Canales populares
  1. Entretenimiento
  2. »
  3. Taringa!

Adiós amigo mio

Hay personas que pasan inadvertidas, de manera intrascendente por nuestras vidas, sin cambiar nada, sin querer alterarlo como si quisieran modificar una mota; Y hay otras, que desde su primer latido, impulsan todo el universo con sus ganas, así era Claudio, mi amigo.



Un tipo que se podía caer el mundo a pedazos, y con esos pedazos, podía hacer un castillo. No todo era bueno, cuando tenia ataques de depresión, la idea del suicido rondaba seguido, e incluso con 2 intentos, nos puso en alerta mas de una vez. Eso creo que le enseñó a ver lo mejor de cada situación.

Es verdad, su muerte me impactó, aún escribo estas líneas, parte para entender que es realmente lo que significa morir, además de dejar de existir en el plano físico.
Hace 6 meses, le diagnosticaron cáncer; fumador compulsivo, 2 a 3 atados de cigarrillos por día, nervioso por su comercio, porque sostenia 1 familia, su hija que era la luz de sus ojos. Hacía diseños y un día con unos amigos, hizo un pacto para una sociedad, el diseñaría pondría el capital, y el otro amigo ponia maquinarias, y así nació Blonde Tattoo Studio, tatuaron a mucha gente famosa, incluso a una conejita de Playboy .
Claudio tenia la suerte de aunque estuviera en una mala situación, siempre tenia amigos cerca, porque cuando los demás veíamos mal la situación, Claudio conservaba el humor, y la calma. No importa lo que pasara. El con una sonrisa y humor, podía tornar las cosas para bien.
Y pasó, que luego de toser mucho, de manera casi crónica, decidió ir al médico para que le confirme lo que él ya sospechaba, cáncer de pulmón.
La noticia no lo aplastó, no lo devastó, muy por el contrario, lo impulsó a ir con mas fuerza en su vida, durara lo que durara. Nos reunió a amigos que no nos veíamos hace tiempo, nos mostró su mejor cara.
La última vez que lo ví, fué cuando lo operaron, le habían hecho quimio, rayos, y todo lo posible, le pusieron una prótesis en un bronquio, porque las hemorragias le cerraban la capacidad respiratoria.
Mil veces, cuando me veía entrenar en mi bicicleta rutera, me decía "pagaría por tener tus pulmones", y yo sonreía como si el elogia me alcanzara... pero se los hubiera regalado... mi amigo.
Siempre confidente, siempre estaba, un consejo, o una oreja, algo te brindaba.
Hoy ya no estás, ya no te puedo abrazar, no puedo reirme con tus chistes, ni que te rías de mis cuentos. La vida nos puso en el mismo camino para aprender del otro, y hoy estoy agradecido, de haber nacido quien soy, en esta época, en esta latitud, de ser tu amigo, y que hayamos estado en tantas juntos.
Te voy a extrañar siempre amigo....

QEPD
0No hay comentarios