About Taringa!

Popular channels

Clichés del progresismo, #1

Clichés del progresismo.

15 de ABRIL de 2014, por MAX BORDERS.



Cliché #1. La desigualdad de ingreso surge del las fuerzas del mercado y requiere intervención del gobierno.

La desigualdad está en todos lados. En la selva tropical, los árboles de caoba ocupan más agua y más luz del sol que el resto de las plantas y animales. En nuestros ecosistemas económicos, inversores y empresarios controlan más activos que el resto de nosotros. Nadie se preocupa por los árboles de caoba, y aún así hay una terrible preocupación por los ricos. En el caso de las economías y de los ecosistemas, sin embargo, hay muy buenas razones para una desigual distribución de recursos.

Las fuentes de algunas formas de desigualdad son mejores que otras. Por ejemplo, la desigualdad producto del capitalismo de amigos -o como Gene Epstein, editor de Barron dice, CRAPitalismo- es de seguro indeseable. Por lo tanto es importante que distingamos entre empresarios económicos y empresarios políticos: Los primeros crean valor para la sociedad, los últimos han encontrado cómo transferir recursos de otros hacia sus arcas, usualmente por medio de hacer lobby para obtener subsidios, favores especiales o leyes anticompetitivas. Si nos pusiéramos a desenredar y separáramos a los Crapitalistas de los verdaderos emprendedores, podríamos ver la diferencia entre los que hacen y los que quitan. Y la desigualdad producto de la iniciativa empresarial honesta, lejos de indicar que algo anda mal, indica un florecimiento general. En un sistema donde todo el mundo la pasa mejor por medio de actividades creativas y de intercambio, alguna gente va a volverse rica. Es una característica natural del sistema -un sistema que premia emprendedores e inversores por ser buenos administradores del capital. Por supuesto, cuando la gente no es buena administrando capital, entonces fracasa. En otras palabras, la gente que hace malas inversiones o que no sirve bien a sus clientes no va a ser rica, o no por mucho.
Siempre que oímos a alguien denunciando desigualdad, deberíamos preguntarnos inmediatamente,¿y que? Algunos de los más inteligentes (y algunos de los más ricos) de los EE.UU confunden su preocupación para con los pobres con su preocupación sobre los activos que controlan los ricos. Esto tiene su raiz en la mentalidad de la "suma cero" -la idea que que si una persona pobre no tiene, es a causa de que el rico tenga. Pero una persona sólo está mejor a expensas de los demás en el "capitalismo de amigos", no bajo las condiciones de empresas y el libre cambio.

Salvo que alguien haya hecho mucho dinero contratando abogados y lobbistas en lugar de investigadores y desarrolladores, la gente rica se vuelve rica creando mucho valor para mucha gente. Por consiguiente, la ausencia de gente súper adinerada sería una mala señal para el resto de nosotros -especialmente para los pobres, indicaría una de dos cosas: O bien muy poco valor ha sido generado (menos bienes en nuestras vidas, como Iphones o chocolates) o el gobierno se ha envuelto en una redistribución radical, removiendo los incentivos para que la gente se vuelva creadores de valor o administradores eficientes de su capital.

Cuando los recursos están quietos en inversiones o en cuentas bancarias, no están ociosos. En otras palabras, la mayoría de los ricos no apretujan sus millones debajo de sus colchones o se bañan con monedas de oro. En condiciones de estabilidad económica, esos recursos están constantemente trabajando en la economía. En condiciones más estables, una porción encuentra su manera de llegar a un restaurantero de digamos, Carolina del Sur en forma de un préstamo. Otra parte se le presta a una enfermera así ella puede comprar su primera casa. En circunstancias normales, todo esto es algo bueno. Pero cuando demasiados recursos son interceptados por el "Tío Sam" antes de que lleguen a los nodos de la red económica, serán devorados por la burocracia federal -un vórtice al que la prosperidad va a morir.

Debemos recordad también que, debido a nuestros mercados, muchos de nosotros vive como reyes. La diferencia en activos no es igual que la diferencia en estándar de vida, aunque la gente tiende a enfatizar esta última. El economista Don Boudreaux nos recuerda que la riqueza de Bill Gates puede ser 70.000 veces mayor que la suya. Pero acaso Bill Gates ingiere 70.000 veces más calorías que el profesor Boudreaux? Son sus desayunos 70.000 veces más sabrosos? son sus hijos 70.000 veces más educados? Bill Gates vivirá 70.000 veces más tiempo? Hoy en día, incluso el segmento más pobre de los EE.UU. vive mejor que casi todo el mundo en el siglo 18 y mejor que dos tercios de la población del mundo.

Cuando oímos gente despotricando contra la desigualdad, deberíamos preguntarnos: Esta gente está genuinamente preocupada por los pobres o están indignados por los ricos?. Acá es como podemos diferenciarlos: "cuando alguien gruña por la "brecha", pregúntele si estaría dispuesto a que los ricos sean mucho más ricos si eso significara una mejora en la condición de los más pobres entre nosotros. Si le responden que no, entonces le estará admitiendo que su molestia es por lo que tienen los ricos, no por lo que les falta a los pobres. Si responde que si, entonces la así llamada "brecha" es irrelevante. Usted puede continuar hablando sobre preocupaciones legítimas, como el cómo mejorar la condición de los pobres sin tener que pagarles para que sean guardias del estado. En otras palabras, la conversación seria que deberíamos estar teniendo es sobre la pobreza absoluta, no sobre la relativa.

En tantas y tantas discusiones sobre la desigualdad del ingreso, hay una dinámica emocional en proceso. Alguien se ve con menos que otro, y entonces surge la envidia. Tal vez vean que tienen más que otro y se sientan culpables. O quizás vean que alguien tiene más que alguien más, y sientan indignación. Envidia, culpa e indignación. Estas son el tipo de emociones que deben manejar nuestras políticas sociales?. Cuando empecemos a comprender los orígenes de la riqueza -empresarios honestos y administradores de capital en un ecosistema inherentemente desigual- aprenderemos a dejar nuestras emociones más primitivas detrás de nosotros.

Gracias por comentar sin insultar.
0No comments yet
      GIF