Canales populares

Agradecimiento+mi virgo historia



Buenas manga de castos y palurdos de Taringa! Como podrán ver, soy un asqueroso novato que no merece su respeto, pero quiero aclarar que frecuento T! hace bastante. Nunca me hice una cuenta porque me daba paja ser novato y no poder comentar, pero bueno, al final, terminé registrandome igual.
Soy un virgen eterno y estoy en T! Así que ya puedo considerarme todo un lince taringuero.

Les traigo este crap para agradecerle a @FlyngV por su post:http://m.taringa.net/posts/ebooks-tutoriales/18476097/Guitarra-Te-enseno-como-ganar-minitas.html

El título del post es: ''[Guitarra] Te enseño como ganar minitas'', y la verdad es que vino a mí como una revelación divina y le dio a mi deshonrosa vida un giro de 180°.

Troesma gracias, desde el fondo de mi virginal corazón te lo agradezco.

Para los jeropas que no van a entrar a ese post, les doy una breve reseña: FlyngV da algunos consejos para tocar la guitarra y nos dice la ventaja que nos da saber esto a la hora de conseguir minuzas.

Ahora la pregunta obvia: conseguí una mina gracias a esto? Obviamente no, estoy en T!

Entonces, porque carajo digo que me cambió la vida? Bueno, no me cambió la vida, pero si me impulsó a retomar las prácticas con mi viola, a la cual no le daba bola.
Pasé las dos semanas posteriores practicando a full. Cabe aclarar que yo sabia tocar de antemano pero no practicaba ninguna canción y la única persona que me había escuchado tocar era mi vieja.


Ahora procedo a contar mi virgo historia.

Sucedió el sábado pasado, luego de un exhaustivo día haciendo nada, me preparaba para estar en T! toda la noche, cuando me llega un Whatssap de un lince que cursa conmigo. Él organizaba una fiesta con todos los compañeros del curso y me estaba invitando. Como buen lince taringuero, yo prefería la tranquilidad de mi cueva ante cualquier evento social. Sin embargo, concluí que el lunes, en el colegio, todos estarían comentando la noche del sábado y yo pasaría el primer día como un pelotudo sin entender nada. Ante estas verdades, tome valor y me digné a asistir al evento.

Una vez en la casa de mi compañero, la fiesta se desarrollaba de manera esperada. Todos los estudiantes del curso estábamos en el quincho, había música, aperitivos y bebidas.
Por un lado, los linces más audaces ya habían hecho su jugada y se reservaban a su lincesa en algún oscuro rincón. Los demás linces bailábamos de forma discreta para no evidenciar nuestras carencias motrices y sincrónicas.

Así fue transcurriendo la última noche de Febrero, de forma lenta, sí, pero yo no sufría exabruptos, lo cuál me tranquilizaba.

Poco a poco, los linces y lincesas nos fuimos acomodando en los sillones y sillas que se distribuían alrededor de la improvisada pista de baile.

Llegados a este punto, el anfitrión apagó la música, y el asalto se convirtió en una reunión de jóvenes que aún no vislumbraban su inevitable futuro lleno de fracasos.

Entre chistes y risas, el anfitrión tomó una guitarra criolla que yacía recostada sobre unas cajas. Ante esto, nuestros rostros expectantes esperaban una virtuosa demostración de destreza musical. El lince nos defraudó. Intentaba tocar el tema: ''El Sensei'' pero no podía pasar correctamente de Lam a FA. Básicamente, no sabía tocar.

Y acá empieza mi papel en esta historia. Me acerqué hasta él, le dije: ''no te preocupes flaco, yo te saco de esta'' con la mirada y le pedí que me prestara la guitarra. Entre risas y alientos burlones provenientes de mis amigos, que esperaban que falle y les haga la noche, empecé a tocar.

Primero toqué una versión para guitarra criolla de ''costumbres argentina'', que rapidamente reconocieron y empezaron a cantar. Después toqué ''el sensei''. El clímax se produjo entre estas dos canciones que cantaron casi todos con alegría. Después, hice la intro de ''Paint it black'' de los Stones, pero nadie le dio bola (nadie la conocía).

Ahora viene lo bueno. Después de que se diluyó toda la atención sobre mí, algunas lincesas se acercaron de par en par a decirme: ''Que lindas canciones'', '' tocas re bien''. Eso lo decían con la típica voz de puta calienta porongas, y de paso, se sentaban cerca mio y me tocaban la espalda.

A todo esto, yo respondía con tímidos '' ahh... Si.. Jeje''. Obviamente, no tenía ni los huevos ni la iniciativa para intentar chamuyarmelas, así que eso fue lo mejor que conseguí. Pero yo se que para esas lincesas pasé de ser un virgen desagradable a la vista a un virgen desagradable a la vista que toca la guitarra, y que todo lo que decía FlyngV era verdad. La guitarra gana!!!

En fin, @FlyngV gracias maestro, sos mi único héroe en este lío, cuando pueda dejar puntos voy al post y dejo +10. Y de pasó te denunció.

Hasta la vista linces pares míos, recuerden seguir protegiendo su virginidad.

0
0
0
0No hay comentarios