Check the new version here

Popular channels

Analisis Letra Salando las Heridas

Salando las Heridas
(Beilinson - Solari)

Uno más de los tremendos palazos del Indio a Enrique Symns. “Casualmente” está inserto en el disco “La mosca y la sopa”, en el cual también hay un garrotazo del Indio dirigido a Symns, bajo el sugestivo título de “Blues de la artillería” jejeje, canción de la cual esta “Salando las heridas” vendría a ser algo así como una “segunda parte” de la vendetta del Indio.
El título menciona lo de “salar las heridas” en el sentido de agravarlas, de hacerlas arder aún más (obviamente las “heridas” se refiere metafóricamente a las “heridas” inflingidas en la íntima amistad que existía entre el Indio y Symns, hasta que se pelearon y a Symns no se le ocurrió mejor idea que buchonear una serie de cosas jodidas de las cuales tenía conocimiento por su cercanía a la banda).

Saliste ya mil veces
de la pista a respirar
a reclutar, bien maquillado
y ocultando tu lunar.

Alusión a la vida de dealer-adicto que llevaba Symns. “Reclutar” en lunfardo es ganar adeptos para el consumo de drogas; es el laburo de un dealer (uno de los curros de Symns era vender merca): conseguir (“reclutar”) nuevos clientes adictos a la droga que vende. Y obviamente, ese no es un “trabajo” que se pueda hacer a “cara descubierta” digamos; al contrario, el dealer tiene que estar “bien maquillado” de modo de “ocultar su lunar”, es decir, tiene que pasar lo más desapercibido posible.

Un día el bote volcó
y el premio a pique se fue.
Todos te daban por muerto
y vos allí en mi remolque
sin luz, como un polizón

El chabón (Symns) venía bien con su curro de dealer, ganando un buen billete; pero… un día la cosa se le puso fulera: se le “volcó el bote” y perdió (“se le fue a pique”) el premio (la guita que ganaba con eso). El Indio está referenciando alguna vivencia conocida por él y por Symns, en la cual a Symns le fue como el orto (“todos te daban por muerto”); y el Indio lo ayuda, le “tira una cuarta” digamos (“y vos allí en mi remolque”, y lo oculta en su casa para salvarlo (“sin luz, como un polizón”). Es una “factura” que el Indio le está pasando al otro, le está haciendo acordar de una circunstancia en que él lo “salvó”

Mirá qué tipo espeso
sumiso como un guiso más
un vago de mil caravanas
a punto de quedar a pie.

Estrofa irónica hacia Symns. El Indio lo compara en esa circunstancia adversa, derrotado, hecho pelota, convertido en un “guiso” (guiso en lunfardo = imbécil, estúpido); con el winner que siempre había sido antes Symns en la apariencia: un tipo que “se las sabía todas”, un tipo corrido en todo, un piola bárbaro bah (“un vago de mil caravanas”).

Fundiendo plomo lográs
chorros de oro cochino
en besos de lo más desnudos

Alta metáfora solariana. Los alquimistas en la antigüedad, perseguían el sueño de encontrar la piedra filosofal, que tenía la propiedad de transmutar los metales baratos –por ejemplo el plomo- en oro. El Indio está aludiendo a que Symns, a través de los “balazos” (“plomo”) que le tiró al Indio y a Poli en un montón de notas y reportajes –y hasta en un libro-, logró ganar una moneda –guita que obtuvo buchoneando, guita “sucia” digamos (“chorros de oro cochino”); con la que pudo seguir bancando los “besos de lo más desnudos” (particularmente creo que acá le pega doblemente a Symns: por un lado alude a la impotencia sexual que sufría Symns producto del excesivo consumo de cocaína, y que lo condenaba a tener sólo sexo oral; y por otro lado está dejando implícita la idea de la bisexualidad de Symns –a Symns también le caben los chabones, tal como apareció en una nota de un diario chileno).

pero el café con tu suerte
se enfría en mi mesa fría.

Alusión al “enfriamiento” (“mesa fría”) de la amistad entre ambos: El Indio y Symns. Se refiere a que después de todo lo que anduvo boqueando Symns, ya no hay punto de retorno; la suerte de Symns ya está echada y la amistad que había está irremediablemente rota, no se puede reanudar con una charla donde se comparta un café y en donde se recompongan las cosas.

Apuntamos a tu nariz
hundimos tus pómulos
y vos resplandecías
no te quedó sueño por vengar
y ya no esperás que te jueguen limpio
nunca más.

Amenaza del Indio al otro, terrible: le está describiendo la que le espera, le está diciendo que ellos, Los Redondos (él, Poli y Skay) lo van a hacer pelota, le van a “apuntar a la nariz”, le van a “hundir sus pómulos”, lo van a destrozar y va a quedar tan hecho mierda que nunca más va a “resplandecer”; o sea, no va a ser nadie después que terminen con él. Y la reafirma advirtiéndole que ya el otro no puede esperar que ellos (Los Redondos) le “jueguen limpio nunca más”; al contrario, van a estar dispuestos a cualquier cosa con tal de hacerlo mierda.

Salando las heridas
Symns boqueando cosas jodidas “saló las heridas”, o sea las agravó, se embarcó en un viaje del que no hay retorno

jodiste a todo Cristo y más
“jodiste a todo Cristo y más” = “cagaste a Dios y María Santísima”. O sea, Symns mandó al frente a un montón de gente, no se detuvo ante nada, no solamente los cagó a ellos, a Los Redondos; sino también a otra gente

a boluditos de la luna
Los “boluditos de la luna” es la gente que vive de noche (noche = luna), que pasa las noches boludeando en la bohemia; pero no la bohemia creativa sino la bohemia pelotuda, improductiva, del chusmerío barato, de lo trivial, de pasar la vida al pedo. Es un poco la gente que era el primer público de Los Redo, pseudointelectuales y giles que se la creían, para los cuales Symns era un especie de semidios

y tipas porno-nazi look.
Lo mismo que los “boluditos de la luna” pero en versión femenina. Se refiere a las minitas del palo ese de la bohemia nocturna, pelotuda, intrascendente; que adoptaban un look “porno-nazi” aludiendo a la pilcha de cuero que se usaba en esa época: se producían vistiéndose con pilchas de cuero en una onda medio de trola con reminiscencia pesuti, unas boludas totales

Tu lengua se derrite
en modas de la rabia de hoy
cuando enfermás con tanta gana
cerrás las filas del dolor.

Más misiles dirigidos a Symns: su “lengua se derrite” (en alusión a todo lo que anduvo boqueando) en “modas de la rabia de hoy” (Symns boqueó todas las barbaridades que dijo de Los Redondos movido por la bronca –“la rabia de hoy”- que sintió cuando lo alejaron de la banda).
Y el Indio le dice “cuando enfermás con tanta gana” refiriéndose a esa rabia que el otro tiene adentro, está “enfermo” de odio, de bronca; y un poco esa bronca Symns la vomita en todas las giladas que anduvo boqueando por despecho (“cerrás las filas del dolor”).

Apuntamos a tu nariz
hundimos tus pómulos
y vos resplandecías
no te quedó sueño por vengar
y ya no esperás que te jueguen limpio
nunca más.

El Indio cierra la canción con ese estribillo ya interpretado, con esa amenaza-advertencia terrible.

Por juank_quemero para los foros de http://mundoredondo1.com.ar

-----

Para ver otros analisis de ricota
http://taringa.net/perfil/61161
0
0
1
11
0No comments yet
      GIF
      New