experimentarás. 

El anillo
Forma un “anillo” en la base de tu pene con el pulgar y el dedo medio de una de tus manos, que estarán previamente lubricados y deslízalos a lo largo de la superficie del pene hasta llegar al glande. Cuando el anillo de una mano llegue al final del pene, forma otro anillo con la otra mano y repite la operación. La idea es seguir estimulando hacia arriba y nunca bajar. 

El anillo con rosca 
Forma un “anillo” en la base de tu pene con el pulgar y el dedo medio de una de tus manos, que estarán previamente lubricados y deslízalos a lo largo de la superficie del pene hasta la base del glande. Al mismo tiempo, utiliza la yema de los dedos de la otra mano , colócalas en la base del glande, en el surco balano-prepucial y muévelas como si estuvieras enroscando una bombilla. Hazlo con suavidad y con los dedos muy lubtricados ya que la zona es muy sensible. 

Agarre de mono
Esta técnica funciona especialmente para estimular el escroto con una mano mientras te masturbas con la otra. Si tu mano dominante es la derecha, en lugar de sostener tu escroto con la mano izquierda desde el lado izquierdo, pasa la mano izquierda por encima de la muñeca derecha y sostén el escroto desde el lado derecho. Parece complicado, pero si lo haces correctamente (al menos la primera vez) se sentirá como si alguien más estuviera sosteniendo tu escroto. 

La “vagina”
Usando el agarre de mono, recuéstate sobre uno de tus costados mientras sostienes firmemente el pene con ambas manos. En lugar de mover tus manos, en esta técnica es necesario mover la pelvis para simular el movimiento de la penetración. La sensación es muy diferente a la de la masturbación “normal”, pues el cuerpo entero está implicado en la estimulación. Sencilla técnica, pero efectiva. 

El chorro
Consiste en estimular el miembro bajo el chorro grueso de la regadera en el baño, con el agua saliendo directamente del grifo, justo en el glande o debajo de él. En este caso no necesitas utilizar las manos!!! 

El ordeñe
Se trata de masajear la próstata. Hacerlo sólo no es tan fácil, pero es posible si eres un poco hábil, si ya lo has experimentado (o sea, si alguien te lo ha estimulado anteriormente), o si utilizas un consolador de los recomendados por ejemplo para llegar al punto G. Sin duda es el más complejo, pero se puede intentar. 

Si conoces o practicas alguna otra forma de masturbación puedes compartirla aquí. Siempre es bueno conocer otras experiencias. 
0
0
0
0No comments yet