Check the new version here

Popular channels

Chile, el gran refugio de la diáspora palestina

Se trata de la comunidad más grande fuera del mundo árabe








Después de meses de surcar mares y océanos, sobrevivir al hambre y cruzar los Andes, los jóvenes palestinos llegaron a Santiago de Chile. Era finales del siglo XIX y las crónicas cuentan que los aventureros hicieron fortuna. Tras regresar a su patria para casarse, viajaron de nuevo acompañados por sus esposas, amigos y hasta los abuelos. Hoy se estima que los descendientes de esa generación en Chile superan las 300 mil personas y conforman la mayor comunidad palestina fuera del mundo árabe.

"Llegamos huyendo de la guerra, buscando nuevas oportunidades y un mayor bienestar económico y social para los hijos", relata el comerciante Carlos Abusleme, cuyos padres se radicaron en Chile tras escapar de la persecución de los turcos otomanos a principios del siglo XX.
Gran parte procedía de los mismos barrios de las ciudades cisjordanas de Beit Jala, Beit Sahour o Belén."Fue una migración en cadena. Los recién llegados necesitaban a gente que les ayudara en sus trabajos y empezaron a traerse a sus familias, a la gente de su barrio y del mismo clan", explica el académico Eugenio Chahuán.

En ese período, el modelo de la economía chilena, basado en la producción agrícola, estaba transmutando hacia un sistema de producción capitalista, un contexto que, según Chahuán, "favoreció" a los palestinos, que aprovecharon la expansión de los negocios y se dedicaron al comercio y los textiles. Este impulso se plasma hoy en distintas multinacionales chilenas e instituciones como el Deportivo Palestino.

La adaptación no les hizo perder la identidad: en muchos hogares aún es común ver servirse hojas de parra, hummus y berenjenas rellenas. Sin embargo, algunos rasgos se perdieron. Uno de los más evidentes es el idiomático, pues tan solo 2.000 miembros de la comunidad continúan dominando el árabe. Ello no ha impedido que algunos jóvenes formen grupos musicales en los que interpretan canciones de su tierra, cuyas letras son incapaces de descifrar.
0
0
0
0
0No comments yet