1. Entretenimiento
  2. »
  3. Taringa!

Agitadores, caóticos y desestabilizantes

Por: Rubén Lasagno

Significativa y reveladora la nota de Mariano Ovarrio en La Nación. Facundo Firmenich Sebastián Mundo, Federico Gatti, Omar García y Flavia D’Amico, quizás para la gente no sean nombres importantes y sacando el apellido del asesino montonero de los `70, indultado cuando debería estar preso, el resto son anónimos que podrían mezclarse con cualquiera de nosotros sin llamar la atención; hasta hoy.

Es una especie de militancia rentada for export made in Argentina, producto de la década afanada en el país y claros exponentes de “vaguismo” militante que generó el kirchnerismo en 12 años de corrosión institucional, social, económica y política en la Argentina, con su Máximo exponente gozando de una beca en el Congreso. Son los estertores de un pasado que nunca más queremos, pero lamentablemente, sigue vivo como un deja vu merced a la ineptitud indiscutible de Macri y sus acaudalados, que no dan pie con bola y nos llevan a dar un paso adelante del abismo en que el kirchnerismo nos puso al borde.



Tal como se desprende de la descripción de Obarrio en su nota del diario la Nación estos personajes K de la década robada, están diseminados por el mundo para hacer lo que mejor saben: agitar, proveer al caos, intranquilizar, interponerse y desestabilizar. Es una generación de planeros y militontos, “soldados” serviles de otros más vivos, aquellos que revoleaban los bolsos con guita por sobre los paredones o contaban cientos de millones de dólares en cuevas financieras en Puerto Madero, mientras La Cámpora los embuía de “ideales” y les contaba que para hacer una Argentina mejor, no era necesario trabajar, sino copiar la conducta y forma de vida de su líder Máximo millonario de manos vírgenes, hacer un culto de la vagancia, promover un discurso que va en contrapelo de la práctica, carecer de la mínima experiencia laboral y ser pieza fundamental del “modelo”, para distraer la atención de la gente, mientras los verdaderos saqueadores del país elaboraban las estrategias para quedarse con todo y así pasaban los años.


Resulta ser que los militontos no se han dado cuenta aún, (por eso son lo que son) que la tecnología, el Facebook, las transmisiones digitales y los monumentales archivos que generan esas mismas redes sociales por las que ellos despliegan sus operaciones berretas, sirven también para descubrir quién y cuántos están detrás de cada acción de este tipo.

Después que la Selección Nacional suspendiera el partido amistoso con Jerusalén, porque el cuerpo técnico y los jugadores se asustaron ante la embestida amenazadora de lo que se suponía, podría ser algún grupo radicalizado palestino y otras yerbas que se cuecen en Medio Oriente, resultó que era (perdonando la digresión y el término soez) un grupo de pelotudos a sueldo (no eran más de cuatro o cinco) a quienes organizó Facundo Firmenich, el cual no estuvo presente, como para mantener la tradición familiar y emular a su padre Mario que mandaba a jóvenes a tomar regimientos y él se reunía con Massera en París, pero si lo hicieron los patriotas Sebastián Mundo, Federico Gatti y Omar García, quienes forman parte de la agrupación denominada “Provincia 25”, una metáfora planteada por esta gente para ubicar una “nueva provincia política” fuera del país, como nicho de “rebeldía y resistencia”, una pavada más de la retórica que esquiva a la verdad del propio kirchnerismo quien no acierta una para volver con un poco de dignidad, mientras los integrantes de su gobierno pasado van a juicio oral por delincuentes.



Además de no explicarle a estos planeros for export que las provincias argentinas son 23 por lo tanto, ellos deberían ser la “provincia 24” y no 25, todo se encadena con la misma idea de cuando Néstor Kirchner había inventado en Santa Cruz un “diputrucho radial” en Río Gallegos, personalizado en su inventor político (García Pacheco) quien se encargaba de contar las bondades de la administración de Lupín en los micrófonos de LU14, entrevistar personalmente y en exclusiva al gobernador y se hacía llamar “Diputado 25”, siendo que en la Legislatura provincial los diputados eran (y son) 24, gracias al invento del Diputado por el Pueblo, que impuso, precisamente, Néstor Kirchner para asegurarse el poder en la Cámara.

Esta agrupación “Provincia 25”, tal como remarca Obarrio, la descubrió el Ministerio de Seguridad y es manejada desde las sombras de Facebook por Firmenich, desde donde llevaron a cabo “la convocatoria” que no reunió a más de cinco, cuyo sitio está adminsitrado por Flavia D´Amico, la planera militante que hizo el acto patriótico de entregarle una banana a Marcos peña en Nueva York, donde vive la militante K, quien resumió muy bien las enseñanzas de su alter ego, Cristina Fernández, una maltratadora serial y agitadora, no solo de la política, tras haberse robado todo, sino de su propio entorno.

Como esta “juventud maravillosa” utiliza las redes para sus acciones, pero no se da cuenta que son observados por todo el mundo, no advirtieron (parece) que cualquiera también puede mirarlos a ellos, saber quiénes y cuántos son. Dicho esto, no es muy digno que Patricia Bulrich salga a anotarse una cucarda por “haber descubierto” a esta “célula K”, tratando de achacarse un gran trabajo de Inteligencia. Digamos que desde el gobierno fueron bastante inoperantes si con todos los medios a su alcance y más aún en las redes sociales, no lo advirtieron con suficiente antelación.



Lo grave de todo esto es que los militontos jugaron con fuego al mimetizarse con una causa sumamente sensible y de neto corte político/mundial, como es la causa Palestina. Ensangrentaron una camiseta de Messi con un claro mensaje de muerte y caricaturizaron (usurpando) una causa internacional de soberanía entre judíos y palestinos. Ahora, merecerían un ejemplar castigo que seguramente tendrán en algún país que no sea la Argentina. Lo que hicieron es grave, pero rescata lo que nosotros sabemos y conocemos del kirchnerismo. ¿O ya nadie recuerda que hubo un Fiscal de la Nación asesinado con complicidades del propio poder de entonces y claras muestras del delito de Traición a la Patria por parte de aquel gobierno?. Es la peor especie política existente, con mayor mala intención, son como se muestran, agitadores, caóticos y desestabilizadores y todo eso lo ponen a prueba diariamente en Argentina.

Es una facción de la política nacional heredada de un matrimonio enfermo de poder y llevada al paroxismo a partir de la pérdida de ese poder en manos de un ignoto empresario. Como lo dijimos en varias oportunidades, plantean como única salida: “Nosotros o el caos”. No hay término medio. Sin embargo, las cosas que hacen, como ésta en contra de la Selección Nacional, los aleja cada vez más de los pocos argentinos con esperanzas y como una contradicción permanente, estos inadaptados trabajan para Macri y sus CEOS quienes no embocan una sola bola, pero viven relativamente tranquilos porque la campaña de desprestigio y la bronca de la gente la encienden solos los kirchneristas y el ala contaminada por ellos del peronismo más abyecto del país, donde los Gioja, Infran, Solá, Yasky, Baradel, Espinoza, Alicia Kirchner, Facundo Moyano, Daniel Scioli, Fernando “el chino” Navarro, Izaurralde, Rubén Marín, Verónica Magario, etc. hacen las delicias del oficialismo cuando promueven un encuentro, porque se autodestruyen al ritmo de sus propios discursos y acciones, donde lo único que los une es el espanto. (Agencia OPI Santa Cruz)





LINK DE LA NOTICIA:https://opisantacruz.com.ar/home/2018/06/11/agitadores-caoticos-y-desestabilizantes/54210
+18
29
0
29Comentarios