Canales populares

Como Argentina pasó de ser la 4ta potencia a la 59

A raíz de la expropiación de YPF por parte del gobierno argentino desde este blog nos venimos preguntando: ¿Por qué unos países son preferibles a otros para hacer negocios?, ¿En qué se parecen Argentina y Andalucía? y ¿Qué es el nuevo populismo de América Latina?. Todos estos posts han propiciado muchos comentarios a favor y en contra del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

En el post de hoy nos preguntamos ¿A qué se debe el deterioro económico de un país (Argentina) que en 1.900 tenía la 4ª renta per cápita del Mundo y en 2010 se situó en el lugar 59º?

En el libro “Economic Growth” de Robert Barro y Xavier Sala-i-Martin publicado por Mc Graw Hill (1995) aparece un cuadro sobre la evolución de la renta per cápita de 13 países del mundo seleccionados entre 1900 y 1987. Pues bien en el año 1900, Argentina tenía la 4ª renta per cápita entre esos países. Efectivamente en el año 1900, el PIB per cápita argentino era de 1.284$, bastante similar al de Canadá (1330$) o Alemania (1223$). Pero poco a poco Argentina fue perdiendo puestos. En 1913 ya ocupaba la 5ª posición (cuadro 1).

Un análisis más detallado y más amplio, obtenido del libro “La economía mundial, una perspectiva milenaria” de Angus Madison y publicado por la OCDE (2002) y ampliando con datos para el año 2010 del Banco Mundial también del PIB per cápita muestra que a lo largo del último siglo (1913 – 2010) Argentina es el país que, en cuanto a renta per cápita, tiene un peor recorrido (comportamiento). Efectivamente de 20 países seleccionados Argentina que ocupaba la 5ª posición del Mundo en 1913 (Madison) pasa a ocupar el lugar 20º según el cuadro 3 (estadísticas del Banco Mundial).

Un análisis de todos los países del Mundo (no solo con los 20 de la muestra que aparecen en los cuadros), hecho por el Banco Mundial muestra que en 2010 Argentina ocupa actualmente la posición 59º (9.124 $) a nivel mundial. Esta situación del país austral difiere bastante del pasado, en el que su PIB per cápita era bastante superior al de muchos países considerados ahora como referentes en cuanto a este indicador.







La Argentina de la primera mitad del Siglo XX

En 1950 del siglo pasado, el PIB argentino alcanzó los 4.987$ (cuadro 2), creciendo a una tasa anual del 2,75%, siendo una de las más altas de los países desarrollados del momento. EEUU creció durante la primera mitad del Siglo XX al 1,83% anual, Japón al 1,39%, Canadá al 2,17% y Alemania al 1,45%. Argentina ocupaba la 8ª posición.

Sin lugar a duda, la primera mitad del Siglo XX (cuadro2) fue bastante positiva en términos económicos para Argentina comparándola con el resto países desarrollados. Lamentablemente esta situación no se ha mantenido en el tiempo.



La Segunda mitad del Siglo XX

El cambio de rumbo de la economía Argentina, aplicado en los años 50 tras la llegada de Perón al poder, ha pasado una alta factura a los argentinos. Durante el período 1950-2010, la renta per cápita de Argentina ha crecido a una tasa anual del 3,3%, cifra superior a la tasa de crecimiento del anterior período, pero bastante inferior a la de países como EEUU (5,2%), Japón (6,8%), Canadá (6,1%) y Alemania (6,0%).

Esta evolución tan dispar hace que Argentina ocupe, en 2010, la 59º posición en cuanto a su PIB per cápita (9.154$), y que otros países como EEUU ocupen el 9º puesto (47.153$), Alemania el 18º (40.115$) y Japón el 16º (42.830).

¿Cómo se explica que países con niveles de renta inicial bastante aproximados tengan tan dispares tasas de crecimiento? ¿Qué puede hacer Argentina para mejorar la renta media de sus ciudadanos? ¿Tiene Argentina malas instituciones? ¿Fue el abandono de la estrategia exportadora (modelo agroexportador), a mediados del siglo pasado, por una política industrializadora de sustitución de importaciones?  ¿Fueron las políticas de Perón de nacionalizaciones de empresas privadas? ¿Fue la hiperinflación de Raúl Alfonsín? ¿Fue la política de privatizaciones de Carlos Menem? ¿Fueron los sindicatos? ¿Fue el Plan de Convertibilidad? ¿Fue el constante incumplimiento histórico de los compromisos firmados? ¿Ha sido el maltrato a los inversores extranjeros y la pérdida de confianza?  ¿Es la huida oportunista de los capitales autóctonos y que vuelven cuando se dan unas circunstancias más favorables? ¿Es la inseguridad jurídica de las empresas oferentes de servicios públicos utilizando diversas fórmulas, como congelaciones irracionales de tarifas o el establecimiento de impuestos abusivos a la exportación? ¿Han sido los piqueteros oficialistas?  ¿Por qué  la inversión directa internacional prefiriere recalar en países como Chile, México o Brasil?
0
0
0
0No hay comentarios