Check the new version here

Popular channels

Biografías.- [varios]

************************************************************************
Quizas a alguien les sirva...lo único que pido es que no hagan comentarios, si les sirven los utilizan, copian, pegan y listo, pero sin comentarios por favor, de ningun tipo.-
************************************************************************

Asimov, Isaac (1920-1992)

Escritor y Bioquímico. Rusia/EE.UU.
Es uno de los más grandes escritores de ciencia-ficción y de divulgación científica de todos los tiempos. Nació el 2 de Enero de 1920 en Petrovichi (Rusia). Su familia emigró a Estados Unidos cuando tenía tres años y se estableció en el barrio de Brooklyn, de Nueva York. Comenzó a estudiar en 1925 en la escuela pública de Nueva York, continuó en East New York Junior High School donde se graduó en junio de 1930, entrando con diez años en la Boys High School, donde se graduó en 1935. Sus trabajos en las revistas de ciencia-ficción le llevaron a profesionalizarse como escritor literario y científico. A los 14 años escribió su primera obra, “Hermanitos”, que fue publicada en la revista de la escuela. Al año siguiente ingresó en la Universidad de Columbia y a los 19 publicó

su primer relato corto de ciencia-ficción: “Abandonados cerca de Vesta” (Amazing Stories, enero 1939). Después de participar en la II Guerra Mundial obtuvo su Ph.D. en Bioquímica en la Universidad de Columbia. Tenía 28 años de edad. Desde 1949 enseñó Bioquímica en la Universidad de Medicina de Boston. Pero en 1958 la abandonó para dedicarse íntegramente a escribir. Más tarde fijó su residencia en Manhattan.

...TODOTERRENO, POLIFACÉTICO, MULTICOGNITIVO...
Se casó dos veces, la primera con Gertrude Blugerman (1942-1970), con quien tuvo dos hijos, David y Robin y posteriormente se casó con Janet Opal Jeppson. En mayo de 1942 publicó “Fundación” y, en 1950, su primera novela de ciencia-ficción, “Guijarro en el cielo”. En 1946 regresó a Columbia para continuar su doctorado, que obtuvo en 1948. Su primer libro científico, un texto sobre bioquímica escrito con dos colegas, en 1953. Comenzó a dar conferencias y a escribir entre siete y ocho libros al año, tanto novelas, como libros de química, historia. Su producción abarcó una casi infinita -adjetivo enteramente válido, tratándose de un humano- variedad de temas: ciencia-ficción, fantasía, misterio, astronomía, física, química, bioquímica, biología, historia, humor, la Biblia, etc... Escribió -en fin- casi 500 libros. Entre sus obras de ciencia ficción más conocidas se encuentran “Yo, Robot” (1950); “El sol desnudo” (1957), “Los propios dioses ” (1972) y “La trilogía de la Fundación” (1951-1953), saga que continuó treinta años después con “El límite de la Fundación” (1982), “La Fundación y la Tierra” (1986), “Preludio a la Fundación” (1988) y “Hacia la Fundación” (1992). Y entre sus obras científicas se destacan “Enciclopedia biográfica de la ciencia y la tecnología” (1964; revisada en 1982) y “Nueva guía a la ciencia” (1984), una versión más reciente de su “Guía científica del hombre” (1960).

... MULTIPREMIADO, PLURIDOCTORADO...
A lo largo de su carrera recibió tantos premios y honores que no caben en una escueta reseña biográfica. Pero, entre ellos, se destacan: 1963, Premio Hugo especial por sus artículos en The Magazine of Fantasy and Science Fiction; 1966, Premio Hugo a la mejor serie de ciencia-ficción de todos los tiempos por la Trilogía de la Fundación; 1972, Premio James T. Grady a la mejor labor de divulgación científica por "Introducción a la Ciencia"; 1973, Premio Hugo y Premio Nebula a la mejor novela por "Los Propios Dioses"; 1977, Premio Hugo y Premio Nebula a la mejor novela corta por “El Hombre del Bicentenario”; 1983, Premio Hugo a la mejor novela por “El Límite de la Fundación”; 1992, Premio Hugo a la mejor novela corta por "Gold"; 1995, Premio Hugo al mejor trabajo de no-ficcion por I. Asimov, “A memoir”.
En 1965, Asimov tenía catorce doctorados honoris causa por diferentes universidades. Prolífico, ameno y versátil, siempre se destacó por su facilidad para hacer comprensibles conceptos complejos.

Murió el 6 de Abril de 1992 de un fallo cardíaco y hepático, tras complicaciones derivadas de haber contraido el SIDA durante transfusiones anteriores. Se echa de menos su mirada pluripresencial sobre las cosas del mundo, aunque sus lectores siempre podrán recurrir a lo mejor de él abrevando en sus ensayos y en su obra artística, ambas caracterizadas por iluminar la realidad con inteligencia y sensibilidad. Se lo puede revisitar, sí, pero aún así se lo extraña. Más cuando el futuro que imaginó -unas veces acercándose, otras alejándose- parece estar a la vuelta de la esquina.


-------------------------------------


Russell, Bertrand (1872-1970)

Filósofo, Matemático, Premio Nobel de Literatura. Inglaterra
Bertrand Arthur William Russell, fue el segundo hijo del Vizconde de Amberley, un título creado en 1861 para su abuelo, Lord John Russell, el primer ministro liberal que luchó por la Ley de Reforma de 1831.
Nació en Trelleck el 18 de mayo de 1872. Su madre murió cuando tan solo tenía tres años y fue educado por su padre en el agnosticismo, es decir, la doctrina que declara inaccesible a la comprensión humana toda noción de lo absoluto. Su abuela -poco afecta a que recibiera una educación escéptica- le impartió una educación más bien victoriana, llevándolo a Pembroke Lodge, en Richmond Park, donde un grupo de tutores le enseñaron francés y alemán. Más tarde, en Trinity College, Cambridge, fue el alumno más destacado en Matemática y Ciencias Morales.

En una de sus obras autobiográficas, recordó: “Yo no nací feliz... Durante mi adolescencia aborrecí a la vida y continuamente estuve al borde del suicidio, del cual me apartaba por mi deseo de aprender más matemáticas. Ahora, en cambio, gozo de la vida... Esto se debe , en parte, al hecho de haber descubierto cuáles eran las cosas que yo más deseaba... y, en parte, al hecho de haberme desprendido de algunos de esos objetos de mi deseo... Pero, sobre todo, se debe a que ahora me preocupo menos de mí mismo”.
Cuando dejó Cambridge en 1894, fue nombrado Adjunto de la embajada británica en París. En diciembre del ese año, se casó con Alyus Pearsall Smith. Juntos viajaron a Berlín. Establecido cerca de Haslemere, Russell estudió democracia social y comenzó a consagrarse a la filosofía. En 1896, publicó su “German Social Democracy”. Durante el Congreso Matemático de París, celebrado en 1900, Russell se interesó por los trabajos del matemático italiano Peano, inspirándolo para “The Principles of Mathetics” [Los Principios de las Matemáticas, 1903], su primera obra importante. Con su colega y amigo A. N. Whitehead desarrolló la lógica matemática de Peano y Frere, a resultas de lo cual escribieron en colaboración la monumental “Principia Mathematica" (1910), su obra cumbre, que les llevaría diez años de trabajo. La filosofía de Russell, pues, parte de las Matemáticas, a las que reduce a una rama de la lógica que denomina logiscalismo: él afirma que la totalidad de las matemáticas puras pueden ser deducidas de un pequeño número de axiomas lógicos. En 1910, Russell fue nombrado profesor del Trinity College, Cambridge. Durante esta época, realizó varios viajes y a menudo abandonó la filosofía por la política.

AHÍ VIENEN LOS RUSOS...
En el plano de la militancia política y social, ya desde 1916 Russell se destacó por sus activismo pacifista. El precio fue la cárcel y la persecución. Otro tanto le costó expresar sus ideas contrarias a la religión. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, Russell se enfrentó a la conscripción y fue condenado a pagar una multa de cien libras esterlinas por lanzar un panfleto contra la guerra. Su biblioteca fue confiscada y, aun cuando el comprador fue un amigo suyo, varios volúmenes se extraviaron. El Trinity College canceló sus servicios, y, cuando le fue ofrecido un puesto en Harvard, EE. UU., las autoridades militares le negaron el pasaporte. En 1918, fue condenado a 18 meses de prisión, a causa de publicar un artículo donde reivindicaba sus ideas pacifistas. En prisión escribió su “Introduction to mathematical Philosophy” [Introducción a la Matemática Filosófica]. Ya en libertad, sus amigos lo contrataron para que diera una serie de conferencias en Londres, de las que resultó más tarde su “Analyssis of the Mind” (Análisis del Espíritu, 1921). Luego viajó a la Unión Soviética (experiencia que reflejó su obra “The Practice and Theory of Bolshevism” [Práctica y Teoría del Bolchevismo]) y a China, donde dictó conferencias sobre filosofía en la Universidad de Pekín. Allí enfermó de neumonía y estuvo al borde de la muerte, a tal punto de que algunos medios llegaron a anunciar su muerte.

“MI EGO NO SOBREVIVIRÁ...”
Repuesto de su enfermedad gracias a un oportuna visita a médicos en Alemania, Russell regresó a Inglaterra, se divorció de su primera esposa y, en septiembre de 1921, se casó con Dora Winifred Black, una escritora que impulsaba la idea del “matrimonio a prueba” (autora del libro “The Right to be Happy” [El derecho a ser feliz, 1827]. Los seis años siguientes de esa nueva etapa Russell vivió de sus conferencias y escribió varios libros, entre ellos “The ABC of Atomism” [El ABC del Atomismo, 1923] y “The ABC of Relativity” [El ABC de la relatividad]. En 1922 y 1924 los Russell fueron candidatos laboristas al Parlamento. En 1924, Russell escribió “Proposed Roads ti Freedom” [Caminos de la Libertad]. En 1927, expuso su filosofía de la vida en “What I Believe” [Lo que creo]. Su idea sobre la trascendencia de vida más allá de la muerte es lapidaria: “Creo que cuando me muera me pudriré y de mi ‘ego’ nada sobrevivirá. No soy joven y amo la vida, pero me estremezco de terror cuando pienso en el aniquilamiento. La felicidad no es menos verdadera porque deba llegar a su fin. Y el pensamiento y el amor no pierden su valor por no ser imperecederos”. Russell condena a la religión porque ha empleado el temor para enseñar el concepto de Dios y del deber, y ante sus ojos, todo temor es malo. En el futuro la ciencia puede reemplazar las ideas de Dios y de la inmortalidad: “si la utilizamos para la felicidad, en vez de emplearla para la destrucción, todo saldrá bien”.

CIENCIA Y RELIGIÓN
Su pasión por la educación le convenció de que ésta era el único medio de transformar al mundo. En 1927, fundó con su esposa Dora Winifred Black una escuela para poner en práctica sus teorías sobre la enseñanza, que ponen el acento en la libertad personal del alumno para que tenga lugar el aprendizaje. La experiencia terminó siendo un éxito educativo, pero un fiasco en términos financiero. En 1929 publicó “Marriage and Moral” [Vieja y Nueva Moral sexual], donde analizó la organización familiar en los sistemas patriarcales y en las sociedades primitivas, la ética cristiana, el amor romántico, el tabú de la instrucción sexual, la prostitución, el divorcio, la eugenesia y el matrimonio a prueba.
En “Religion and Science” [Ciencia y Religión] abordó la historia de los conflictos entre la religión y la ciencia durante más de cuatrocientos años, desde que Copérnico fue obligado a abjurar de su opinión según la cual la Tierra no era el centro del Universo, y analizó la oposición contra la doctrina de la evolución, las relaciones entre la superstición y medicina y las relaciones entre “alma” y “cuerpo”.
En 1935, se divorció de Dora Winifred Black, su segunda esposa, y se casó con Miss Spense, quien en realidad era su joven amante. Winifred confió que, pocos años antes, firmó con su marido un acuerdo para condonar sus infidelidades. La separación, de todos modos, ocasionó algún escándalo: su nueva novia era 40 años menor que él. En 1938, publicó “Power: A new social Analysis” [El Poder en los Hombres y en los Pueblos] donde postuló que, así como la energía es el concepto fundamental de la Física, el Poder tiene numerosas formas, como riquezas, armamentos, autoridad civil, influencia social... Ninguna de estas formas debe estar subordinada a otra y ninguna deriva de otra: concentrarse en una sola forma del poder sólo puede derivar en un éxito parcial. La riqueza, por ejemplo, puede ser resultante del poder militar o de la influencia social, así como éstos pueden derivarse, a su vez de la riqueza. En su analogía con la Física, Russell sostiene que el poder, igual que la energía, debe ser considerado como algo que pasa de una de sus formas a cualquier otra y que las ciencias sociales deberían investigar las leyes que rigen tales transformaciones.
Bertrand Russell siempre fue un personaje discutido. Invitado a los Estados Unidos en 1940, el College de Nueva York lo nombró profesor de Filosofía. Tras el anuncio, el obispo episcopal neoyorquino, William Maning, lo denunció como “un reconocido propagandista contra la religión y la moralidad”. Aún así, fue recibido en todas las sociedades científicas de Europa y, en 1950, recibió el Premio Nobel de Literatura, compartido con William Faulkner. Ocho años después colaboró en la creación de la Campaña para el Desarme Nuclear, acción que lo volvió a llevar a las cárceles de Inglaterra en 1961. En 1963 creó la Fundación Bertrand Russell para la Paz (coordinada por Ralph Shoenman), y en años posteriores, luchó a la par de los jóvenes contra la Guerra de Vietnam. Murió en Londres el 3 de febrero de 1970.

-------------------------------

Verne, Jules (1828-1905)

Escritor. Francia
Nació en Nantes el 8 de febrero de 1828. Nadie discute que el genial autor de “Viaje al centro de la Tierra” (1864), “De la Tierra a la Luna” (1865) y “20.000 leguas de viaje submarino” (1870) es una de las máximas fuentes de inspiración de la ciencia ficción producida a lo largo del siglo XX. Ray Bradbury, por ejemplo, reconoció a Verne como su mayor influencia literaria. Según una investigación de la UNESCO, sus más de ochenta obras fueron traducidas a 112 idiomas, lo que convierte a Verne (detrás de Karl Marx, traducido a 133 idiomas) entre los autores más traducidos. Soñó con viajes y aventuras desde pequeño: tenía apenas 11 años cuando escapó de su hogar paterno para convertirse en marinero. Pero enseguida es hallado por sus padres, a quienes les juró no escaparse nunca más salvo mediante su imaginación.

De su adolescencia se destacan los choques con su padre, quien siempre ridiculizó sus aspiraciones literarias, y el desprecio de su prima Caroline, que condujeron a Jules a una profunda melancolía. Pronto se trasladó a París, donde se codeó con personalidades como Victor Hugo, Eugenio Sue y Dumas padre e hijo, quienes lo adoptaron como protegido. En 1850 completó sus estudios de derecho y resistió a las presiones de su padre, quien lo conminaba a volver a Nantes so pena de suspender su financiación. Por esta época Verne, deslumbrado por el creciente prestigio de la ciencia y técnica, concibió el sueño de crear la literatura de la era científica. Para conseguir el dinero que su padre ahora le negaba, comenzó a escribir obras de teatro y operetas de calidad y éxito irregulares. Nada satisfecho -ese trabajo le quitaba el tiempo que necesitaba para estudiar ciencias-, en 1857 decidió casarse con Honorine de Vyane y afincarse en París, empleándose como agente de bolsa. Pero aconsejado por su amigo, el editor P. J. Hetzel, convirtió un relato descriptivo de Africa en la que sería la novela “Cinco semanas en globo” (1863). Tenía 35 años y esa, su primera novela, fue un éxito fue absoluto. Hetzel, quien sería su editor vitalicio, lo contrató por 20.000 francos anuales, comprometiéndose a escribir dos novelas de un nuevo estilo cada año. El contrato fue renovado por Hetzel y más tarde por el hijo de éste: durante más de 40 años “Les voyages extraordinaires” aparecieron en capítulos mensuales en la revista Magazine D’Education et de Recreation.
Su obra pronto se convirtió en un filón para el cine. Desde “La vuelta al mundo en ochenta días (1873) hasta “Las tribulaciones de un chino en China” (1879), su obra fue adaptada siguiendo los más diversos estilos cinematográficos. También fueron llevadas a la pantalla grande “20.000 leguas de viaje submarino”, “Viaje al centro de la Tierra y “De la Tierra a la Luna”, cuya versión libre, a cargo de George Mélies, es el primer filme de ciencia ficción. En “20.000 leguas de viaje submarino” presentaría a su personaje más patético y humano, el capitán Nemo, una suerte de holandés errante que vaga sin rumbo en una increíble premonición del moderno submarino. Su visión fue tan clara que cuando un inventor trató de conseguir la patente le fue denegada: Verne había descripto el vehículo con todo detalle varias décadas antes.
Durante toda su vida Verne sufrió ataques de parálisis, era diabético y con la edad perdió la vista y el oído y uno de sus sobrinos le disparó un tiro, dejándolo cojo. Su vida marital tampoco fue feliz y sus biógrafos admiten que mantuvo un matrimonio paralelo con una misteriosa dama. Verne también participó en política, llegando a ser elegido concejal de Amiens en 1888, siendo reelegido hasta 1900. Ideológicamente progresista en todo lo que concernía a educación y técnica, en el aspecto político su carácter fue conservador y, en ocasiones, reaccionario. Murió el 24 de Marzo de 1905


--------------------------------------

Sagan, Carl (1934-1996)

Astrofísico y Escritor. EE.UU.
“Mis padres -recordó en su testamento intelectual, “El mundo y sus demonios” (1996)- no sabían casi nada de ciencia. Pero al introducirme simultáneamente en el escepticismo y lo asombroso, me enseñaron los dos modos de pensamiento difícilmente compaginables que son la base del método científico". Carl Sagan nació el 11 de noviembre de 1934 en Bensonhurst, un barrio situado en el corazón de Brooklyn, Nueva York. Cursó su preparatoria en la Radway High School en New Jersey. Se graduó en Física a los 20 años. Seis años después, obtuvo el doctorado en Astronomía y Astrofísica en la Universidad de Chicago. De aquellos años Sagan evocaba con afecto al profesor Robert M. Hutchins, en cuyas clases “la ciencia se presentaba como parte integral del maravilloso tapiz del conocimiento humano… Se consideraba impensable que un aspirante a físico no conociera a Platón, Aristóteles, Bach, Shakespeare, Gibbon, Malinowski y Freud”.
En la tesis mediante la cual obtuvo su doctorado, Sagan propuso que la vida en Venus tal como la conocemos era imposible porque la espesa capa de nubes que cubría el planeta mantenía una altísima presión

atmosférica y una temperatura global permanente que sobrepasaba los 400º centígrados. Años después, su hipótesis sería confirmada por las observaciones de las sondas Venera, Mariner, Pionner Venus, Vega y Magallanes.
En junio de 1957 se casó con la estudiante Lynn Alexander, una bióloga que esbozó una polémica teoría sobre la evolución de la vida en la Tierra. Se divorció de Lynn (luego Alexander Margulies) en 1963. De éste, su primer matrimonio, nacieron sus hijos Dorion y Jeremy. Desde 1962 hasta 1968 trabajó como Astrofísico en el Observatorio Astrofísico Smithsoniano y tuvo tiempo de estudiar los orígenes de los organismos con los genetistas Hermann J. Muller (Premio Nobel) y Joshua Lederberg, sentando las bases de la exobiología o astrobiología.

EL ACADÉMICO TRANSGRESOR
Su activa participación en el proyecto Mariner 4 de la NASA -la primera sonda que llegó a Marte, en junio de 1965- coincidió con su desenvuelta inserción en el escenario académico y sus primeras apariciones públicas. Sagan encarnaba el modelo del joven científico y audaz, dispuesto a desafiar lo establecido. Profesor ayudante de astronomía en la Universidad de Harvard y astrofísico en el Observatorio Astrofísico Smithsoniano (1962-1968), por entonces participó con el científico soviético I. S. Shklovski en un histórico encuentro sobre búsqueda de vida extraterrestre. Estas actividades lo convirtieron en un pionero de la cooperación científica con la ex URSS en tiempos de la guerra fría. Hay una anécdota que refleja bien su fama de científico independiente, imprevisible y heterodoxo: cuando en los ’80 el ex primer ministro soviético Mijail Gorbachov le propuso a Ronald Reagan planificar una misión conjunta a Marte, el presidente norteamericano desechó enseguida la idea cuando se le informó que Sagan era el patrocinador de la idea.
Ya sea por su proximidad con los científicos de la ex URSS como por su interés por la vida extraterrestre (por ejemplo el que mostró en la recopilación “OVNIS: Un Debate Científico”, 1972), las iniciativas que Sagan organizaba en Harvard no eran vistas con simpatía por las autoridades de la Universidad, que decidieron no renovarle el contrato. Así, emigró a la Universidad de Cornell en Ithaca, Nueva York, con Linda Salzmann, su nueva esposa desde 1968. Allí, junto con su colega Frank Drake desarrolló la fórmula para calcular el número de civilizaciones tecnológicas existentes en nuestra galaxia con las cuales podríamos establecer comunicación.
Posteriormente, ejerció como profesor en la cátedra David Duncan de Astronomía y fue director del Laboratorio de Ciencias Planetarias en la Universidad de Cornell. Allí realizó varios experimentos centrados en el origen de la vida. En uno de ellos, por ejemplo, confirmó que las moléculas orgánicas base de la vida pueden reproducirse en laboratorio bajo condiciones controladas.
Consultor permanente de la NASA desde los años ’50 y científico invitado en el Jet Propulsion Laboratory [Laboratorio de Propulsión a Reacción] del Instituto de Tecnología de California, tuvo un activo papel en el proyecto Apolo 11 como instructor de los astronautas y en la misión Mariner 9 a Marte, que pasó a la historia al determinar que el Planeta Rojo alguna vez fue activo y acaso pudo albergar vida. Tambien formó parte de los proyectos Pioneer, Viking, Galileo y Voyager. Sagan fue quien tuvo la polémica idea de incluir un disco de oro con información sobre la vida en la Tierra en las sondas Pionner y Voyager, las que, al completar sus respectivas misiones en los confines del Sistema Solar, saldrían disparadas hacia el espacio profundo. Algunos acusaron a sus contenidos por su “chauvinismo cósmico” (1). Aún así, sus iniciativas se convirtieron en la primeras “arcas de Noé” despachadas al espacio exterior.

SAGAN MULTIFACÉTICO
También fue un activo militante contra el desarme y por la causa de la paz, llegando a ser detenido durante una manifestación frente al Capitolio. Agudo crítico de los deterioros que causarían una guerra nuclear, criticó duramente los intentos suicidas por producir armamento nuclear por parte de las grandes potencias. También se opuso firmemente al desarrollo de defensas nucleares ante el eventual impacto de un asteroides: las propias armas atómicas, insistía Sagan, son más peligrosas que los asteroides.
Sagan fue el ángel cupido que enamoró a millones de lectores y televidentes con la ciencia. El fascinante estilo con que explicaba las cosas más complicadas, convertía a cada tema que abordaba en oro: la exploración planetaria, la vida extraterrestre, la educación científica, la preservación del ambiente y la política... Su talento para divulgar la ciencia -tarea en la que priorizaba encender la chispa de la curiosidad antes que difundir meros conocimientos- fue una de sus mayores virtudes, junto con la de predicar con el ejemplo que el pensamiento crítico debe ser una actitud que no empieza y termina en aquellas cuestiones relacionadas con la ciencia sino que debe abarcar todos los aspectos de la vida. En esa línea instó a los científicos no aliarse a los intereses políticos: “Si no podemos pensar por nosotros mismos, si somos incapaces de cuestionar la autoridad, somos pura masilla en manos de los que ejercen el poder”, escribió.
Columnista científico en centenares de diarios y revistas, sus principales obras estuvieron consagradas a popularizar la ciencia. "Los Dragones del Edén" (1978), uno de sus primeros libros, recibió el Premio Pulitzer. Un año después contagiaría masivamente su entusiasmo por la ciencia a través de la serie televisiva “Cosmos”, ganadora de tres premios Emmy y un Peabody. Pero su principal mérito no fueron los premios sino haber hecho entrar la cosmología, la historia de la ciencia y la astronomía a más de 500 millones de hogares, convirtiendo a los 13 capítulos de aquel programa en el intento por divulgar la ciencia más exitoso de la televisión mundial. El libro del mismo título batió récords de venta y sigue siendo el más vendido del género en inglés. Luego escribió “Contacto”, su novela-manifiesto, donde presentó un escenario posible de contacto con inteligencias extraterrestres y reflejó sus preocupaciones de toda la vida respecto de la compleja trama de relaciones entre ciencia y religión. Llevada al cine en 1997, Sagan se esforzó para que sus especulaciones, más que parecer realistas, fueran teóricamente posibles, para lo cual consultó a los más notables científicos de cada área. La novela derivó en hallazgos posteriores: Kip S. Thorne, un destacado físico teórico, perfeccionó su teoría sobre los agujeros de gusano tratando de averiguar si era científicamente posible que Elleanor Arroway -la exobióloga que protagoniza la novela- viajara más rápido que la velocidad de la luz.
En “El Universo de Carl Sagan” (Cambrigde University Press, Madrid, 1999), un libro que recoge las conferencias que sus colegas y amigos le dedicaron al cumplir sesenta años y editado tras su fallecimiento, Bill Murray destacó: "Carl Sagan fue el padre del tema de la vida en Marte”. Es que su brillante intelecto, su capacidad para transmitir con fluidez sus ideas y su intensa personalidad le permitieron influir sobre los demás e imponer “agendas” de temas en el tiempo y el lugar donde vivió.

SAGAN, EL ACTIVISTA
Fue cofundador y presidente durante doce años de la Sociedad Planetaria, la organización más importante del mundo dedicada a temas espaciales, con más de 100 mil miembros en todo el mundo. También, fue responsable de la prestigiosa revista Icarus y líder del Proyecto SETI (Búsqueda de inteligencia extraterrestre). En 1976, cofundó con otras personalidades el Comité Para la Investigación de Presuntos Fenómenos Paranormales (CISCOP). También cuestionó las seudociencias y la religión en “El cerebro de broca” (1979) y "El mundo y sus demonios” (1996). Una frase de ésta, su obra póstuma, rescata el espíritu que lo guió toda vez que abordó estos temas: “Si no podemos pensar por nosotros mismos, si somos incapaces de cuestionar la autoridad, somos pura masilla en manos de los que ejercen el poder”.
A lo largo de su vida recibió tantas distinciones que es imposible enumerarlas a todas. Recibió la medalla Oersted, el premio John F. Kennedy de la Sociedad Astronáutica Americana, el premio del 75 aniversario de Explorers Club, la medalla Konstantin Tsiolkovsky y Soviética y el premio Masursky de la Sociedad Astronómica Americana y 22 títulos honorarios de diferentes universidades norteamericanas. Un asteroide, el 2709, fue bautizado con su nombre y cuando en 1994 la Academia Nacional de Ciencias le concedió el premio más importante, la medalla pública Bienestar Público, la entidad expresó: “Nadie nunca consiguió transmitir las maravillas ni el carácter estimulante y jubiloso de la ciencia con tanta amplitud como lo ha hecho Carl Sagan…” Nadie mejor que él encarnón en el siglo XX el espíritu ecléctico del Renacimiento: sus contribuciones abarcaron la ciencia, la literatura, la educación y la conservación ambiental.
Divorciado de Salzmann en 1982, el 1° de junio de ese mismo año se casó con Ann Druyan, quien lo acompañó hasta sus últimos días. Cuando se le diagnosticó una enfermedad llamada mielodisplasia, un síndrome preleucémico, Sagan fue sometido en tres ocasiones a transplante de médula ósea y quimioterapia. Falleció en Seattle, a causa de una neumonía, en la madrugada del 20 de diciembre de 1996. Tenía 62 años.


---------------------------------


fuente : www.dios.com.ar.-
0
1
0
0
1Comment