Check the new version here

Popular channels

¿Cómo hacerse rico?


Para ser rico no hay fórmulas secretas. Ser rico está al alcance de todo el mundo, o por lo menos, de casi todo el mundo. Sólo hay que hacer un trabajo de introspección, un viaje interno de auto-conocimiento, y tomar una decisión. La decisión de ir a la librería más cercana y obtener un ejemplar de mi nuevo libro “hágase rico en 10 pasos”, el best-seller de mayor éxito en las librerías, que sale a la venta el próximo jueves.
Pero no se preocupen, que en un paroxismo de bondad he decidido resumirles aquí la fórmula imbatible, insuperable, inigualable de la riqueza. Sólo les pido que, si lo logran, me manden un regalito (me gustan los anillos). Aquí van.
1- La Decisión: Sí. En mayúscula. Porque si únicamente si están seguros, muy seguros, totalmente convencidos de que quieren, desean, necesitan, se retuercen por tener la biyuya loca, lo van a poder lograr. Esto tiene que ser su norte, la razón por la que se levantan todos los días. Nada, y digo NADA, puede desviarlos de su objetivo de hacerse ricos. Si esta regla no se cumple, es al pedo que sigan leyendo.
2- No lo deje al azar: El Telekino, el Loto, el casino, el bingo, son para los perdedores. Un rico de los que se precian no gasta ni un peso en el almacén para el sorteo navideño de la canasta con un turrón duro, garrapiñada del año 98 y ananá fizz. Ni en la rifa del colegio de los sobrinos. Cada peso ganado ahora tiene un objetivo claro: invertirlo en producir más pesos. No sea gil.
3- Arregle su vida social: esto debe hacerlo ya. Si tiene 15 años, mejor. El círculo social que Ud frecuente es indispensable para su crecimiento económico. Aunque tenga que juntar cartones durante un año o robarle a la abuelita para comprarse una pilcha decente y tener unos pesitos para gastarlos como si nada en un lugar top; eso no será gastar, sino invertir. Los asados y las juntadas con los amigos o compañeros pobres déjelos para la grasada, para los que gustan de placeres sencillos como ir a la cancha o a jugar al pool. Sólo rodéese de personas que le vayan a servir para su objetivo. Si Ud es hombre, elija una señorita tímida y no muy popular pero con un padre rico, enamórese lo más que pueda, llénela de galanterías, júrele amor eterno y trabe relaciones con su familia lo más profundas posibles. No se preocupe, en el futuro Ud tendrá cuanto gato tetón desee, pero ahora no es tiempo de placeres sino de trabajo duro. Si Ud es mujer, lo mismo pero al revés. Cuide mucho su apariencia personal, cada peso inviértalo en su imagen, búsquese un chico tímido con familia acomodada y ¡comience a trepar! Que ya vendrán los chongos jovencitos sedientos de fama y fortuna. Este paso es tan importante que si no está dispuesto a tomarlo, las posibilidades de ser rico disminuyen un 50%. Así que ya sabe.
4- Póngase las rodilleras: para llegar a ciertos círculos hay que entrar un poco de rodillas, pero con cierta gracia o desparpajo. Dicho de otro modo: chupe-pijas, pero que no se note la desesperación por hacerlo. Que no lo pillen mirando las braguetas con la baba colgando, ¿se comprende? Algunas actividades incluyen mudanzas, ser caddy, niñero/a, comprar regalos en-nombre-de, festejar chistes, poner en ridículo a los otros arrodillados, tapar pirateadas. Sea creativo. Vuélvase indispensable, el Smithers de su jefe/a, alguien a quien él decida salvar si el barco se hunde. Pero deje algo de aire para, en caso de ser necesario, tirarlo por la borda. No debe ser un Smithers visible, porque eso opacaría su futura imagen de líder. No sabemos cuánto tiempo el líder va a ser líder… y hay que prender velas a más de un santo.
5- Exprima cada centavo: en el camino a la riqueza, cada centavo debe ser invertido. Nada de darse placeres. Si toma vacaciones, que sea en la cabaña de al lado de su próximo socio o inversionista o vendedor de lo que Ud quiere comprar. Si compra una casa, que sea un sucucho pero en un lugar exclusivo. Si va a comer algo rico, que sea para cultivar una amistad de esas que dan fruto. Hacerse rico es un trabajo de 24 horas ¡los 365 días del año!
6- No es para usted cumplir con el fisco: Los impuestos que los paguen los asalariados comunes, total, sólo van a parar a un bolsillo que no es el suyo. Una empleada no necesita que todos sus jefes le paguen la jubilación, y si usted es su único empleador, bueno, al fin y al cabo existen cosas más importantes que hacer son su dinero. Con un poco de sugestión psicológica, puede convencer a sus empleados que no merecen un sueldo en blanco, que pueden perder su trabajo en cualquier momento, que son tan ineptos que no les van a dar trabajo en ningún otro lado. Ojo: algo hay que poner, por más odioso que sea y por más que retrase el amarrocamiento. A nadie le gustan los evasores, y nadie sabe en qué momento un traidor resentido hdp nos puede mandar al muere. Pero con un contador amigo, podemos pasar por monotributistas clase B aunque tengamos casa quinta con pista de aterrizaje. Consejito: donar una parte de las ganancias a instituciones de caridad es una buena forma de zafar de varios impuestos.
7- Deje de lado los escrúpulos: no sólo no los necesita, sino que son un estorbo en el camino a hacerse rico. Cualquiera sea el rubro que maneje, hay mucha plata ahí pidiendo ser tomada por el primer oportunista que haya, si no es Ud, será otro. Así que a no arrugar, ponga cara de piedra, compre muy barato y venda muy caro. Esto sólo es posible si la imagen personal es impecable, tiene que cultivar un gesto bonachón y debe adecuar su vocabulario al del interlocutor, si está con alguien humilde, hable como si recién saliera de hombrear bolsas de cemento; si está con alguien estudiado, use su catálogo de palabras rebuscadas. Usted debe sacarle los bienes a la gente como si le hiciera un favor y vender en el mismo tono.
8- Búsquese socios: Los socios son muy útiles, pero deben ir cambiando, a menos que encuentre el “socio de su vida” de la misma calaña que usted. Pero mientras se va ascendiendo, los socios deben ser descartables, aunque suene un poco violento. Son ideales para hacer el papeleo y el trabajo de hormiga, mientras Ud consigue los trabajos y hace las relaciones públicas. Esto es esencial para que, en una eventual ruptura, tome la delantera y lo deje a él como el culpable y el estafador, que lo engañó en su buena fe.
9- Nunca se quede quieto: el estancamiento no es para los ganadores. Es para la gente común, que tiene 5 hijos, 8 perros y viaja en un 505. Los negocios pueden ser extremadamente rentables, por un tiempo a veces largo, tanto mejor. Pero en caso contrario, ya tiene que tener otros proyectos en marcha. Así es más fácil ser más frío con los números: si una empresa siempre rindió 100 y empieza a rendir 80, ¡es el principio del fin! A vender, o mejor aún, a endeudarla para enriquecer sus otros negocios y luego declararla en bancarrota. No hay manera de perder para un empresario poderoso.
10- No hay límites: Los que haya son suyos y debe hacerse cargo. Mucha gente ha amasado su fortuna vendiendo seguros inexistentes, comprando propiedades a gente enferma o muy pobre que necesitaba dinero urgente, asesorando mal a empresarios y luego comprando la empresa venida a menos, vendiendo a las escuelas leche vencida, vaciando empresas estatales, administrando una red de niños que piden limosna, regenteando un prostíbulo, siendo pirata del asfalto; o cosas más productivas como tener una empresa de telefonía, una clínica prestigiosa, una academia de inglés, una distribuidora de productos alimenticios con mejores precios.  Es cuestión de elegir un rubro equis, cualquiera sea, según sea su vocación o campo en el que se maneje. Pero hay que darle para adelante como un toro, ciegamente, y aprender de los errores.
TIP EXTRA: Si usted sueña con que alguien va a venir a proponerle el negocio de su vida y con mucha suerte y poco esfuerzo va a hacerse rico en pocos años: olvídelo. Lo más probable es que, al contrario de su fantasía, sea carne fresca para el verdadero negociante que reúne las características que arriba se mencionan. Y recuerde que no va a venir como un desconocido, sino como un amigo. Se lo va a coger sin que se dé cuenta, y tan bien, que va a quedar puchereando porque no lo llamó más.
0
0
0
2
0No comments yet
      GIF
      New