Check the new version here

Popular channels

Ateo, ¿jugarías a la Ouija?

Cómo jugar a la ouija



La ouija es una superficie plana de madera con letras de la A a la Z, números del 0 al 9 y los símbolos del sol y la luna. Supuestamente, un indicador móvil contestará a las preguntas que hagan los jugadores. En la cultura popular (la ouija hizo furor en los años 20), estas tablas se consideraban una “puerta espiritual” que se utilizaba para contactar con los muertos; sin embargo, la única prueba de esto son las explicaciones de los usuarios, nada que haya sido científicamente probado. Decide por ti mismo: ¿estás dispuesto a probarlo?



Método 1 de 3: Crea el ambienteMétodo 1 de 3: Crea el ambiente






Invita a un amigo. Técnicamente, se puede jugar solo a la ouija, pero lo mejor es jugar al menos con otra persona, especialmente si es una noche oscura y tormentosa.
  • Dos personas es lo ideal. Cuanta más gente haya, más ajetreado será (bullicioso, entretenido, etc.) y los espíritus pueden confundirse. Más de dos es bueno, pero asegúrate de que todo el mundo permanezca en calma y sea respetuoso.




2
Antes de ir al grano en el asunto de contactar con "el otro lado", tal vez quieras estar de humor atenuando las luces, usando velas o incienso de iluminación y quemando salvia.Todo en la ouija puede ser cuestión de tiempo. A veces el tablero es ultra-receptivo, y otras parece estar dormido. Es mejor probarlo de noche o hasta altas horas de la madrugada.Elimina todas las distracciones. No debe haber música fuerte, ruido de la televisión o niños correteando. Una sesión de espiritismo requiere tu completa atención para tener éxito.¡Apaga tu teléfono! Aceptar una llamada en medio de la conversación interrumpe el progreso y el estado de ánimo.




3
Agarra un asiento. En las instrucciones originales del juego dice que se coloque la tabla sobre las rodillas de los dos participantes. También dice que "se prefiere una dama y un caballero”. Así que, tómalo por lo que vale.Hacerlo sobre una mesa transparente o en el suelo estará bien. Debe ser lo bastante larga para que todo el mundo pueda verla claramente y apoyar los dedos sobre la plancheta o el puntero.Los participantes deben situarse en ambos lados del tablero o en su base; a veces la plancheta se mueve deprisa y las letras se deben procesar y secuenciar rápidamente. Observar el tablero del revés podría confundir el mensaje previsto.
Método 2 de 3: Ten el estado mental apropiado







1
Sé paciente. A veces el tablero necesita un minuto de precalentamiento. Es posible que no obtengas respuestas enseguida. No te rindas.Si tu tablero parece un poco adormilado, mueve la plancheta ligeramente en círculos y empieza de nuevo.A veces la plancheta se mueve muy rápido y otras veces muy lentamente. Si conseguir un mensaje de tu plancheta es como esperar conexiones por vía telefónica, no te enfades. Espera o acaba el juego y reanúdalo un poco más adelante.



2
Sé educado. Si hablas con un espíritu altamente comunicativo, ¡charla con él! Sé amigable. Esto le animará a cooperar contigo.Es posible que no obtengas las respuestas que quieres. Esto no es culpa del espíritu ni del tablero. Enfadarte o ponerte agresivo solo hará que se arruine el ambiente del juego y la habitación.




3
Empieza con sencillez. Es mejor que no bombardees al espíritu con preguntas tales como el contenido y la extensión de tu próximo examen de historia. Empieza de modo simple, como una conversación normal.Tus primeras preguntas deben tener respuestas fáciles y cortas.
  • ¿Cuántos espíritus hay en la habitación?
  • ¿Eres un espíritu bueno?
  • ¿Cómo te llamas?





4
Ten cuidado con lo que deseas. La última cosa que querrás hacer es permanecer despierto toda la noche para meditar sobre tu muerte inminente. Si no quieres saber la respuesta a una pregunta, no la hagas.No hagas preguntas tontas o estúpidas. "¿Qué le contó Billy a su hermana de mí?" no es algo en lo que tu espíritu querrá perder tiempo. ¡Sin mencionar cuánto tiempo le llevaría deletrear la respuesta!No pidas señales físicas. Con esto puedes tener problemas. Es más, aquellos con los que te comunicas tal vez no puedan entender más instrucciones. Es mejor mantenerlos dentro de la ouija.No creas todo lo que te dice el tablero. Si te dice que vas a morir en los próximos diez minutos, no salgas corriendo frente los autobuses. Si lo haces, serás tú quien cumpla la profecía, no se cumplirá porque sea cierta.
Método 3 de 3: Juega a la ouija






1
Elige al médium. Designa a una persona para que haga todas las preguntas. Esto simplifica las cosas y evita que los del otro lado se sientan confusos.Sin embargo, todos los jugadores deben poder opinar sobre las preguntas. Haz turnos para pensar en las preguntas, pero que sea el médium quien las dirija al tablero.



2
Coloca los dedos sobre la plancheta. Deben apoyarse en el espacio de la "G" sobre el tablero, para empezar.Pide a todos los jugadores que coloquen suavemente sus dedos índice y medio sobre la plancheta. Mueve lentamente la plancheta en círculos para calentar el tablero y concéntrate en lo que quieres preguntar. Apoya los dedos firmemente sobre él pero sin mucha fuerza. Si lo agarras con demasiada rigidez no se moverá tan fácilmente.




3
Realiza un ritual de apertura. Este podría ser cualquier cosa: una oración, una bienvenida o incluso dispersar algunas baratijas alrededor tuyo.Haz que el médium salude a los espíritus y afirme que solo la energía positiva es bienvenida.Rodea el tablero con joyas u otras reliquias. Si intentas hablar con un difunto, ten algo suyo cerca.




4
Haz una pregunta. Estas deben empezar de forma simple y progresar según logres el ambiente para esa sesión específica.Si el espíritu indica que es malo, es mejor cerrar el tablero y reanudar más tarde.Si empiezas a recibir respuestas groseras o vulgares, no lo reflejes comportándote groseramente. Di adiós a los espíritus y renuncia.




5
Concéntrate. Para conseguir los resultados más eficaces, todos los jugadores necesitan despejar sus mentes y centrarse en la pregunta en cuestión.Todo el que juegue debe comportarse seria y respetuosamente. Si tienes un amigo que está riéndose o alentando preguntas ridículas, échale de la habitación.A medida que se mueva la plancheta, tal vez quieras tener una persona para que escriba. A veces las respuestas se vuelven bastante largas y necesitan ser resueltas.




6
Observa cómo se mueve. A veces esto ocurre rápidamente y otras veces sucede con lentitud; de vez en cuando, nada sucede. Pero si todo el mundo está concentrado y atento, la plancheta debería despegar lentamente.Asegúrate de que ningún jugador esté dirigiendo la plancheta. Si ellos son claramente la causa de que se mueva, no deberían jugar. Cada jugador debe tener la misma cantidad de peso repartido sobre el puntero.




7
Cierra el tablero. Si la plancheta empieza a hacer "ochos", o a contar hacia atrás de la Z a la A o del 9 al 0, termina la sesión moviendo hacia la palabra "Adiós". Si sucede cualquiera de estas tres cosas, está indicando que el espíritu intenta escapar del tablero. Es muy importante que le digas adiós a los espíritus. ¿Verdad que odiarías que te abandonaran de repente?Que el médium manifieste que es hora de terminar la sesión y arrastre la plancheta sobre el símbolo de "Adiós" en el tablero.Por supuesto, si te ha gustado la sesión con el espíritu, di, "¡Adiós!" y espera a que la plancheta se mueva hacia "adiós", a su vez.Antes de guardar tu tablero, frótalo con un paño suave y seco. Esto lo mantendrá limpio y evitará que el polvo y la humedad se acumulen.
0
0
0
1
0No comments yet