Check the new version here

Popular channels

Articulo: Aquellas maravillosas pajas

Articulo: Aquellas maravillosas pajas


En el año 1992 el maestro Paul Verhoeven que ya tenia fama de polémico y marrano, se graduó con honores estrenando el clásico: ¡Instinto Básico! Una joya moderna del cine de intriga, estrenada en una época donde Internet era una utopia y nuestras pajas eran pasto de catálogos de ropa interior.

Pajas, si hablemos de pajas. Pero de cuando las pajas eran largas y gustosas. Donde cada tocamiento venia precedido de todo un ritual, nada de ponerse delante de un ordenador sacarse la chorra y buscar un pañuelo usado.

Aquel 1992, el chocho de Sharon Stone fue el Everest de las pajas…

Recuerdo una comida familiar donde mi abuelo que recién estrenaba su abono del Canal Plus, preguntaba cuanto tardarían en poner Instinto Básico en la tele de pago. Cuando servidor (que tenia 14 años) intento sumarse a la conversación, mi propio abuelo me recrimino que yo era muy joven para esa película.

Si amigos, yo estaba obsesionado con el film de Verhoeven. En la calle solo se hablaba de aquella escena donde una actriz de Hollywood enseñaba el potorro en un espectacular cruce de piernas. Recuerdo las revistas de cine publicando la secuencia integra para que se pudiera apreciar hasta el último pelo.

Que si usaron una doble, que si era una prótesis, que si no se podía ver del todo. Las leyendas urbanas eran interminables ante una escena que forma parte de la historia del cine moderno, aunque sinceramente considero que el film tiene partes mucho mas fuertes y jugosas.

Era como si el mundo entero conspirara por la entrepierna de Sharon Stone, no se hablaba de nada mas y servidor no se masturbaba con otra cosa. La cantidad de semen desperdiciado mirando fotos de la rubia cuarentona, hubieran podido llenar múltiples bancos de esperma por todo el planeta. No podía pensar ni tocarme con otra cosa que no fuera Sharon Stone, me tenia loco perdido y mi bragueta le pertenecía.

Sinceramente debo confesar que tarde muchos años en lograr ver la película entera, mis pajas se alimentaban de rumores y fotos robadas de alguna revista de cine. Era mayor el morbo provocado por los comentarios generales, que el metraje verdadero.

Toda esta paja (nunca mejor dicho) mental, viene debido al descubrimiento casual de un vídeo donde en un usuario de XVIDEOS realiza un bucle de varios minutos con el dichoso cruce de piernas, algo que me voló la cabeza por completo.

Hoy mis pajas serán en recuerdo de aquellos maravillosos años y te recomiendo que dediques las tuyas de manera similar, el chocho de Sharon no se merece menos.

Sin duda un gran homenaje a la bendita época donde las pajas eran pajas de verdad y una sola foto de un potorro podía cambiar el mundo…
0
0
0
0
0No comments yet