Check the new version here

Popular channels

Benetton vs. Mapuche: recuperación de tierras en Patagonia

Posteo alguna información sobre un conflicto que comenzó en Febrero y que me pareció interesante compartir.

Benetton vs. Mapuche: recuperación de tierras en Patagonia



Gacetilla de Prensa 14-04-07

Queremos denunciar y hacer saber a toda la sociedad las estrategias perversas que Benetton, en complicidad con el Poder Judicial del Estado Argentino, está llevando adelante para desalojarnos: a través de una medida cautelar de “no innovar” pretende obligarnos a no hacer fuego, a no construir en nuestro territorio, el lugar que habitamos, donde retornamos para desarrollar nuestra vida en una comunidad. Su estrategia es obligar por la fuerza a nuestras familias a sobrevivir a temperaturas bajo cero, a lluvias, nevadas, y a vientos helados sin la protección de una casa y del calor del fuego. A esto no podemos más que llamar tortura. Y es el Poder Judicial del Estado Argentino en la figura del Juez de la Cámara de Ejecuciones de Esquel, Omar Magallanes, que se está haciendo cargo de avalar un accionar propio de los genocidas. La historia se repite y Benetton intenta un nuevo desalojo encubierto bajo la máscara de la justicia.
Queremos hacer público también las dudas que sembró acerca de su imparcialidad, el accionar particular del mismo en esta causa:

1-el juez Omar Magallanes puede decidir en la causa gracias a la recusación que la compañía realiza contra otro juez; la comunidad no pudo acceder a las causas de esta recusación.

2-Habilita a actuar en la causa al juez de Paz de el Maitén, ex empleado de la Compañía Benetton. dem� s este desconoce a las autoridades de la comunidad, desconociendo así a la identidad comunitaria de nuestro pueblo.

3-Con respecto a esta medida esto fue lo que sucedió: el mismo día en que la comunidad presenta el pedido de suspensión, el juez en el solo lapso de una hora, leyó las 35 páginas de argumentación, vió la prueba documental en video que acompañaba, falló suspendiendo la medida y sospechosamente recibe casi al unísono el texto elaborado por los abogados de Benetton para pedir que esa misma suspensión que estaba decidiendo sea suspendida, ¿cómo es posible que en el lapso de una hora pudieran saber los abogados de Benetton lo qué estaba Fallando el Juez ?
El día jueves 12 el señor Omar Magallanes, ratificó esta “medida cautelar”. Pero nosotros no somos ingenuos, mucha experiencia a acumulado el pueblo Mapuche a lo largo de tantos años de lucha y entendemos que esta medida es el amparo que las multinacionales necesitan para realizar el despojo y acrecentar sus “ganancias”. Este funcionario público pareciera resguardar los intereses de los terratenientes, de Bennetton en este caso, al que privilegió no solo ordenando ejecutar dos veces esta medida cruel, sino también expidiéndose en tiempo record. De ser estas dudas ciertas será responsable de construir con sus decisiones las estructuras del Estado que perpetúan la impunidad de los grandes grupos de poder económico.

Los mapuche, queremos sólo ser mapuche, vivir en nuestra comunidad, en el territorio del cual somos originarios, segùn nuestra espititualidad. Y decidimos ejercer nuestra autonomía. Así lo hicimos pocos días atrás en el VI parlamento Mapuche que reunió en este lugar al que retornamos, en la Comunidad Santa Rosa-Leleque, a tantos hermanas y hermanos que queremos discutir autónomamente acerca de nuestros problemas. Y allí nuevamente se hizo presente a través de la palabra de nuestros ancianos la memoria. Algunos de ellos recordaron los desalojos perpetrados por la Compañía Tierras del Sur en este mismo lugar.

Por territorio libre.
Comunidad Mapuche Santa Rosa Leleque

Marici Weu, marici weu, marici weu, marici weu.

Fuente: http://www.fmalas.org/2007/04/17/comunidad-mapuche-santa-rosa-leleque-gacetilla-de-prensa/

Mapuche vs Benetton: anuncios desde Santa Rosa de Leleque

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=-GTCCOLTBOU


El porque y Para Que: pronunciamineto


Las Voces Mapuches: declaraciones


Fuente audios: http://www.fmalas.org/2007/04/12/comunidad-santa-rosa-leleque/


15/06/07
Poder judicial desestimó denuncia contra Benetton

NO SE INVESTIGARÁ COMPAÑÍA DE TIERRAS


El fiscal que recibió la presentación de la comunidad mapuche Santa Rosa, entendió que no había argumentos suficientes para abrir un expediente en el fuero penal. Los mapuche insistirán porque sostienen que están mal mensuradas las estancias Leleque y Lepá. “Nosotros no pecamos de ingenuos, sabíamos que nos íbamos a enfrentar a esta situación", señaló vocero mapuche.

Azkintuwe


ESQUEL/
Por Adrián MOYANO / Jueves 14 de Junio de 2007
La Justicia de Chubut desestimó la denuncia penal que la comunidad mapuche Santa Rosa presentó contra la Compañía de Tierras del Sud Argentino (CTSA), que pertenece a la corporación trasnacional Benetton. El fiscal que recibió la presentación consideró insuficientes las pruebas que se ofrecieron como para ordenar una investigación. De todas maneras, los mapuche anunciaron que continuarán con sus demandas.

“Sabíamos que si se hacían apuestas, estábamos 10 a 1 en contra”, ironizó Mauro Millán, vocero de la comunidad denunciante. “Que la Justicia hiciera caso omiso a nuestra denuncia era algo que nosotros preveíamos, pero viene bien para que la gente que no está involucrada de manera directa en el conflicto, vaya comprendiendo a qué nos enfrentamos. Por ahí se ven hechos de corrupción, de vinculación de un poder con el otro, salen por la televisión y parece que todo pasa en Buenos Aires. Pero sepan que en Patagonia también se dan estos hechos, mucho más habituales de lo que se cree”.

El werken mapuche informó que “básicamente, el fiscal Falco determinó que no había posibilidad de tomar un cauce penal. La presentación aportaba con claridad pruebas de que la CTSA, propiedad de los Benetton, está usurpando territorio y faltando a la mensura de las estancias Lepá y Leleque. Inclusive, presentamos documentos que hacen mención a esta situación de usurpación y también investigaciones recientes de historiadores. Pero pese a esta catarata de pruebas, el señor Falco, que es ganadero, bien conocido acá por esta actividad y emparentado con el vicegobernador de la provincia, dijo que no hay pruebas suficientes como para investigarlo a Benetton. De todas maneras, se va a pedir la revisión de esta medida al juez Criado. Atentos a los apellidos”, ironizó Millán.

El vocero aclaró que tampoco albergan demasiadas expectativas en torno a la próxima instancia. “Nosotros no pecamos de ingenuos, sabíamos que nos íbamos a enfrentar a esta situación, pero eso no hace mella para nada en nuestro espíritu, que es seguir sosteniendo esta lucha en todos los planos: judicial y político. Si es necesario, llegaremos a la situación de la pura resistencia, porque desde un primer momento dijimos que del lugar no nos van a sacar. Así lo estamos demostrando”.

Gran feudo
Para los mapuche, la negativa del Poder Judicial de Chubut se asocia a otros hechos recientes que otorgan características distintivas a la región. “Digo atentos a los apellidos, porque la Patagonia es un gran feudo. Se van perpetuando, hace muy poquito vimos cómo el imperio de los Sapag continúa y eso denota que acá la democracia, es más que tibia, todavía es fría. Porque es una democracia donde el poder es absoluto sobre muchas de las cosas y fundamentalmente, porque los poderes de entrecruzan, se mezclan y actúan en bloque. Me refiero, en este caso, a la Justicia. Eso no genera un buen ambiente para que los derechos y los derechos humanos sean discutidos y respetados. En el caso nuestro, como mapuche, están consagrados constitucionalmente y a través de convenios internacionales, pero no se aplican a la hora de dirimir los conflictos”.

A pesar de tan pocos cambios, hay situaciones que sí evolucionaron. “De todas maneras, es importante determinar que en el transcurso de no muchos años, el pueblo mapuche ha hecho ejercicio de sus derechos y hemos recuperado territorios. Por otro lado, haciéndonos cargo de las consecuencias: no hace mucho se detuvo a un peñi porque la Justicia neuquina le pidió la captura... No hace falta decirlo pero alguien tiene que hacerlo: la Justicia tiene una actitud expeditiva frente a una situación de esas características y ahora, nosotros hicimos una presentación para que investigue, no para que lo traigan detenido a Benetton, sino simplemente para investigar, y la Fiscalía ni siquiera asumió esa responsabilidad. Cuando nos denunciaron a nosotros por usurpación se acercó un fiscal para ver qué estaba pasando pero en este caso, ni siquiera se pudo investigar de una manera incipiente. Pero bueno, quedó claro y que la gente sepa: esto es lo que está pasando en la Patagonia”.

En la cotidianeidad de la comunidad recuperada, “las cosas siguen como siempre: bien. Con un poco más de frío y a la espera del Wiñoy Tripantü, vamos a ver que nos depara al próximo ciclo mapuche. También permanentemente visitados. Por ejemplo, días atrás estuvo un canal de Estados Unidos. Vino mucha gente de afuera: la televisión francesa, la alemana... Esto está teniendo mucha cobertura. La omisión que plantean los medios locales es suplantada por medios internacionales y de allá entra para acá de nuevo. Es una cosa muy extraña pero continuamente llama la atención lo que estamos generando aquí: enfrentar ni más ni menos, al mayor terrateniente de la Argentina” / Azkintuwe

Fuente: http://www.santarosarecuperada.com.ar/bitacora/index.php?itemid=23


Mapuches vs Benetton
La tierra prometida

A las cinco y media de la mañana del 14 de febrero, el pueblo mapuche recuperó Santa Rosa, un territorio del que fueron desalojados por la corporación Benetton. En 2004, el grupo italiano que posee 900 mil hectáreas en la Patagonia había anunciado públicamente la donación de 2.500, que fueron rechazadas por el Estado provincial por tratarse de tierras que no eran aptas ni para vivir ni para producir. En el pimer día, ya recibieron la solidaridad de los pobladores de la región y la visita de la policía.

En silencio pero con decisión, treinta mapuches partieron a las cinco y media de la mañana de Esquel. Algunos se subieron a desvencijadas camionetas, otros intentaron con distinta suerte viajar a dedo. Debían recorrer los 90 kilómetros que los separaban de Santa Rosa, un territorio que los pueblos originarios reivindican como propio y que hasta hoy formaba parte de las 900.000 hectáreas que el magnate Luciano Benetton compró en la Patagonia argentina.
Poco antes del amanecer, los mapuches ingresaron a ese terreno que parecía abandonado. Se pararon erguidos y perdieron la mirada en el saliente. Mientras comenzaba a asomar tibiamente el sol, realizaron la guillatún, una ceremonia ritual con cánticos y oraciones mediante la cual los mapuches se conectan espiritualmente con la naturaleza.
Después de la liturgia pasaron a la acción. Encendieron un fogón y redactaron un acta por la que quedaron constituidos como Comunidad Mapuche de Santa Rosa de Leleque. Una delegación viajó 70 kilómetros hasta El Bolsón para certificar las firmas ante un oficial público y darle legalidad al documento. Los que se quedaron comenzaron a armar las carpas donde niños, ancianos, jóvenes y adultos vivirán hasta tanto puedan levantar sus casas. También desplegaron herramientas con las que trabajarán la tierra.
Lentamente la noticia fue desparramándose en las localidades vecinas. Se convirtió en el principal tema de las radios de Epuyén y La Olla, por ejemplo. Así fueron acercándose numerosas personas a ofrecer su apoyo solidario. Y también llegó la policía para labrar un acta que, si la historia se repite, terminará en una denuncia de usurpación como cuando el matrimonio de Atilio Curiñanco y Rosa Rúa Nahuelquir intentó recuperar este predio el lluvioso 23 de agosto de 2002.
Curiñaco había pasado allí su infancia y, para escapar al desempleo que lo acosaba, quería volver a cultivar frutillas. La historia terminó mal, con un juicio penal y otro civil sobre sus espaldas. Mientras en el primero quedó absuelto por falta de pruebas, en el segundo el juez falló concediendo las tierras a la corporación Benetton, basándose en títulos de propiedad cuya autenticidad cuestionaron los abogados de los mapuches.
A diferencia de aquella oportunidad, esta vez no es una aventura de una familia. Todo el pueblo mapuche se comprometió con la recuperación de estas tierras, aprobando la acción en una asamblea de la comunidad.
La familia Curiñanco integró la delegación que este miércoles volvió a Santa Rosa. Atilio manifestó que el predio, de 385 hectáreas, estaba tal cual lo había dejado en octubre de 2002, cuando fue desalojado por la policía, que decomisó sus animales y herramientas y destruyó su casa de chapas.

Después de aquel suceso, los Curiñanco acamparon frente a la estancia de la Compañía de Tierras Sud Argentino (CTSA), propiedad de Edizione Holding, firma vinculada a la corporación Benetton. Cortaron la ruta y así, lentamente, la noticia de que los mapuches repudiaban a Benetton –el excéntrico empresario que hizo de la integración cultural su principal campaña de marketing- llego a colarse, por pintoresca, en algunos medios de comunicación.
En noviembre de 2004, La Fundación Raíces organizó un viaje a Roma de representantes del pueblo mapuche -los Curiñanco y Mauro Millán, de la Organización Mapuche Tehuelche 11 de octubre- para que se encuentren con el magnate, donde el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, y el periodista italiano Gianni Miná oficiaran de mediadores. También participaron del encuentro en el Campidoglio romano miembros de la Fundación Gorbachev y el entonces embajador argentino en Italia, Victorio Taccetti.
El encuentro fue tenso y trilingüe. Se habló en mapuche, italiano y castellano. Los mapuches exigieron la restitución de las tierras y cuestionaron seriamente el museo montado por Benetton, a escasos 10 minutos del lugar donde este miércoles regresó la comunidad de Santa Rosa de Leleque. En la proclama que redactaron los mapuches para hacer pública la acción por la que volvieron a sus tierras lo dejaron otra vez en claro: ´´Santa Rosa ha presenciado décadas de despojo, de violencia, de intolerancia, de usurpación, de desapariciones y de muerte. Los Futakecheyem (Antiguos) hombres y mujeres que pisaron libremente esta tierra hoy yacen en vitrinas de museos, sus instrumentos sagrados son piezas de exhibición, acallados por la fuerza hoy son trofeos de una cultura que destruye lo diferente: las ideas diferentes, filosofías, espiritualidades, ideologías, pueblos diferentes. Sin embargo, las pisadas de estos antiguos son huellas inspiradoras. Somos consecuencia de esas huellas´´.
Aquella reunión de Roma terminó con el anuncio público de Benetton de donar “2.500 hectáreas aptas para la producción” al gobierno argentino para que, si lo deseaba, se las restituyera a los mapuches. Pero la donación nunca se hizo efectiva: la rechazó el Estado porque los terrenos ofrecidos por Benetton no eran productivos.
Desde entonces, los mapuches comenzaron a soñar con un amanecer como el de hoy.
publicada 14/02/2007

para manifestar su apoyo pueden hacer contacto con la comunidad:
(Hay mala señal, así que se recomienda insistir)
(02945) 15691111
(02945) 15689808
e-mail: [email protected]

Fuente: http://lavaca.org/seccion/actualidad/1/1483.shtml


Algunos videos de youtube:

Entrevista con Mauro Millán, desde Santa Rosa de Leleque, primera parte

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=N7S6EeNJAbw

Segunda parte de la entrevista con Mauro Millan

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=I_EjaQuvy0g

benetton vs mapuche: episodio II (la recuperación)

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=naJ9BucoojM


14/02/2007 - Fotos: Sebastian Hacher:



En el día de hoy, integrantes del pueblo Mapuche recuperaron las tierras conocidas como "Santa Rosa". Desde el 2002, cuando la familia Curiñanco-Nahuelquir fue desalojada de allí por una denuncia de Benetton, el predio se transformó en un símbolo de la lucha por la recuperación del terriotorio y la identidad de este pueblo originario. En el día de hoy, decenas de habitantes de la zona llegaron al predio en disputa antes del amanecer, para realizar una ceremonia tradicional Mapuche en la que se le pide permiso a las fuerzas de la naturaleza para interactuar con ella. Luego, se leyó un acta por la que los presentes se constuían como Comunidad y una proclama en la que decía, entre otras cosas, que "Santa Rosa ha presenciado décadas de despojo, de violencia, de intolerancia, de usurpación, de desapariciones y de muerte. Los Futakecheyem (Antiguos) hombres y mujeres que pisaron libremente esta tierra hoy yacen en vitrinas de museos, sus instrumentos sagrados son piezas de exhibición, acallados por la fuerza hoy son trofeos de una cultura que destruye lo diferente: las ideas diferentes, filosofías, espiritualidades, ideologías, pueblos diferentes. Sin embargo, las pisadas de estos antiguos son huellas inspiradoras. Somos consecuencia de esas huellas. Seguimos siendo Mapuche y tenemos la responsabilidad y la necesidad de revelar la verdad histórica.... Por eso a partir de hoy, 14 de Febrero, hemos retornado a Santa Rosa a ser lo que somos: Mapuche, gente de la tierra".


























Fuente: http://www.sub.coop/VerAlbum.php?s_USUA_AUTOR=8&album_idiomado_relacion_aPage=2&ALBU_ID=95&fotoPage=13
0
0
0
2
0No comments yet