Check the new version here

Popular channels

Clichés del progresismo, #15.

Clichés del progresismo, #15.

"Estamos destruyendo la Tierra y el gobierno debe hacer algo".

25 de JULIO de 2014 por SANDY IKEDA.



La gente a menudo se queja de que la humanidad está destruyendo la

Tierra; que el consumo insaciable y la producción implacable han arrasado

franjas irreemplazables de nuestro planeta, y que esas actividades deben

ser parar o que algún día todo se perderá.

Lo que hacer surgir la pregunta: Que quiere decir "destruir" algo?.

Cuando usted quema un tronco, el tronco es destruído, pero el calor, la

luz, humo, y las cenizas son creadas. Es en ese sentido que la física nos

dice que la materia no se crea ni se destruye. De modo similar, talar un

bosque destruye un bosque, pero en su lugar se generan casas, muebles y

suburbios.

La pregunta real es: Vale la pena?

Lo que la gente quiere decir generalmente cuando dice que la humanidad

está destruyendo el planeta es que el actuar humano causa un cambio que a

la gente no le gusta. Suena parecido a decir que mi esposa al comer una

tostada en el desayuno, está "destruyendo" la tostada. Pero si quisiera

la tostada para si, puede que no me refiera a esta acción de comer la

tostada como "destructiva". Es la misma acción, pero la interpretación

depende de tanto de la finalidad como del contexto.

Cuando un misil asola un edificio y mata a toda la gente en su interior,

puede que sirva a una finalidad política, aunque los amigos y la familia

de las víctimas y el dueño del edificio sufran con ello. La ganancia del

perpetrador es la pérdida de la víctima. En el reino de la política, la

ganancia de una persona es necesariamente la pérdida de otra. Le robamos

a Pedro para pagarle a Pablo; matamos a Juan para aplacar a José. Es un

juego de "suma cero".

En el reino de la economía, sin embargo, una cosa es destruida en la

medida que su pérdida sea útil para que alguien haga algo. Alguien puede

querer nivelar con una topadora mi querida casa solo por diversión. Si

esa persona me paga lo suficiente puede que le deje y es más, que esté

agradecido de que lo hizo. Si así pasa, y la gente lo hace en forma

voluntaria, entonces no hubo pérdida sino ganancia. Cada uno de nosotros

está mejor después que antes. El comercio ha creado algo: valor. Si están

equivocados, habrán destruído valor y sufrirán una pérdida, lo que les da

el incentivo de evitar cometer tales errores.

En el libre mercado, las ganancias se manifiestan así mismas en las

ganancias, o bien monetario o bien psíquico. Ahora, en el libre mercado

no es perfecto, a pesar de que algún profesor de economía hable de los

beneficios de la así llamada "competencia perfecta". La gente no tiene un

conocimiento completo o perfecto y cometen errores. Comercian lo que no

deben, o no comercian lo que deberían. Afortunadamente, las ganancias y

las pérdidas sirven de realimentación para guiar sus decisiones.

Hay otra fuente de imperfección en el mercado. La gente tal vez sea capaz

de tomar buenas decisiones pero o bien no comercien, o comercien

demasiado, porque el derecho a la propiedad de las cosas que les gusta

comercial no están bien definidos o no son efectivamente aplicados. En

tales casos sus acciones u omisiones crean costos que ellos no pagan o

beneficios que no reciben. El resultado de eso es que sus decisiones

terminan destruyendo valor.

El Si yo paseo libremente por el océano, por ejemplo, no pago por tirar

basura en él, entonces el océano terminará más contaminado de lo que

debería. Si hay una fuente de energía más limpia y más eficiente que los

combustibles fósiles, pero nadie puede usarla porque el estado impide su

uso (por ejemplo por prohibiciones o una carga impositiva muy grande),

entonces el valor que podría ser creado nunca verá la luz.

Nuestro sentido estético es parte de lo que nos hace humanos. Si deseamos

proteger un lago o valle del desarrollo porque pensamos que es hermoso,

cómo hacemos eso?.

Hasta cierto punto es posible hacer lo que hace Nature Conservancy y

comprar la tierra que queremos proteger, pero eso no siempre es posible,

especialmente cuando es controlada por el estado, el cual hace tratos

especiales con "amigos" de funcionarios en los así llamados desarrollos

mixtos público-privado. En todo caso, el mercado libre tampoco es

perfecto. El desarrollo económico y material bien puede que signifique

que algunos hermosos paisajes y recursos irremplazables deban ser

cambiados en formas que muchos no aprovarían.

Recuerden, aunque la economía nos enseña que una acción siempre es hecha

por alguien en pos de algo, no existen costos sin cuerpo, o beneficios, o

valores. En un mundo de escacés, Juan cree que salvar bosques es más

importante que salvar ballenas. Maria piensa lo opuesto. Si vamos a dejar

atrás nuestros desacuerdos sobre estética, especialmente diferentes

opiniones, que nos lleven a conflictos violentos, necesitamos encontrar

una forma de resolver nuestras diferencias pacíficamente, alguna forma de

transformarlas en interacciones que creen valor.

Imperfecto como puede ser, el libre mercado ha sido por lejos el método

más efectivo para hacer eso.

Gracias por comentar.
0
0
0
0
0No comments yet