About Taringa!

Popular channels

Cfk: Lo único que anda mal es todo



Cuál es hoy la foto de la economía argentina? Si sacáramos una panorámica, sería: inflación al galope, con impresión de billetes sin parar; caída en la capacidad adquisitiva del salario; disminución generalizada de las ventas; retorno al default; Banco Central con reservas en retroceso; récord de impuestos astronómicos y, a pesar de ello, déficit fiscal imparable; crédito bancario caro y escaso; cepo (corralito) cambiario desde hace 34 meses, con prohibición de comprar y/o vender dólares, como así también de realizar remesas al exterior; bicicletas financieras; mayoría de importaciones restringidas o prohibidas; pérdida de competitividad internacional; caída de las exportaciones; fuga de capitales; crisis energética, y el riesgo-país más alto de América latina.


A su vez, la foto político-institucional muestra: Estado de derecho en retirada; sistema de partidos políticos debilitado y sustituido por movimientos, frentes y alianzas de fugaz creación; instituciones democráticas frágiles; Constitución Nacional ninguneada; Poder Judicial sometido al poder político de turno; Congreso Nacional devaluado; vicepresidente procesado; nepotismo y conflicto de intereses; incumplimiento de contratos y acuerdos internacionales; desprestigio internacional; estadísticas oficiales del Indec adulteradas; funcionarios corruptos; policías delincuentes, y, para rematar: burocracia infinita, y si vas por un trámite a una oficina pública, “se cayó el sistema”.

Si todo esto fuera poco, la foto de la situación social también muestra: sociedad escindida; jubilaciones y pensiones de subsistencia para el 70 por ciento de quienes las cobran; huelgas inesperadas; piquetes y manifestaciones salvajes a horas y lugares insólitos; cortes de rutas; suspensiones laborales en la industria; despidos generalizados; desempleo creciente; ciudades sucias; escuelas en contenedores; pobreza en expansión o al menos igual a la que ya teníamos 25 años atrás; comunidades indígenas olvidadas y villas miseria en todas las ciudades argentinas, como ya existían medio siglo atrás, a pesar de la piñata de subsidios otorgados por Nación, provincias y municipios.

Por último, la foto de la seguridad y calidad de vida: asaltos a domicilio; rompepuertas; carteristas; cuentos del tío; viudas negras; motochoros; salideras bancarias; billetes falsos de 100 pesos; cheques sin fondos; nafta adulterada; inseguridad vial; trenes que chocan; ómnibus urbanos que no circulan o lo hacen cada hora; cloacas que desbordan; semáforos que no funcionan; baches que nadie tapa y cientos de pistas clandestinas de aterrizaje para ingresar sin control cocaína de Bolivia y marihuana de Paraguay.

Mala praxis

En parte, esta decadencia es facilitada por la idea –impuesta a presión desde hace más de 10 años por el kirchnerismo– de que resguardar el orden en materia económica, política y social forma parte de la vieja y tradicional cultura conservadora y de derecha. Por lo tanto, promover, de manera consciente o inconsciente una hipertolerancia a la permisividad, el desorden, al “vale todo” y, en síntesis, a la anarquía en todos los ámbitos, es “progre”, de avanzada, queda bien y coincide con la defensa de los derechos humanos.

Parece que la conocida consigna del Che Guevara “Hasta la victoria, siempre” es, en su versión siglo 21: “Hasta la anarquía, siempre”. ¿El resultado final? Una generalizada sobredosis de mala praxis en la administración del Estado y un desquicio en toda la sociedad.

Pero, así como en la mitología griega al abrirse la caja de Pandora dejó salir a todos los males del mundo y al final dejó entrever en su interior algo verde y luminoso –la esperanza–, en nuestro país acontece algo similar, al menos en materia económica, puesto que hay cuatro grandes esperanzas posibles en nuestro futuro:

El yacimiento de Vaca Muerta , cuya extracción de gas y petróleo valdría, a precios de hoy, 2,8 billones de dólares, cifra equivalente a 100 veces las actuales reservas en el Banco Central o a 12 veces el monto total de nuestra deuda pública interna y externa

La duplicación anual de la producción y la exportación agropecuaria, si esta no fuera penalizada con retenciones, controles, cupos, limitaciones, registros y prohibiciones absurdas.

La producción ilimitada de cobre, oro, plata, litio y otros metales valiosos en la Cordillera, cuyo valor equivale al de la producción de la pampa húmeda durante medio siglo.

La triplicación de la producción nacional y de la exportación pesquera marítima, si se prohibiera con eficiencia y honestidad la depredación ilegal y el robo de nuestro gran recurso marino por parte de inmensas flotas pesqueras japonesas, españolas y chinas que lo extraen los 365 días del año.

Sin embargo, hasta las más grandes fortunas públicas o privadas se evaporan cuando son administradas sin capacidad, honestidad, eficiencia y sentido común.

Hasta ahora, no se vislumbra que en un futuro inmediato surjan esas cuatro cualidades para que aquellas esperanzas sean algún día realidad. Será cuestión de paciencia y tener fe.


0No comments yet
      GIF