Canales populares

atentos que se viene el dia de los tontos

Faltan pocos días para el festejo de esta estupidez a mano alzada devenida a llamarse Halloween en todo el mundo y, como no podía ser de otra forma, también en nuestro país. Algunos días anteriores y posteriores a la noche de brujas, muchos niños salen con sus mejores disfraces de terror a pedir por una golosina. No entiendo por que los padres cometen ese ridículo frente a otros vecinos.

Esta tradición estadounidense, como seguramente se verá reflejada en en todos los medios de comunicaciones de nuestro país, se ha adherido cada vez más a nuestras costumbres y para octubre es casi un festejo obligatorio en los barrios, los clubes o las escuelas y es una excusa comercial que cada día suma adeptos (tontos).



Sin embargo, no parece suceder lo mismo con una jornada dedicada a celebrar las costumbres de nuestras tierras: el Día de la Tradición. Tal como se expone en la página oficial del Ministerio de Educación de la Nación este día es el reconocimiento a la identidad argentina y fue elegido en conmemoración de José Hernández, el autor del Martín Fierro, quien en su célebre libro mostró la cara injusta de una sociedad, hacia el gaucho.

“Es la fiesta bien nuestra, y creo que es importante recorrer el tiempo hacia atrás en busca de las raíces o el folclore”, te lo puede decir cualquier representante de nuestra cultura.

Desde una opinión muy personal, yo pienso: Es de muy mal gusto que se hagan festejos extranjeros. Si me das a elegir entre un taller comunitario de pintura o una doma de caballos criollos y Halloween me voy a la doma o a la pintura sin dudarlo un segundo. Creo que hay otras cosas para rescatar porque siempre hay algo criollo en cualquier lugar del país para recordar, y eso es lo que hay que inculcarle a los niños.

Pienso que lo importante siempre es la presencia de los centros tradicionalistas en las escuelas porque cuando no hay actividad cultural se empieza a notar el desinterés y la desinformación en los niños.

Últimamente, está resurgiendo la tradición y su día, porque antes prácticamente se pasaba por alto. Es importante hacer difusión en las escuelas, los hogares de ancianos y los barrios con la idea de recordar de dónde venimos.

Cuando se difunden tradiciones extranjeras se va perdiendo la cultura propia. Pienso que no es bueno que se festeje lo de afuera. Me gusta recordar lo nuestro, lo bien argentino.
No entiendo nuestra idiosincrasia: En Estados Unidos, nadie se animaría a bailar una zamba antes de bailar música country. Hemos mandado a los hijos a aprender a bailar árabe o español -sin tener nada contra estas culturas- antes que folclore.

Si me pongo a pensar, creo que es muy poca la gente interesada en lo tradicional: Hay un porcentaje muy bajo de gente que sabe y le gusta esto.

Nos han invadido

La invasión cultural empezó de la misma manera cuando nos metieron el famoso ‘Papa Noel’ solo que ahora le toca a Halloween. Ojalá no prendan estas malas costumbres de meternos cosas foráneas.




0
0
0
0No hay comentarios