Check the new version here

Popular channels

Como hacer feliz a alguien y de paso a ti mismo.



Hola bienvenidos/as a un nuevo post! Ojala que lo disfruten!


Como hacer feliz a alguien

Hacer feliz a alguien simplemente por su bien puede ser una de las sensaciones más gratificantes del mundo. Alegrar el día de una persona, ya sea tu mejor amigo o la camarera que te atiende, puede traer un buen karma y también alegrará tu día. Para hacer feliz a alguien tienes que ser genuino, abierto y estar dispuesto a esforzarte para marcar una diferencia.



Apoya a tus amigos emocionalmente. A todas las personas les gusta saber que las aman y que las aprecian. Anima a tus amigos a seguir sus sueños, sobre todo si nadie más lo hace. Encuentra una manera de decirles lo mucho que significan para ti, incluso si tienes que hacerlo casual o discretamente. Sé bondadoso y compasivo en todas tus relaciones. El simple hecho de estar ahí para tus amigos, ya sea que tengan un problema importante en sus vidas o están preocupados por su situación laboral, posiblemente sea lo mejor que puedes hacer para que sean más felices.
Otra manera de apoyar a tus amigos emocionalmente es hacerles saber cuándo son autodestructivos. Si están en una relación dañina, hacen malas elecciones de vida o malgastan sus talentos, encuentra una manera gentil de discutir el tema. Ya sea que te escuchen o no, es asunto de ellos, al menos te tomaste el tiempo para ser honesto.




Anímalos cuando estén deprimidos. Sonríeles y si tienes una relación cálida con un amigo en especial, dale un abrazo. Haz algo tonto como construir un fuerte de cobijas, organizar una pijamada o hacer boligoma, especialmente si estás “demasiado viejo” para este tipo de cosas. Haz una colección de fotos adorables, videos y regalos y será casi imposible que tu amigo no se sienta mejor después de echarle un vistazo.
Por supuesto, ser tonto no hará que una persona se sienta más feliz en cada situación, pero vale la pena intentarlo. Tu amigo apreciará que realmente estás dispuesto a esforzarte para hacerle sonreír.
Si tu amigo está realmente triste, a veces la mejor manera de animarlo es simplemente estar ahí para él, como un hombro en el cual llorar. No te presiones demasiado para hacer una actividad ridícula para que tu amigo se sienta mejor si su estado anímico no es el adecuado.




Sé un buen oyente. Una manera fácil de hacer que alguien se sienta apreciado y valorado es simplemente escuchándolo. Trata de entender sus pensamientos y ponerte en su lugar. Hazle preguntas reflexivas, no lo interrumpas y si no entiendes algo, pregúntale en vez de seguirle la corriente. Tal vez tengas un amigo que siente que no recibe la suficiente atención y que realmente necesita alguien que lo escuche. Tú puedes hacer feliz a esa persona al estar ahí y hacer un esfuerzo para escucharla de verdad.
Para realmente escuchar a tu amigo, gira tu cuerpo hacia él, haz contacto visual y no le des consejos a menos que te lo pida. Haz que tu amigo vea que estás totalmente concentrado y estás ahí para ayudarle a que su vida sea mejor, no para juzgarlo.
Deja tu teléfono de lado cuando tu amigo te esté hablando para demostrarle que le estás prestando la atención que merece.




Dale un regalo significativo. Tomate tiempo para elegir un regalo especial que sea adecuado para tu amigo. Mientras más pienses en el regalo, mejor será desde el punto de ser una expresión de energía positiva y de consideración. Regalale a tu amigo algo que realmente le guste o que necesite en lugar de darle algo al azar. Puede ser un álbum poco conocido de su banda favorita o la primera edición de su novela favorita. Hacer un esfuerzo para encontrar algo verdaderamente único para tu amigo hará que se sienta feliz al instante.
Si bien darle a tu amigo un regalo significativo en su cumpleaños o en los días festivos puede crear una impresión positiva, a veces no hay nada que haga más feliz a una persona que darle un regalo sin ninguna ocasión en especial.

Llama a un amigo solo para saludarlo. Una manera de hacer feliz a un amigo es llamarlo solo para saludarlo. Este pequeño gesto puede marcar una gran diferencia y puede mostrarle a tu amigo que realmente te preocupas por él y quieres saber qué está pasando en su vida. Llámalo cuando tengas unos minutos y pregúntale cómo le va en su día y qué ha estado haciendo en el trabajo, en la escuela o con sus amigos. Tómate tiempo para interesarte en tu amigo sin querer algo a cambio y verás que alegrarás su día.


Ayuda a un ser querido simplemente porque sí. Otra manera de hacer feliz a una persona es ofrecerle un poco de ayuda. Esto no significa que tienes que hacer algo superintenso o solamente ayudarlo durante épocas difíciles. Si el/ella tiene un día ajetreado, llévale el almuerzo u ofrécete a pasear a su perro por la mañana. También puedes darle un aventón al trabajo si sabes que su carro está en el taller o ayudarle a instalar esa mesa que ha estado apoyada en su pared por semanas. Incluso hacer un esfuerzo para ayudarlo con cosas pequeñas puede dibujar una sonrisa en su rostro.

Di algo bueno acerca de tu amigo a sus espaldas. Otra manera de hacer que tu amigo sea feliz es elogiarlo en la presencia de otros amigos cuando él no esté. En lugar de chismosear o ser malo, difunde la positividad y di algo agradable sobre uno de tus amigos, ya sea que elogies su sentido de la moda o sus habilidades increíbles con la guitarra. De esta manera, tu amigo se sentirá feliz cuando lo escuche. Ten seguridad de que así como se enterará del chisme negativo, tu amigo se enterará si dices algo amable acerca de él a sus espaldas

Hornea algo. Hornear algo es una gran manera de hacer que tus amigos sean felices. Tomarte el tiempo para hornear galletas con chispas de chocolate, pan de plátano, pasteles de manzana y otra de sus golosinas favoritas, definitivamente hará que tu amigo se sienta feliz y además apreciará el esfuerzo que haces para alegrar sus días. Incluso puedes dejar las delicias horneadas en el escritorio de tu amigo o en la entrada de su casa para darle una sorpresa extra.

Hace feliz a tus padres



Sé digno de confianza. Cumplir una promesa de vez en cuando no es tan significativo como mantener tu parte del trato en las cosas diarias. Haz una política de honestidad. Incluso las mentiras blancas puedes sentirse como pequeñas traiciones. Asegúrate de que tus acciones reflejen tus palabras y viceversa. Si quieres hacer felices a tus padres, entonces una de las mejores cosas que puedes hacer es ser digno de su confianza.
Tal vez tus padres pasen mucho tiempo preocupándose por el hecho de que no eres muy abierto con ellos. Lo mejor que puedes hacer es mostrarles que quieres hablar con ellos acerca de las cosas que están sucediendo en tu vida.
Si tus padres sienten que tienes una relación honesta con ellos y que no les ocultas nada, entonces los harás muy felices.




Dedícales tiempo. Demuéstrales que no solo te importan, sino que también disfrutas su compañía. No se necesita mucho: empieza por apagar la televisión, sentarte a su lado y hablar. También puedes invitarlos a salir un rato a jugar bolos, nadar o hacer otra cosa divertida y activa. El tiempo con tu familia no tiene por qué ser aburrido; de hecho, ¡puede ser tan divertido como quieras que sea! No importa si salen a buscar un nuevo restaurante italiano o juegan charadas. Tus padres querrán pasar tiempo contigo más que cualquier otra cosa y estar con ellos los hará muy felices.



Haz que se sientan apreciados. Elógialos sinceramente diciéndoles algo que te gusta de ellos. Haz que tus padres sientan que no los das por sentados y que realmente estás muy agradecido por todas las cosas que hacen por ti. Nunca dejes pasar un día sin darles las gracias y sin mostrarles que no hubieses podido hacer nada sin ellos. Tus padres se sentirán muy felices porque verán lo mucho que los aprecias.


Sé feliz. Una manera de hacer felices a tus padres es hacer un esfuerzo para ser una persona feliz, ya sea que esto signifique encontrar el amor, una carrera significativa o perseguir un pasatiempo que te haga feliz. Los estudios demuestran que los padres están tan involucrados en la felicidad de sus hijos adultos de la misma manera en que lo están cuando son jóvenes. Por lo tanto, siempre debes esforzarte para ser feliz y demostrar tu felicidad si quieres hacer que tus padres sean felices.
Es muy fácil llamar a tus padres para quejarte de tu trabajo u otros aspectos molestos de tu vida. Sin embargo, también debes llamarlos para hablar de las cosas que te gustan. Es importante ser honesto, pero poner una buena cara tampoco te hará daño.


Ayuda en la casa. Otra manera de hacer felices a tus padres es ayudar tanto como sea posible en la casa. Esto no significa que hagas tus quehaceres con anticipación, sino que vayas más allá y hagas algo que no esperan de ti, como lavar la ropa adicional, limpiar los mostradores de la cocina o incluso pasar la aspiradora por tu casa cuando tus padres no estén. Ellos realmente apreciarán el esfuerzo extra que haces y estarán muy felices.

Prepárales una buena comida. Otra cosa que puedes hacer para hacer felices a tus padres es sorprenderlos con una buena comida casera. No tienes que hacer algo muy complicado; de hecho, un simple plato de pasta con una ensalada y pollo o pescado estará bien. Lo importante no es preparar una comida gourmet, sino tomarte el tiempo para ayudar a tus padres y cocinar para que ellos no tengan que preocuparse por hacerlo ese día.

Sé afectuoso. Darles a tus padres un poco más de cariño les puedes hacer muy felices. Un simple abrazo, un beso en la mejilla, una palmada en la espalda o cualquier gesto cariñoso (por más pequeño que sea) realmente puede ayudar a alegrar sus vidas. Tal vez te encuentres en la edad en donde crees que no es genial ser afectuoso con tus padres, pero tienes que superar esto y darles el amor y el afecto que necesitan si quieres que sean felices.

Sé amable con tu hermano. Si quieres que tus padres sean felices, entonces una de las mejores cosas que puedes hacer es desarrollar una relación positiva con tu hermano o hermanos. Tomarte el tiempo para ser amable con tu hermano o hermana puede hacer que tus padres se sientan felices por el hecho de que sus hijos se llevan bien y además puede hacer que las cosas en la casa simplemente marchen sobre ruedas. Si eres el hermano mayor, hacerte cargo de algunas de las responsabilidades de tu hermano menor también puede hacer que tus padres se sientan más felices porque tendrán menos de qué preocuparse.

Ponte en contacto con ellos solo por si acaso. Tal vez tus padres están acostumbrados a que los llames cuando necesites algo o tengan la respuesta a una de tus preguntas. Si quieres hacerlos felices, entonces debes llamarlos solo para saludarlos y preguntarles cómo les va. Se sentirán apreciados y cuidados y estarán felices porque te tomaste el tiempo para hablar con ellos solo porque querías, no porque necesitabas algo.

Haz felices a extraños o a tus conocidos




Haz actos de bondad al azar. Llama o envía un mensaje de texto o correo electrónico a esa persona simplemente para decirle que estás pensando en ella. Envía una carta escrita a mano, dibujos animados o una foto linda por correo. Hoy en día, hay tan pocas personas que usan el correo que se está convirtiendo en un auténtico lujo. Elige una flor para esa persona, ayúdale a llevar sus víveres u ofrécete a hacer algo grande.



Haz reír a los demás. La risa alivia la tensión y es maravillosamente contagiosa. El simple hecho de hacer un esfuerzo para hacer bromas ingeniosas cuando vas a comprar tus alimentos o esperar en la cola para comprar una entrada de cine puede dibujar una sonrisa en la cara de una persona. Si no te sientes inspirado, encuentra algo divertido en línea y envíale un correo electrónico con el contenido. Lo más importante es demostrar que no eres demasiado serio y que estás dispuesto a intentar nuevas cosas para hacer reír a los demás.

Haz contacto visual y saluda a esa persona. Esta es una manera pequeña y sencilla de marcar una diferencia en la vida de alguien. El simple hecho de hacer contacto visual con una persona puede hacer que se sienta valorada y saludar puede alegrar el día de cualquiera. Uno nunca sabe lo que está pasando por la mente de una persona y saludarla y hacerla sentir especial solo por un momento puede ser el impulso de felicidad que necesita para el resto de su día.

Dona tus cosas. Otra forma de hacer felices a los demás es donar tus prendas de ropa, tu vajilla y otros artículos que ya no necesitas con el fin de ayudar a las personas que realmente podrían utilizarlos. No tienes idea cuánto impacto tus prendas de ropa o platos viejos pueden tener en la vida de una persona que realmente los necesita. Ten por seguro que al donar tus cosas harás feliz a alguna persona en algún lugar, incluso si no la puedes ver.

Haz un buen cumplido. Puedes hacer sonreír a una persona o hacer que se sienta más feliz simplemente haciéndole un cumplido sencillo. Siempre y cuando tu cumplido sea sincero y amable, harás la vida de alguien más un poco mejor. Todo lo que tienes que hacer es decirle a una persona que te gusta su collar, que tiene una sonrisa bonita o que te gustan los pantalones funky que lleva puestos. Siempre y cuando no te pases de la raya o incomodes a alguien, hacer un buen cumplido puede hacer feliz a la gente de manera instantánea.

Difunde tu energía positiva. Otra manera de hacer feliz a los demás es simplemente ser feliz y difundir tu energía positiva y tu alegría a las personas que te rodean. Ten una sonrisa en tu cara, habla de las cosas que te gustan, haz comentarios positivos acerca de tu entorno y haz que otras personas se sientan bien consigo mismas. La felicidad es contagiosa y si te esfuerzas en difundir alegría a las personas a tu alrededor, es más que seguro que la recibirán con los brazos abiertos.


Consejos:

*Haz una sorpresa para tus amigos sin ninguna ocasión en especial.
*Hazle saber a tus amigos que te sientes cómodo estando con ellos. Por ejemplo, dile: “¡Vera! ¡Te quiero!”, “¡Te extrañé!”, “¡Me encanta estar cerca de ti!”, “Es tan bueno estar aquí contigo”, etc. ¡La otra persona apreciará el hecho de que la aprecias! Di cualquier cosa dulce que realmente sientas en tu interior. Harás que esa persona sonría física y mentalmente, ya que sabrá que viene desde el fondo de tu corazón.
*Sé feliz. Con esto, les das a las demás personas el siguiente mensaje: “¡Sé cómo ser feliz, síganme!”. Puede hace que su tristeza desaparezca y se pongan en contacto con su deseo de disfrutar en lugar de derramar lágrimas.
*Lleva a tu amigo o amiga al zoológico, ¡especialmente si ama a los animales!
*Si tus amigos no quieren hablar acerca de un tema, no hagas que se enojen tratando de averiguar qué los molesta. Di algo como: “¿Qué harás este fin de semana?” o algo similar.
*Invita a tus padres al cine para ver una película familiar. Trata de ser amable y cómprales bocaditos.
*Un simple abrazo o un cumplido es suficiente para alegrarle el día a alguien. Si no quieres hacerlo feliz drásticamente, haz una de estas cosas sencillas.
*Sacrifica parte de tu tiempo si se trata de una persona triste o deprimida.
*Asegúrate de que tu amigo sepa que estarás ahí pase lo que pase.
*Ríete de las bromas de las personas. Es muy vergonzoso estar en un grupo, hacer una broma y que a nadie más le resulte divertido, así que por lo menos trata de sonreír.


Espero que les haya gustado!


Adios

Vale*

0
0
0
0No comments yet