Check the new version here

Popular channels

A 10 Años del primer Episodio de LOST






Explicación oficial del final de Perdidos

Hoy 22 de septiembre, es una fecha muy especial, para mí por muchos motivos, pero en el mundo seriéfilo por ser el día en que se estrenó la que para nosotros es la mejor serie de la historia de la televisión: Perdidos. Que como todas las cosas, tuvo un principio, el 22 de septiembre de 2004 en el canal ABC.

Este artículo contiene Spoilers sobre la serie Perdidos.

Han pasado diez años y la gente me sigue preguntando por el final de la LOST. Todavía me sorpendo a mi mismo al observar que la gente no entendió el final. Seré tajante antes de argumentar todo. No estaban todo el tiempo muertos. Y todo lo que ocurrió en la isla durante las seis temporadas ocurrió de verdad.
Para los que duden de mi punto de vista, antes que nada quiero compartir la explicación oficial del final que Damon Lindelof (guionista y creador de la serie), el verdadero genio tras la cortina de la serie Perdidos (y no JJ Abrams) dio sobre el final de Perdidos, al poco de ser emitido el 23 de mayo de 2010.
Os dejo el video oficial en versión original de la entrevista y además la traducción al castellano que varios medios transcribieron en la época:
Damon Lindelof durante una entrevista:
“Todo era real, en la última escena, Matthew Fox cierra su ojo y muere. Eso ocurre. Todo lo que ocurrió en la isla, pasó: el accidente de avión, las aventuras de los que sobrevivieron, la iniciativa Dharma, los Otros… todo. En este momento (en la actualidad), Ben y Hurley, con algo de ayuda de Walt, están en la isla viviendo aventuras”.
La serie no se llama ‘Perdidos’ porque estén en una isla, sino porque están perdidos en sus vidas”, lo cual ha supuesto que en el purgatorio (el que si existió durante la sexta temporada), es el lugar de encuentros donde van a perdonarse a ellos mismos por lo que han pasado en la isla”.






Superado el trauma y cerrada de forma tajante la explicación. Vuelvo a repetir: No. No estaban muertos…
Entonces, si no estaban todos muertos, ni era un sueño, ni ninguna tontería por el estilo ¿Qué ocurre al final de Perdidos?
Los personajes de la serie comienzan cogiendo un avión en Sydney que se estrella por culpa de una de las estaciones Dharma, que crea un campo magnético que atrae al avión hacia el suelo. Algunos de los pasajeros sobreviven al accidente aéreo y van a parar a una isla mágica. En esa isla mágica tiene lugar durante toda la eternidad la lucha entre las fuerzas del bien y la luz con las fuerzas del mal (oscuridad).
Ambas fuerzas (bien y mal) están representadas por una figura humana, un guardián. Las del bien por Jacob, y las del mal por algo hetéreo y sin forma: el humo negro que necesita el cadáver de una persona para poder adoptar forma humana: al principio fue el hermano de Jacob, luego el padre de Jack, y finalmente Locke.
Jacob desde hace siglos, vive en la isla intentando frenar los impulsos malvados del mal (humo negro). Para ello está continuamente intentando atraer gente a la isla para que lo ayude: civilizaciones antiguas como los de la estatua gigante del pie, los navegantes del barco que encalla (Roca Negra), los indígenas conocidos como Los Otros, los miembros y trabajadores de la iniciativa Dharma y finalmente los pasajeros del vuelo 815 de Oceanic.
Tras idas y venidas, aventuras variopintas, luchas por conseguir llegar a la isla, etc… transcurren las 6 temporadas donde todo es real. Por supuesto, es una serie de Ciencia Ficción así que tienes que hacer un acto de fé y creer todo lo que ocurre: saltos en el tiempo, que la isla se mueva, fantasmas, humo negro, y así un sinfín de acontecimientos fantásticos, que no lo olvides, fueron el gancho que te hicieron estar pegado al asiento durante cada episodio, queriendo devorar más y más episodios.






¿Entonces qué son los flash de un futuro alternativo que vemos en la sexta y última temporada?

En la sexta temporada no vemos los clásicos fashback (escenas del pasado de los personajes) por los que la serie se hizo famosa. En esta temporada vemos como una especie de “escenas de un futuro” que los creadores de la serie han venido a llamar “flashforwards” (Saltos hacia delante en el tiempo).
Este futuro alternativo no es ninguna realidad paralela, o lo que podría haber ocurrido si el personaje de Juliet no hubiera detonado la bomba en la isla. Lo que muestran es las almas de los personajes conforme van muriendo y “adormecidas” antes de despertar y emprender el viaje al más allá (al cielo según las creencias cristianas o a otros sitios dependiendo de las creencias religiosas de cada uno).
Aquí está lo arriesgado de la serie, y lo que ha sido tan polémico y controvertido. Los creadores de la serie decidieron mostrarnos este viaje desde la muerte al más allá, de los personajes principales. ¿Se lo podían haber ahorrado? Quizá sí, pero no fue más que un subterfugio más, un juego más para tenernos pegados al sillón y pensando en qué podría estar pasando.
El caso es que los personajes de la serie van muriendo poco a poco a lo largo de los años, y conforme van muriendo van llegando a ese “limbo” , a ese “purgatorio”, en definitiva, a esa “sala de espera” antes de terminar finalmente en el cielo o el Más Allá. Conforme van muriendo los personajes van esperando a que el resto de personajes vayan muriendo también para que una vez todos juntos y muertos, puedan concluir su existencia y “avanzar” juntos y de la mano hacia la Eternidad.
Aquí si se admiten opiniones de todos los gustos, a mi personalmente me parece una idea preciosa que todas las personas de tu vida te esperen en un sitio para ir al más allá: amigos, enemigos, compañeros de clase, de trabajo… es algo conmovedor y una idea bastante bonita con la que alentar nuestras almas atormentadas.
Para escenificar ese “despertar” y esa “sala de espera hacia el cielo” los creadores se inventan esos flashforwards en los que el personaje de Desmond actúa como leitmotiv o hilo conductor. Mientras cada personaje espera a que muera el resto de personajes, está viviendo en una gran sala de espera que está escenificada como un futuro alternativo, una especie de sueño de una vida perfecta. Desmond, como decía, es el encargado de ir despertando a cada personaje y decirles “Eh, déjate de escenificar vidas perfectas y prepárate que ya estamos todos muertos y podemos irnos al más allá juntos”.




¿Cómo es posible que si cada uno muere en un momento distinto, luego se encuentren todos a la vez?

Si algo nos ha enseñado Lost, es que te dejes llevar y no le busques los tres pies al gato. Obviamente estamos hablando de escenificar y representar el “limbo” o el más allá. Es decir, en esa sala de espera al más allá (flashforwards), ya no existe el tiempo ni el espacio como lo concebimos en la vida terrenal. Así que mientras cada uno va muriendo en la vida real se van reuniendo en ese “cielo” y conviviendo en un mismo mundo paralelo perfecto.
Es decir, primero por ejemplo mueren en la isla personajes como Shannon, Boone. Conforme van muriendo, pasan a ese cielo a esperar al resto. Después mueren otros como Mr. Eko o Ana Lucía, Charlie, Sayid… y finalmente mueren otros como Locke que es asesinado por Benjamin Linus fuera de la isla (lo que es aprovechado por el Humo Negro para poseer su cuerpo). Por último, muere Jack víctima de su lucha feroz con el Humo Negro.
Algunos personajes logran al final de la serie escapar de la isla, como por ejemplo Kate o Sawyer. Estos personajes volverán a Estados Unidos y allí reharán sus vida e irán muriendo de viejos. Cuando lo hagan, al igual que el resto de personajes, irán a parar a esa “sala de espera” a esperar a los últimos en morir.
Precisamente, los últimos en morir son el bueno de Hurley y Benjamin Linus. Ya que Hurley es el elegido por Jacob para guardar y representar las fuerzas del bien durante cientos de años, no sabemos cuantos. Cuando Hurley se canse de ser el guardián de la Isla, volverá a los Estados Unidos, morirá y se reunirá con todos los personajes que lo están esperando.
Como decía, en el limbo de la sexta temporada ya no hay espacio ni tiempo, así que podemos ver la última escena en la que todos al fin se reunen en una Iglesia, y ya están preparados para “avanzar” e ir a parar al Más Allá, o al cielo o lo que cada religión considere.





Análisis personal y defensa del final de Lost

No entiendo las críticas al final de Perdidos, estaba claro que los creadores no se iban a detener a explicar cada uno de los pequeños detallitos de la serie, lo bonito de ver Perdidos fue pasar esas horas delante de la televisión, emocionado ante lo que estábamos viendo. Una serie diferente, única que mantuvo atrapados a millones de espectadores en todo el mundo. Nunca había sentido esa sensación con una serie y posiblemente nunca lo vuelva a sentir.
Siempre que termina una serie, recuerdo los grandes momentos que pasé mientras la emitían. Recuerdo la persona con la que disfrute viéndola, lo que sentí al ver la escena final, la gente que me la recomendó o los amigos y conocidos con los que he debatido cada episodio durante cada una de las seis temporadas.
Lost no es una serie sobre hechos mágicos, osos polares, números misteriosos o accidentes de avión. Lost es mucho más. Es una serie sobre sentimientos y emociones. Nos cuenta la historia de un grupo de personas que están desconsoladas y abatidas ante un mundo que les da la espalda y al que ya no reconocen. El infierno en que se convirtió sus vidas y que observamos como espectadores curiosos a través de los míticos flashbacks es lo que realmente importa. Así como la evolución de esos personajes cuando llegan a la isla y como se encuentran a sí mismos. Personajes como Sawyer y sobre todo Jack o Locke, no quieren volver a su vida de color gris-ciudad en Los Angeles. En la isla por primera vez se sienten vivos, importantes y formando parte de algo. Locke incluso puede andar en la isla y es un líder natural, un elegido ¿Cómo iba a querer volver a su vida de perdedor donde hasta su propio padre se aprovecha de él?

Jack: “Necesito volver a la isla”





sí pues, Perdidos es una serie sobre unos personajes, que se hallan “perdidos” pero no en una isla sino en su propia vida, en su existencia. El que no haya sabido captar esta esencia, el que sólo se preocupe de por qué hay un oso polar en una isla del caribe es porque no ha entendido el verdadero significado de una serie que trasciende los giros de guión inverosímiles y los efectos especiales.
Nunca antes, se había explorado tan en profundidad la evolución de unos persoanjes atormentados, imperfectos y llenos de aristas. Hemos tenido 6 temporadas para analizar como eran sus vidas, como transcurren en la isla y como terminan. Los personajes de LOST no son blancos o negros, están llenos de tonalidades de gris, son humanos: son codiciosos, responsables, creyentes, científicos, atormentados, ladrones, pueriles, drogadictos, irresponsables, buenos, líderes, apasionados…
El que parece que ahora olvida los buenos momentos que le hizo pasar la serie peca de oportunismo y no es fiel ni coherente consigo mismo, el que esperaba un final en el que llegaran los marcianos, una guerra, que fuera un sueño, realmente no ha entendido nada. El barco en el que muere Charlie, el episodio de la Constante de Desmond y Penny, el momento en que descubren la escotilla, las estaciones Dharma, el misterio de los números y cada uno de los personajes y como no, la escena final que cierra el círculo de la serie ya que termina exactamente igual que como empieza: Jack mirando al cielo tumbado sobre un campo de bambú.
La serie es una oda brillante a la condición humana, a la alienación del hombre y de una sociedad que nos atrapa. Por eso, al final, todos acaban reuniéndose en el más allá. Estamos ante un happy ending, no lo dudes.
Lost marcó un antes y un después en la ficción televisiva, nunca antes se había hecho una serie de este tipo, nunca antes se había explorado tan en profundidad la psicología de los personajes, ni desde tantos ángulos distintos. La herramienta de los flashbacks que ahora vemos en cualquier serie de medio pelo, y que nos ayudan a entender las circunstancias de los personajes, surgió con Lost. Al César lo que es del César.
Por todo ello, por la profundidad del ideario imaginativo que salió de la mente brillante de una persona como Damon Lindelof (Perdidos, The Leftovers, Prometheus) y en su justa medida de JJ Abrams, Perdidos posiblemente sea la mejor serie de la historia de la televisión (lo sé, para algunas personas, con permiso de Breaking Bad).
Perdidos ha cambiado la forma de entender las series, gracias a ella la calidad del cine traspasó las pantallas y se instaló en nuestro salón sin pedir permiso. Ha marcado un hito inimaginable en el que las series le han ganado la partida a las películas. A partir de ahora todo vale para narrar una historia (la soledad de unos personajes peleados con el mundo) aliñada con una anécdota, una historia que engancha.
Estoy hablando de las peripecias de Walter White y Jesse Pinkman en Breaking Bad, los crímenes y aventuras de Dexter Morgan, el asesinato en The Killing, las intrigas políticas en House of Cards, los casos policiacos (casi anecdóticos) en The Shield o The Wire, los zombies en The Walking Dead, las motos de Sons of Anarchy, o más recientemente la desaparición de la población mundial en The Leftovers. Todo anécdota superficial al servicio del entretenimiento.
Pero no pierdas la perspectiva, esas historias, son sólo el canal para contar una historia más importante que normalmente sirve para reflexionar sobre aspectos más cruciales: el origen del mal, el amor, la familia, la distopía en la civilización, el liderazgo, o en definitiva, la condición humana.
¿Quién no se ha encontrado alguna vez perdido en su propia vida? ¿Quién no ha querido regresar alguna vez a la Isla?













Si quieren dense una vuelta por mi canal!
+ de 2500 ya se suscribieron!




link: https://www.youtube.com/watch?v=3ifEgrDnLqg



0No comments yet