Check the new version here

Popular channels

Aguante el chegusan de milanga vieja, no me importa nada





De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española, una milanesa –además de ser una “natural de Milán”- es “un filete de carne empanado”, en tanto que un sándwich es un “emparedado hecho con dos rebanadas de pan de molde entre las que se coloca algún alimento”.



El sándwich de milanesa, milanesa al pan (Uruguay) o sánguche de milanesa (Argentina) es un platillo típico en la gastronomía argentina, paraguaya y uruguaya. Se trata de un sándwich cuyo interior presenta una milanesa, pudiéndose acompañar por distintos vegetales (lechuga, tomate, cebolla, etc.), salsas (mayonesa, mostaza, etc.) y sal. Se come al paso, y destaca por su bajo precio.



Sin entrar en el significado lunfardo del término milanesa –mentira, embuste, engaño- se puede asegurar, en definitiva y sin miedo a los ataques de algún sibarita hiperculto de los que pululan en algunos canales de TV, que un sándwich de milanesa es carne empanada entre panes.



Y aunque está dicho que “pan con pan es comida de tontos”, en la Argentina –y más aún en Tucumán- el sándwich de milanesa o el “sánguche de milanga”, como se lo denomina en la calle, es una de las comidas preferidas.



De tanto en tanto, necesitamos volver a lo simple. A la cocina sin trucos; a lo auténtico y lo barrial. Y en esa amplia categoría se ubica el sándwich de milanesa, un clásico de la gastronomía nacional que dice presente y se renueva, mientras resiste los embates de las nuevas tendencias de sus principales competidores: el pancho y la hamburguesa (ahora gourmets).



Los fanáticos de la "mila" tuvieron en 2013 un día completo y con picante, ya que se inauguró el monumento del sándwich de milanesa, creado por el artista tucumano Sandro Pereira.



La pieza, que mide 2.20 metros de alto por 1.80 de ancho, fue emplazada en avenida Mate de Luna y Pellegrini, de la ciudad de Tucumán y es una réplica de otra que construyó Pereira, y que en 2000 fue vendida en la exposición arteBA. Su fin es festejar el "Día del Sánguche de Milanesa", el 18 de marzo, en conmemoración del fallecimiento de José "Chacho" Leguizamón, bautizado por algunos medios de la provincia como “el hombre que le ganó al Big Mac”. Leguizamón, todo un prócer de los carritos de venta ambulante de milanesas y dueño de unos de los bares más tradicionales de la ciudad, fue uno de los impulsores de la pasión tucumana que le gana a las típicas empanadas de carne cortada a cuchillo.


0No comments yet
      GIF
      New